Un Villano de Madrid

    La ETA que queremos

    SI alguien pretende justificar a grupos parapoliciales tomándose la justicia por su mano, fueron autores de la muerte del conserje que abrió la mencionada carta bomba a El Papus, de embarazadas, de taxistas y de varias personas más a las que acusaban de pertenecer a organizaciones armadas vascas o izquierdistas.

    Los deportes de contacto no son Topuria

    Yo no he visto, o no tengo noción de ello, una campaña de promoción de ningún deportista tan intensa y súbita como ha habido con este georgiano —¡Ay, perdón! Que oficialmente tenemos que hacer como si ya fuera español—.

    La alternativa

    Escribo mi segundo artículo en condiciones de confinamiento, y por desgracia, me temo que todavía quedan unos cuantos. No cabe duda de que lo...

    Escribamos como ABC

    esto es sólo un ejemplo, pero como no quiero extenderme les escribiré una crónica con todo lo que sé de los sucesos de Ferraz al estilo de la que hubiera escrito ABC sobre la Batasuna de los 80 y 90 cuando se trataba de la Kale Borroka y no de la Caye Borroka

    El enemigo de la España de dentro de dos meses

    En menos de dos meses, de persistir San Juan en su empeño, aparecerá criminalizado en todas las cabeceras de los medios patrios.

    Sí, todo esto estaba ahí

    Lo público y lo privado funcionan juntos perfectamente, sin dogmas, dando cada uno lo mejor de nosotros mismo. Y ahora mismo estamos en...

    La medida definitiva

    Lo cierto es que que yo sepa a la Alemania nazi la paró la derrota en la guerra y los juicios de Nüremberg, no una exclusión de Eurovisión

    Goodbye, Montero.

    A mí, personalmente, la labor de Montero me ha transmitido dos defectos muy perjudiciales en un ministro. El primero, la suprema ingenuidad que esta niña mimada ha dejado en múltiples momentos. El segundo, el afán de protagonismo desmedido que ha mostrado hasta el final

    A elecciones sin un programa

    Creo que es tendencia: ahora ya no es necesario llevar un programa a unas elecciones. Basta soltar dos o tres palabras llamativas y rimbombantes, o una en el caso de Ayuso, y eso puede darte la mayoría. O mejor dicho, se la puede dar a la derecha.

    Goodbye, Borbones

    «Tengo la sensación de que no vamos a una tercera república, sino a una segunda república bis» (Oído a un señor en la cuesta de...