Un Villano de Madrid

    Capitalistas cigarra

    Así ya lo sabe, si usted no llega a fin de mes no es que los alquileres estén caros —adquirir una vivienda en núcleo urbano parece que ya pasó al terreno de las utopías—, que las grandes superficies hayan inflado de forma obscena los precios —pobrecitos, el malvado Putin los obligó a esa medida, ellos no querían— o que pese a las subidas del salario mínimo el trabajador medio siga cobrando poco y mal, que va

    Nicaragua: 82 años de historia borrados de la memoria

    Para tragarse la bazofia que nos vende actualmente el aparato intoxicador sistémico, sencillamente hay que ignorar toda la historia del país centroamericano en los últimos 82 años

    Las víctimas más olvidadas de las guerras

    Hay quien ha comentado que el efecto más pernicioso de las guerras, lo realmente monstruoso, es obligar a determinadas personas a hacer cosas que...

    La farsante de Mahattan

    Les confieso que en algún momento llegué a tener fe en la reacción popular que se desató en USA tras el bárbaro asesinato de...

    Mientras no ardía ninguna tarjeta

    Lunes 25 de mayo de 2020. El país lleva casi dos meses de pesado confinamiento, y la situación es dura, aunque habiendo ya signos...

    Publicitar las vergüenzas

    Los responsables de cualquier tropelía pueden pasárnosla continuamente por la cara, incluso construir monumentos a su inoperancia, y esta será la mejor manera de ocultar su responsabilidad.

    El enemigo de la España de dentro de dos meses

    En menos de dos meses, de persistir San Juan en su empeño, aparecerá criminalizado en todas las cabeceras de los medios patrios.

    Políticamente incorrectos

    «El desacuerdo no es censura, censura es que te vaya a buscar la policía a tu casa a causa de tu obra»

    Cosas que no veremos con Israel

    Me dejó este twittero pensando cómo quedarían ciertos platos habituales en nuestra mesa de aplicarse su idea: palestinas verdes rehogadas, palestinas a la riojana, palestinada asturiana...

    La pausa de Isidro Gato De La Almudena

    Mientras se la servían, Gato De La Almudena se fijó en la pantalla de plasma del establecimiento, por la cuál retransmitían el debate sobre el Estado de la Nación. Era el turno del grupo mixto.