Casa Tomada

    Feliz Día de la Victoria contra el fascismo

    Como cada año desde 1945 podrán verse símbolos del enemigo derrotado en Moscú, pero si hasta ahora eran de la Alemania nazi hoy se...

    Les doy un dato: los contratos de venta de armas a Israel

    (Este artículo es una relación de datos objetivos que pueden buscarse con una simple conexión de internet). En la noche de ayer Israel ha bombardeado...

    Por qué las protestas de estudiantes en USA no son una primavera ni una...

    No importa que gobierne Trump o Biden. Si en el 2020 Trump apelaba a la ley y el orden para reprimir con violencia las...

    El amor en tiempos del genocidio

    Sucede que cuando uno participa mucho tiempo en los partidos y sindicatos mayoritarios, se suele nublar la capacidad de análisis y tiende a verlo...

    Al Escudo Social lo atropelló una tanqueta

    Se acordarán de Raquel González, @RaquelRp39 (acceso a caja de resistencia en su perfil), la limpiadora de Puerto Real (Cádiz) que en noviembre de...

    Leninismo contra la guerra. Paz, pan y tierra

    Tal día como hoy, un 22 de abril pero de 1870, nacía Lenin. Lo recordamos hoy además en un aniversario de cifra redonda, pues...

    Dos semanas de acampada del SAD ante el Ayuntamiento de Sevilla

    14 son los días que cumple hoy la acampada que las trabajadoras de la plantilla del SAD (Servicio de Atención Domiciliaria) llevan realizando desde...

    La noche en que el decadente imperialismo tembló ante la resistencia

    Los sucesos de la noche de ayer, tras la respuesta de Irán al atentado del régimen de Israel a la embajada iraní en Damasco,...

    Acumulación de capital en el Servicio de Atención Domiciliaria (I)

    La protesta de las compañeras del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD) de Sevilla, que llevan más de una semana realizando una acampada permanente frente...

    Credo del materialismo dialéctico

    El romano imperialista, puñetero y desalmado, que lavándose las manos quiso borrar el errorCredo, canción de Carlos Mejía Godoy Pocas fiestas encienden más mi odio...