Aportes del Pensamiento de Lenin a la Teoría Marxista (Parte VII)

0

7.- El Partido Comunista

Con lo que llevamos referido, se hace más que evidente que Lenin era partidario de la organización obrera. Mostrándose contrario al espontaneísmo. Las razones a esta oposición serían:

  • Sólo la organización crea conciencia social y de clase. Marcando los objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Sin organización, los trabajadores lo único que serían capaces de crear sería conciencia sindical. Como se ha mencionado más arriba, la conciencia socialista sólo le llega al proletariado a partir de la aportación de sectores intelectuales, tengamos en cuenta que las condiciones de vida de los trabajadores no permite el estudio y el análisis pormenorizado de la realidad social. El mejor vehículo para poder realizar esos estudios es a través de la organización, mostrando de forma pedagógica a la clase trabajadora la realidad de su existencia a la luz de las contradicciones del capitalismo, así las masas obreras es como adquieren conciencia socialista. Si no existiese esa organización, las capas sociales subalternas estarían a merced del aparato ideológico burgués.
  • La organización permite coordinar las distintas luchas (huelgas, manifestaciones, marchas, etc), evitando su dispersión, y recopilando mucho mejor los distintos aprendizajes, evitando que caigan en el olvido.
  • Igualmente, la organización, permite planificar las diversas luchas de masas (huelga, manifestación, elecciones, etc.); actuaría como algo similar a un estado mayor de un ejército.

La organización que propone Lenin es el Partido Comunista, que estaría integrado por “intelectuales” revolucionarios, lo que en el lenguaje tradicional se denominaba como cuadros. Personas, formadas por el partido, que intentarán crear organismos de poder popular: secciones sindicales, asociaciones de vecinos, movimientos feministas, asambleas populares, etc. En ellas, intentan llevar la línea del partido, y a su vez, llevaban al partido los intereses de los distintos organismos de poder popular para que encontrasen su expresión en la línea de actuación del partido, intentando expresar los intereses del pueblo trabajador, y mostrando de manera pedagógica a las masas las razones de los hechos políticos y sociales, así como el por qué de su situación. La creación de estos organismos es fundamental en la práctica comunista, pues ellos serán las que en una última instancia superen a los organismos del estado burgués, creando la democracia socialista, y la participación de la sociedad en la gestión de la economía y del estado. Es lo que Lenin definió como la dictadura del proletariado.

Estos cuadros, evidentemente, debían estar muy vinculados a las masas, dando ejemplo y siendo muy sensibles a sus expectativas y deseos. Vendrían a suponer la vanguardia del proletariado y del movimiento revolucionario. Evidentemente, con esta concepción, el partido en sí debía de ser una estructura cerrada, a diferencia de las organizaciones de masas que pivotaban en torno a él que estaban totalmente abiertas a la mayoría social. Por el contrario en el partido se buscaba la homogeneidad ideológica y de paso, si fuese necesario, el paso fácil a la clandestinidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.