Aportes del Pensamiento de Lenin a la Teoría Marxista (Parte XI)

0

11.- Ante el hecho religioso

Como acabamos de ver en el apartado anterior, Lenin ante todo busca la unidad de la clase obrera, y entorno a ella del conjunto de capas oprimidas por el capitalismo que, no por ello son asalariados (semiproletarios, artesanos, pequeños y medianos propietarios, etc.) A partir de esta premisa es cómo Lenin trata el hecho religioso. Lenin, como pensador materialista, considera a la religión como algo nocivo para la conciencia humana. Ahora bien, es consciente de la enorme carga emocional que las ideas religiosas tienen para el creyente, y sabe que al ofender los sentimientos religiosos muchos trabajadores y masas campesinas se alejarán de las ideas revolucionarias y del partido obrero. A ello se une, que para él, como para todos los seguidores de las ideas de Marx, la religión no es el mal principal, sino un reflejo de la explotación, la alienación y la miseria que genera el capitalismo. Por tanto, al acabar con la miseria, la explotación, la alienación y el sinsentido de la vida que genera el capitalismo y la sociedad de clases también se acabarán los condicionantes sociales que dan lugar a la existencia de la religión. Somos conscientes que muchas personas, incluyendo a muchas personalidades de izquierdas, pueden poner objeciones a estos planteamientos de Lenin bien fundamentadas, máxime tras la experiencia latinoamericana de la Teología de la Liberación, o tras el magnífico ejemplo de multitud de cristianos y de fieles de otras confesiones religiosas que han militado en la izquierda y el movimiento sindical a lo largo del siglo XX, así como en multitud de movimientos sociales. Sin embargo, no es ese el tema a tratar aquí, tema que excede con creces los objetivos de este documento. Nuestro objetivo es plasmar los aportes filosóficos y políticos del gran revolucionario ruso, y señalar sus aplicaciones prácticas. Aplicaciones que en nuestra opinión pueden ser muy útiles a la izquierda actual. Pues bien, partiendo de estos planteamientos del pensamiento leniniano se plantean las diversas líneas de actuación del partido en este sentido:

  1. La religión debe de ser un asunto privado. Este tiene dos consecuencias prácticas. La primera que todo ser humano tiene el derecho de profesar la confesión religiosa que le plazca, así como el de no confesar ninguna. Además este derecho debe de estar garantizado por los poderes públicos.
  1. Separación iglesia/estado. Si la religión es un asunto privado, se hace evidente por tanto que el estado no puede beneficiar a ninguna confesión religiosa privilegiándola frente a otras. Esto además indispondría a creyentes de otras religiones o a personas agnósticas o ateas frente a las instituciones públicas.
  1. Se debe analizar críticamente las cosmovisiones religiosas, pero siempre dentro de unos límites que no ofendan a los creyentes, de lo contrario pueden girar a la reacción. Lo importante es la unión de los obreros y del pueblo trabajador, su unión en la lucha
    por mejores condiciones de vida y por el socialismo, sin importar sus creencias o increencias. Además, el partido obrero debe de estar abiertos a personas de cualquier religión, -toda ayuda para luchar por los derechos económicos y sociales y por las libertades siempre es poca-, incluso en determinados países y momentos a religiosos, lo importante es que asuman el programa del partido y no perjudiquen con sus acciones a la organización. Otra cosa distinta es permitir que teóricos impregnen de conceptos religiosos o místicos la ideología del partido, esto sí es verdad que en opinión de Lenin es algo que no se puede permitir.
  1. El partido en su labor política y de organización de las masas, debe de desenmascarar las acciones de las organizaciones religiosas que sirvan para apoyar y legitimar a las clases dominantes.
  1. Igualmente, debe de tener cuidado de apoyar acciones anticlericales y/o antirreligiosas de gobiernos o partidos burgueses, que intentan desviar al proletariado de la lucha por sus derechos hacia posicionamientos anticlericales burgueses que lo desorienten de sus intereses (la kulturkampf de Bismarck podría servir entre otros muchos ejemplos).
  1. Cuando se establezca el poder soviético, y más concretamente a partir de 1922, vemos como las instituciones públicas intentan difundir una cultura filosófica de corte científica que intenta responder preguntas y cuestiones que hasta el momento sólo intentaba responder las distintas religiones que existían en la URSS. También veremos la separación iglesia/estado. Sin embargo, no se producirá ninguna persecución religiosa y se permitirá que los creyentes sigan con sus prácticas, garantizándoles la libertad de culto. Con estos principios, los bolcheviques consiguieron que muchas personas con fuertes convicciones religiosas, apoyasen la causa de la revolución y del socialismo, consiguiendo una amplia mayoría social con la que imponerse a la reacción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.