Un Villano de Madrid

    Las orcas son ETA

    ¿Será posible que los únicos con conciencia de clase sean una manada de cetáceos?

    Carta a un nazi a la fuerza

    Nadie te ha amenazado con meterte en un campo de concentración, nadie te ha encañonado con un arma, secuestrado a tu familia ni te ha torturado para que tengas que envolverte en símbolos nazis y gritar proclamas xenófobas, racistas, clasistas, etc. Nadie, repito, te ha obligado. Lo has hecho tú porque eres un ser despreciable

    Sobre Bildu, violencia y el lenguaje de la calle

    s dicen que el mensaje no queremos Falcon, ni que se rompa España, ni que venga Bildu es lo que entiende la gente. Bueno, pues hablemos ese idioma.

    Madrid sin Madrid

    Si usted es de fuera de nuestra comunidad probablemente se haya sentido ninguneado con la atención preferente de nuestra presidenta autonómica o, más bien, la jefa de ese grupo de oposición al gobierno central que tenemos donde debería estar el ejecutivo regional, pero sepa que muchos madrileños estamos igualmente hasta la coronilla de hablar de las listas de Bildu.

    Yuri Gagarin era un pionero, Elon Musk es un idiota

    No digo que los conductores de coches Seat no cometan ninguna imprudencia o falta, pero sí que de acuerdo a mis observaciones los propietarios de ese tipo de vehículos que son en sí mismos una declaración de pertenencia a la clase propietaria se creen que están por encima de las normas.

    Misterios del Madrid oculto: los comerciantes de Sol y Gran Vía

    Quienes han visto a estas criaturas las describen como un hatajo de almas en pena que trabajan febrilmente en la Puerta del Sol y otras calles del centro de nuestra querida villa medieval, hoy convertida en gran ciudad y capital, haciendo viables pequeños comercios que dan de comer a muchas familias desvalidas.

    Tamames, la luna y el dedo de Yolanda Díaz

    Estamos acostumbrados a ver que quienes más usan términos como ideológico, político, etc, como descalificación suelen ser cargos políticos y siempre del mismo lado del espectro.

    El experimento 11 m

    Es legítimo considerar que el 11 M convirtió a España en campo de pruebas de las nuevas estrategias de las derechas que hoy todos tienen en mente desde la aparición de Trump, Bannon y las ahora conocidas como fake news

    Capitalistas cigarra

    Así ya lo sabe, si usted no llega a fin de mes no es que los alquileres estén caros —adquirir una vivienda en núcleo urbano parece que ya pasó al terreno de las utopías—, que las grandes superficies hayan inflado de forma obscena los precios —pobrecitos, el malvado Putin los obligó a esa medida, ellos no querían— o que pese a las subidas del salario mínimo el trabajador medio siga cobrando poco y mal, que va

    El chollo antisandinista

    Lo cierto es que el terrible dictador Daniel Ortega acaba de crearles un negocio no ya del que vivir, sino del que obtener beneficios toda su vida