Vox, Uber, Froilan y el quiero y no puedo

0

Menuda amalgama. ¿De verdad que a alguien le sorprende que Pipe, la hermana, la madre o la tía se pida el Uber y compre en el Corte Inglés con la tarjeta Black del abuelo? Tendrá necesidad el hombre.

Como si quiere pillar un taxi y hacerle un sinpa. Total, para esta gente no hay consecuencias. Como para Uber. Hasta dentro de poco gracias a la denuncia que les tenemos metida en la Fiscalía por estafa y fraude documental.

Mira, como en el taxi, donde los mismos se permiten cruzar líneas a diario contra otros compañeros y tampoco hay consecuencias.

Si esto sigue así, cuando queráis despertar, ya habrán acabado con vosotros.

Pero vamos que me da a mí que Froilan un taxi no iba a pillar, la generación del quiero y no puedo. O más bien, uno de los referentes. 

Lo mismo que el hijo de Bárcenas acusando a Los Chikos del Maíz de plagiar canciones de Café Quijano

https://twitter.com/ToniElSucio/status/889836514699616257?s=19

Aunque realmente lo que me preocupa de esta generación del quiero y no puedo no son las costumbres del nieto del Borbón y los de su clase. Eso es así, porque para ellos es lo normal y lo que les estamos permitiendo. Lo que me preocupa el hijo del obrero que les toma como ejemplo.

Sí, porque esa falta de conciencia, a diferencia de los cacerolos del barrio de Salamanca y los nietos del mata elefantes, para ellos, para el hijo del obrero, sí que tiene consecuencias, aunque no sea consciente de ello.

Para ellos y para nosotros.

Porque lo mismo que subir en un Uber para que te lleve un chófer como si fueras Victoria Federica pagando con la tarjeta Black del abuelo debe de hacerte ver menos cutre de lo que te crees que eres, parece que votar a Vox o Ciudadanos o al PP, siendo el hijo de un obrero, ahora también debe de hacerte ser más importante de lo que piensas que eres.

Claro, es que ser de izquierdas es tan de pobres que no te da derecho de aspirar a nada en tu vida. Lo de votar a la derecha debe de ser que te eleva un escalón más en esa «escala social» que te venden mientras confinan nuestros barrios como si fuéramos apestados, obligándonos a ir a trabajar a sus empresas hacinados, arriesgándonos al contagio.

Y mientras que tu quieres ser como Pipe, y pillas un Uber para que tus colegas del barrio te vean como un señor con traje te abre la puerta, te desmontan la sanidad pública para que los que no se lo puedan permitir, como tú, se mueran.

O mientras que votas a Vox, porque hay que mantener la unidad de España, están robándote en la cara los servicios públicos y tapándolo todo con la bandera. A ti y a los tuyos. A nosotros y a nosotras.

Eso sí, los que dan palos cuando en tu barrio salen a manifestarse por su dignidad, pagados por estado. Será que os quieren tener bien controlados.

No eres de los suyos, ni te quieren ni has nacido para serlo. Si realmente crees que ser de izquierdas es no aspirar a nada, es porque todavía no te has dado cuenta de que así es como te quieren. Porque así es como nos lo están quitando todo. Hasta nuestro futuro.

Si de verdad quieres ser alguien en la vida, lo importante es tener empatía por los demás, ser responsable, consecuente y sobre todo auténtico.

Que no te engañe ni un traje, ni una corona, ni una bandera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.