Colabora con El Común

0

La clase trabajadora vive un momento de acoso total. La idea del bien común está siendo perseguida. El legado de las luchadoras y los luchadores que afianzaron con su sudor, su esfuerzo y hasta su sangre, los derechos laborales y el desarrollo de las libertades y los pilares de nuestra democracia, está siendo demolido ante nuestros ojos. Y no estamos haciendo nada para evitarlo. La llegada al poder de lo que parecía un nuevo renacimiento izquierdista nos da una pista de hasta qué punto nos han engañado y se ha frustrado la recuperación de los pilares de la democracia: la educación, la sanidad, el feminismo, las libertades colectivas, las pensiones y la dependencia. Todo está sufriendo lo indecible. Todo está siendo desmantelado mientras se nos entretiene con falsas identidades y el triunfo de lo individual sobre lo colectivo.

A su vez hay que decir que el poder (aquellos que nos manejan, no aquellos a los que se vota) ha mutado. Ya no necesita represión violenta, aunque de vez en cuando lo haga. El poder neoliberal es seductor y tiende a la estabilización social mediante estrategias individualistas. El consumo, la moda, las redes sociales, los medios de comunicación, son los nuevos transmisores de la voluntad del poder para no desaparecer y por ello, nosotros, los que nos sentimos de izquierdas, los socialistas, los comunistas, los internacionalistas, e incluso los libertarios, somos los que estamos en la obligación de dar la réplica, de hablar, de contradecir, de idear, de oponernos.  

Por eso se hace más necesario que nunca defendernos del bochorno que nos provoca esa seudo izquierda; de la desfachatez y el latrocinio de los socioliberales (más enfrascados que nunca en su lodazal de leyes que nunca contentan a nadie) y del ascenso inevitable de la ultra derecha fascista y nacional católica que amenaza con exterminar de un plumazo lo poco digno que aún impera en nuestra devastada patria. Es decir, la venta de la sanidad pública y de la educación en todos sus niveles y la desaparición de la tolerancia entre nosotros.

Por si fuera poco, la mente posmoderna, inoculada de pequeñas luchas burguesas e infestada por el virus de lo privado y lo individual, una mente que es incapaz de tomar partido en ninguna lucha, que no conoce sino el brillo superficial de una idea y que es incapaz de postularse por una visión de conjunto, está consiguiendo desviar todas las cuestiones principales de la lucha obrera para no abordar así ninguna. 

Por eso os necesitamos, para responder desde El Común a las privatizaciones, a los insultos, a los desclasados, a los fascistas, con un frente unido donde la clase social, el feminismo radical y la emancipación del ser humano levanten la bandera roja de La Comuna y ondeen en todos los cielos del país la futura consigna de unión de los pueblos, de espíritu crítico, de análisis de la realidad social para poder así resolver los problemas de nuestra clase y de nuestra gente. Por todo ello os necesitamos. Por todo ello os pedimos que colaboréis con nosotros. Por todo ello os solicitamos que os hagáis oír, que os deis voz, que escribáis las noticias que no quieren escuchar los que manejan los hilos de este luctuoso país. 

Si eres de los que no se conforman, si eres de las que están hartas de que se pisoteen trescientos años de lucha feminista, si eres de aquellas personas que desean la libertad de los pueblos de todo el planeta, si eres de las que cree en la cultura, en la educación y en el humanismo, si eres de aquellos que no pueden evitar sentirse identificados con los de abajo, entonces, ten por seguro que eres de los nuestros, que formas ya parte del equipo multidisciplinar de El Común. Da, pues, el siguiente paso y escríbenos para colaborar con nosotros y hacer que se escuche la voz de los sin voz, la palabra de quienes se les es negada y la posibilidad de cambio real a quienes jamás se preguntaron si otro mundo, siquiera, era posible. No esperes más y forma ya parte del equipo de El Común. Escríbenos a alguna de estas direcciones: 

Para tribunas de opinión y debate teórico:

opinion@elcomun.es

Para noticias:

redaccion@elcomun.es

Para colaborar:

info@elcomun.es

direccion@elcomun.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.