Un Villano de Madrid

    Cuando el fútbol nos enseña

    Les invito, por una vez en este medio, a tratar de su condición de aficionados al fútbol, si es que lo son. Si es...

    Sin duda, era El Más Grande.

    Cuando escribo mi cuarto artículo en situación de confinamiento, sin ignorar la dureza y crueldad de la pandemia, parecemos tener los primeros motivos no...

    No cuenten conmigo

    Comprendo si, tal y como nos dan los informativos el parte del exterminio, esto que voy a decir les sorprende pero la respuestas es: NO, ISRAEL NO TIENE DERECHO A DEFENDERSE EN PALESTINA

    Movimientos sociales fantasma

    Si hacemos memoria de los últimos días, seguramente dos acontecimientos nos acudan en seguida a la cabeza. Primero, la crisis desatada por el famoso...

    Es hora de despertar a la fiscalía

    Arnaldo Otegi declaró el miércoles de la pasada semana que no es necesario ningún acto más en memoria de las víctimas de ETA. Ya...

    Sobre Bildu, violencia y el lenguaje de la calle

    s dicen que el mensaje no queremos Falcon, ni que se rompa España, ni que venga Bildu es lo que entiende la gente. Bueno, pues hablemos ese idioma.

    Capitalistas cigarra

    Así ya lo sabe, si usted no llega a fin de mes no es que los alquileres estén caros —adquirir una vivienda en núcleo urbano parece que ya pasó al terreno de las utopías—, que las grandes superficies hayan inflado de forma obscena los precios —pobrecitos, el malvado Putin los obligó a esa medida, ellos no querían— o que pese a las subidas del salario mínimo el trabajador medio siga cobrando poco y mal, que va

    La medida definitiva

    Lo cierto es que que yo sepa a la Alemania nazi la paró la derrota en la guerra y los juicios de Nüremberg, no una exclusión de Eurovisión

    Malismo

    «Ahora parece abundar un fenómeno inquietante: algunos votantes y medios de comunicación parecen enaltecer y fomentar la crueldad, el abuso y los ataques contra adversarios políticos o determinados colectivos».

    Terroristas y golpistas, hechos y opiniones

    Alguna vez me he referido ya en esta columna a la perversión de las palabras libertad, y sobre todo, opinión. Este último es uno...