El taxi pronto será el último clavo en el ataúd de Uber

0

Élite ha dado la puntilla a Uber. Y no hay más, le pese a quien le pese. Le fastidie a quien le fastidie. Después de meses de estrategia, de caminar siempre teniendo un objetivo claro, hasta el punto de sentarnos en varias ocasiones con el enemigo, Élite Taxi ha conseguido no sólo que un gigante de talla mundial como Uber no penetre en el sector del  taxi, sino ponerle en evidencia y mostrar al mundo como cuando se resiste, cuando se tiene la convicción de ganar, a ellos sólo les queda la manipulación y la mentira. 

Una mentira por otra parte que cada vez se hace más necesaria para Uber, viendo como desde Barcelona, desde ese ansiado trofeo que ya daban como ganado, se desmoronan hasta tal punto de que ya no tienen ni capacidad de reacción ante los acontecimientos, aunque sea como han hecho siempre, utilizando los medios, (muchos de ellos propiedad de empresas y fondos con intereses en la misma Uber), abogados de asociaciones de taxistas (que se han dedicado a vender las bondades de Uber durante meses en la prensa) u organismos de la administración, supuestamente independientes e intocables como la ACCO o la CNMC, que en realidad trabajan como sirvientes de estas empresas pagados con dinero del estado para influir en la opinión pública. 

Ah, y políticos claro… (¿sabíais que el marido de Arrimadas trabaja para Uber o que uno de los directivos de la patronal de las VTC fue concejal con el PP en Madrid?)

Muy listos estos de Uber tampoco es que sean para el tamaño que tienen, pero algo que sí que han sabido es donde tienen que dirigirse.

Ya no les queda ni la capacidad para manipular la realidad y sólo siguen repitiendo el mismo discurso victimista que han estado utilizando al principio, cuando nadie les conocía. Pero ya no, ahora la sociedad les tiene bien calados y estamos presenciando como, ante la incapacidad de poder vencer al taxi incluso desde dentro, han intentado hacer un butrón en el sector para entrar a las bravas, sin cumplir las normas, pasando por encima de las instituciones públicas y advertidos por la misma administración sobre la ilegalidad que están cometiendo.

Y ahora que se les termina el cuento y tienen muchas deudas pendientes es cuando están enseñando su verdadera cara. Estamos presenciando como una de las multinacionales más importantes de estos últimos años están dando sus últimos coletazos después de años de un acoso y derribo al sector del taxi en el estado español que ha supuesto el dolor y el sufrimiento de muchas trabajadoras y trabajadores, de muchas familias que viven del taxi hasta tal punto, que amenazaron con entrar en Barcelona sin cumplir la ley y lo han hecho, faltando así el respeto a todas las instituciones públicas que representan el interés general, es decir, faltando el respeto a todas y todos los ciudadanos.

Seguiremos luchando porque todavía la batalla no está ganada. Barcelona será la punta de lanza, el principio del fin para Uber, pero hay mucho trabajo detrás. En Madrid, la destitución del infame consejero de transportes, Ángel Garrido da una oportunidad única para remontar una situación que hace pocos días, veíamos perdida, pero que de igual manera y gracias al trabajo y a la constancia de asociaciones como Federación Profesional del Taxi de Madrid, Élite Madrid o Taxi Project se ha podido vislumbrar un atisbo de luz al final de túnel, y creedme que hasta hace bien poco, estaba muy oscuro.

https://twitter.com/TitoEliteTx/status/1373325144320577544?s=19

Una victoria la de los taxistas, que supone un paso de gigante en la lucha obrera, en la resistencia para defender los derechos de todas y de todos, porque bien es sabido que el sector del transporte público, dada su importancia en nuestras ciudades y siendo un servicio esencial para la mayoría de ciudadanas y ciudadanos, es otro de los objetivos del monstruo neoliberal que pretende robarnos todo lo que es nuestro, todo lo que es del pueblo y a su vez, es otra de las puertas de entrada para seguir sometiendo más sectores tan necesarios para todas y todos.

Y porque es la responsabilidad del taxi, como servicio público, después de toda esta guerra, apoyar a cualquier colectivo que esté sufriendo en la lucha por sus derechos.

Tener claro un objetivo tan importante como defender los servicios públicos, de manera inteligente y sobre todo no sucumbir ante los ataques, ya sean como le ha pasado a Élite desde dentro del mismo sector, o desde fuera, medios, organizaciones, administración y todo lo que Uber o las personas con intereses en que Uber se quede con nuestros servicios puedan comprar o que sean susceptibles de ser vendidos.

Y sobre todo pese a las piedras en el camino, pese a los ataques y las acusaciones contra Tito y la junta de Élite por los de siempre, los que señalan a los demás pero luego se esconden detrás de excusas absurdas y declaraciones que a nadie le importan para intentar parecer más íntegros e intentar quedar por encima de los demás cuando son señalados. Los que no reconocen los méritos de los otros si tienen la oportunidad de hacer creer que son suyos.

Los que ahora pretenden venir a exigirnos lo que tenemos que decir, después de todo el esfuerzo que nos ha costado poder dar voz al sector en los medios o a los que consideran que tenemos que permitir que publiquen en nuestros canales, cuando ellos llevan años menospreciando nuestro trabajo, provocando y hablando de censura o de dictadura, cuando ellos tienen sus propios perfiles para hacerlo.

Nosotros nos hemos ganado poder opinar en medios como este, con cientos de miles de visitas mensuales de todo el mundo mientras otros hace tiempo perdieron el derecho a réplica, porque a nadie les interesa lo que piensen. No os preocupéis por venir a nuestro perfil a hablar de vuestro libro, no nos interesa.

Ah, y usar el recurso de la unidad y de la censura contra ti cuando te interesa para intentar poner a la opinión del sector a tu favor como si los demás fueran unos egoístas o te estuvieran «ninguneando» ya huele mucho y es tomar al resto del sector por tontos. Algo que también hace Uber, por cierto.

Al final, todo cae por su propio peso. Lo realmente importante es creer en lo que se hace, estar orgulloso de tu trabajo y de tu equipo y del mismo modo saber que cualquier esfuerzo merece la pena, porque es un trabajo que nos va a permitir tener un futuro mejor no sólo al taxi, insistimos, sino para todas y todos.

Así es como se consigue avanzar en la lucha, una lucha que sigue marcando hitos a nivel internacional, siendo un ejemplo a seguir por colectivos de todo el mundo, gracias a todas y todos los que colaboráis, apoyáis o sois parte de Élite Taxi Barcelona.

https://twitter.com/ridersxderechos/status/1373332391335505923?s=19

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.