Escape Room (mal)

0

Hace unos meses escribía sobre el derecho al ocio en este mismo medio. Cosa indispensable tanto para la salud social como mental. Pero no cualquier ocio, por que hay ocio y ocio. Os voy a exponer con un ejemplo que me ocurrió a mí, y que después vosotros mismos podéis comprobar.

Unos días atrás, y borracho de buscar alternativas sobre dónde ir con la familia (dos adultos, un niño y un bebé). Pensé que la mejor opción era mirar en el buscador de mi teléfono a ver qué opciones me podría ofrecer.

Comencé con el buscador más popular de todos… Actividades-ocio-Sevilla-Familia ¿para qué me voy a complicar más? Creo que la cosa estaba clara. Queremos hacer alguna actividad, de ocio, en Sevilla y en familia.

Me sale la ristra del buscador y me dispongo a ver si conozco alguna página, así de confianza que este actualizada y me dé información veraz o fiable (más o menos). Empiezo a mirar, me meto en una, después en otra y veo una famosa que tiene un logo de un búho en color verde. Y digo esta es la que me va a solventar la papeleta, porque aquí lo que cuenta es la opinión de la gente. Era la octava en el buscador, pero me parecía la opción más acertada. Así que “pa’lante” y pincho en la dirección.

A partir de la cuarta opción de ocio es una retahíla de “Escapes Room’s”. Esto son salas de las que tienes que escapar utilizando habilidades físicas y mentales.

El primero, que era el cuarto en la lista tenía 531 reseñas y todos los puntos en verde. Que deben de ser geniales y que algún día probaré alguno. Pero no era la idea para ese ese momento. De ahí al número doce de la lista son todos “Escape Rooms”. Muy bien, ahí no hay nada que me llame mucho la atención, la historia está en el top de la lista. Que aunque no me vea con un niño de cuatro meses en un “Escape Room” no quiere decir que sea una mala experiencia.

El número uno de la famosa web es un parque temático con 2.105 valoraciones. No era la idea, pero bueno bien. Es un sitio donde poder ir en familia y tal. Independientemente del gusto de cada uno, puede ser el lugar de destino de un grupo de personas con esas características.

El número dos, es un parque público. Bien eso parece que me cuadra más. Con 50 comentarios, no hay nada raro en que esté el segundo de la lista porque puede ser el parque más visitado de toda Sevilla. Nada raro.

El número tres, ahí me patino el ojo y sacudí las orejas como el que tiene moscas alrededor. Un casino o casa de apuestas, un sitio ideal para visitar en familia, o con amigos, o solo (léase con sarcasmos). El sitio es una sala de juegos que está en un centro comercial en decadencia. Y me pregunto yo ¿qué hace eso ahí? Será por las reseñas… o los comentarios de los usuarios. Pues el número tres sólo tiene tres comentarios y ni uno bueno, trescientos veintiocho menos que el que le sigue en cuarta posición (los del “Escape room”). Vuelvo a preguntarme ¿entonces cómo está el tercero?

Ya me pongo a indagar y miro varias web de cómo subir posiciones dentro del búho verde. Y para estar en buena posición es necesario poner a trabajar a eso que llaman “el algoritmo”. Por lo visto las opiniones deben de ser buenas para empezar, tener movimientos diarios de clientes y lo más actuales posibles además de un número elevado de opiniones.

En fin que aún me estoy preguntando ¿Qué hace una casa de apuesta en el tercer puesto de una de las web de ocio más famosas cuando pones en el buscador Actividades-ocio-Sevilla-Familia?

¿Será esto otro “Escape room” pero sin gracia alguna y de la que muchas familias no saben cómo salir?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.