Podemos, Iglesias y las elecciones en la Comunidad de Madrid

0

Tras un par de semanas de reflexión con muchos sentimientos encontrados, creo que ya estoy preparado para hacer un pequeño análisis de lo que me gustaría que fueran las próximas elecciones del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid.

Tengo que reconocer que el hecho de ver a Pablo Iglesias bajándose al barro, me emocionó de alguna manera. Un órdago que nadie se esperaba.

En mi opinión pienso que es un esfuerzo el que está haciendo Pablo con el hecho de presentarse en Madrid, pero hay que ser prudentes. No todo el bosque es orégano y sino solo hay que ver al mismo Podemos, la gran campaña que hizo, por ejemplo, con el taxi en las últimas elecciones a la Comunidad de Madrid a la que ahora se presenta, para luego tener que sacarnos nosotros mismos las castañas del fuego.

Y es que cuando se termina la campaña, si no se gobierna, luego hay que hacer oposición y es por eso que creo que, a la hora de apoyar a la formación morada, hay que buscar el equilibrio (que no el centro, el centro es para los fachas acomplejados) entre ser un hater o ser un hooligan.

¿Qué Podemos entiende las críticas al gobierno central, pero no puede hacer presión o no puede ejecutar porque no tiene suficientes escaños? Vale, pues vamos a intentar que llegue a la mayoría. Eso sí, un voto no es un cheque el blanco. El voto es un contrato con el votante que hay que cumplir punto por punto y, del mismo modo, para gobernar hay que tener en cuenta a todas y todos, hasta a las líneas más críticas.

Y es ahora cuando me remito a la Ministra de Trabajo, que a todavía no ha derogado la reforma laboral, o al Ministro de Consumo, que nos aconseja cosas tan revolucionarias como la fruta de temporada, en lugar de poner freno a los abusos de las multinacionales y de las casas de apuestas.

Un sitio tan importante como Madrid no puede estar en manos de la mayoría de votantes de unos pocos barrios ricos de Madrid y o gracias a los votos de algún obrero confundido que vota a la derecha.

Ahora es cuando toca sacar la dignidad y no volver a dejar que nos traten como ganado y que nos pisoteen, (¿nadie se acuerda de los cierres selectivos o de cómo está la atención primaria por culpa de Ayuso?).

¿Pero no veis cómo van a vuestros barrios con su séquito de cayetanos que os miran por encima del hombro a provocar a vuestros amigos, a vuestros familiares, a vuestros vecinos y a vuestra gente para buscar la foto?

¿Porqué votas a Vox, querido vecino de cualquier barrio obrero de Madrid? ¿Para quién te crees que van a gobernar? ¿No tienes amor propio, vecino que votas a la derecha rancia y casposa?

¿Porqué le das tu voto a quien cree que nuestros barrios son estercoleros?

Comprar el discurso de la derecha y del fascismo siendo un obrero es lo sencillo porque está totalmente vacío y sólo se trata de la mentira, del insulto, de la confrontación, de la falta de inteligencia, de la falta de respeto y de ir contra todo lo que representan valores de una sociedad moderna y sobre todo solidaria y humana. Conciencia de clase se llama para más señas…

Lo complicado es ser crítico y exigir con responsabilidad.

Y ahí es donde tenemos que ganar el partido, en la gente de nuestros barrios que lleva años decepcionada sin salir a votar o entregándole el votos a sus verdugos, llámese Vox, llámese PP, llámese Ciudadanos o incluso, llámese PSOE.

Sinceramente, me gusta la lista de Podemos, sobretodo porque sé que es gente con un importante trabajo por los derechos de todas y todos y con una gran lucha social detrás, algo que creo que el votante debería de darle el valor que se merece, porque son ellas y ellos los que van a mirar por el interés general, no por el de sus bolsillos ni el de las empresas, como ha estado haciendo el PP durante años en la Comunidad de Madrid.

Y en cuanto al taxi, por suerte hemos conseguido estar muy presentes en estas elecciones y para mí, es todo un orgullo poder contar con Cecilio González, taxista de Madrid y una de las personas mas comprometidas del sector, con una larga trayectoria haciendo una gran labor tanto para el taxi como con decenas de colectivos en lucha y de otros servicios públicos, también afectados por este sistema.

(Por cierto de Cecilio también tengo que decir que le conozco poco personalmente, aunque la primera vez que tuvimos contacto, discutimos bastante sobre la organización de una movilización. Si me lees Cecilio, tenías toda la razón y menos mal que fue así…)

https://twitter.com/TaxiProjectEU/status/1188186524732547072

Hasta hace un mes estábamos en el precipicio por culpa del tránsfuga de un Garrido que pretendía preparar las 8000 VTCs ilegales para meterlas por la puerta de atrás en Madrid, así que creo que no digo nada que nadie no sepa si os recuerdo a todos y a todas la oportunidad que tenemos en estas elecciones de salvar el futuro del taxi de Madrid y de los servicios públicos en general, una lucha que nos afecta a todas y a todos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.