Desmontando mentiras sobre La Ley Loretta

1

La batalla que estamos librando las feministas en la actualidad es la misma batalla que llevamos siglos enfrentando. No es nuevo que se acose a las feministas, se nos pretenda desprestigiar, se nos acuse de ser malas personas (sobre todo malas mujeres) y se quiera presentar nuestra lucha (que es tan legítima como que se basa en dignificar a la mitad de la humanidad) como algo que incita al odio o a la perversión moral.

No les importó a las sufragistas, no les paralizó a las maestras republicanas, no les detuvo a las defensoras del aborto y del divorcio de los años 80 y no nos callará a las feministas de hoy. Qué razón tenía Simone de Beauvoir cuando nos dijo que “bastará con una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres se cuestionen”. Hoy quieren hacernos comulgar con ruedas de molino y hasta se atreven a hablar de que las mujeres defendemos privilegios. Que en el siglo XXI haya que desmontar estas frases, en boca de supuestas personas aliadas de nuestra lucha es algo que nunca creímos tener que vivir, pero como la realidad siempre supera cualquier expectativa, aquí estamos, desmontando mentiras. Vamos al lío:

  • Guerra partidista. Quisieron vendernos que esto era una guerra partidista y que las feministas del PSOE defendían sus cuotas de poder dentro del Feminismo. Este argumento es falso pues Amparo Rubiales o Carla Antonelli militan en el PSOE y debemos al PSOE la gran mayoría de leyes autonómicas que introdujeron en el lenguaje jurídico la expresión incomprensible de la “identidad de género”, cuando el género es el conjunto de roles y estereotipos que el Patriarcado asigna a cada sexo y es difícil poder defender que la identidad de alguien sea un estereotipo. Además, es fácil saber que esta guerra partidista es falsa pues Lidia Falcón se ha opuesto tajantemente a esta reacción patriarcal y espero que nadie crea que Falcón es próxima al PSOE. Es más, no creo que este diario (diario El Común) se hubiera embarcado en esta polémica si pensara que es una guerra partidista, pues la batalla ideológica por la que nació este diario va mucho más allá de cualquier partido y, sobre todo, muchísimo más allá del PSOE (brazo ejecutor del neoliberalismo en nuestro país desde hace décadas). Además, es una ofensiva internacional contra el Feminismo, pero nada, siguen empeñados en hacernos creer que esto es una guerra PSOE-Podemos.
  • Todo el colectivo trans está de acuerdo con este proyecto de ley trans. Nos dijeron que era una demanda de todo el colectivo trans, aunque hemos ido descubriendo que no es verdad, que hay varias asociaciones de mujeres transexuales que dicen que la ley también les perjudicaría a ellas. Este punto es bastante evidente, porque si una ley que nace con la intención de querer proteger a un colectivo por considerarlo vulnerable no es capaz de definir el sujeto a quien va a proteger o lo define de forma tan vaga que cualquiera puede caer en esa definición, la ley ni va a ser útil ni va a solucionar nada, pues es imposible proteger a un colectivo si no eres capaz de identificar al sujeto jurídico que pretendes proteger. Baste como prueba lo que en este vídeo se dice y que se titula: Mi testimonio en los fraudes de la transexualidad y lo destructivo que son los estereotipos.
  • Los famosos principios de Yogykarta. También nos vendieron que las instituciones internacionales instaban a los países a legislar en este sentido. No me voy a detener ni un minuto en desmontar este argumento porque Elena Armesto lo explicó de forma magistral en el artículo que publicó este medio en el especial #NoALaLeyMontero, https://elcomun.es/2021/02/10/la-trampa-de-los-principios-de-yogyakarta/ . Es bueno recordar que el Convenio De Estambul sí es un Convenio vinculante y volver a hablar de la CEDAW (aquí hablan de sexo, no de género y de proteger a las mujeres, que somos las que sufrimos la opresión patriarcal).
  • Ley urgente y necesaria. Voy a citar a la propia Carla Antonelli: “Que se informen. Las personas trans, desde hace 14 años, tenemos la documentación cambiada sin operación de genitales” (Declaraciones al programa Al Rojo Vivo el 16/02/2021). La pregunta es evidente, ¿de dónde nace la urgencia y la necesidad de esta ley si en España las personas trans ya pueden tener su documentación de acuerdo a lo que desean sin necesidad de tener que operarse? A las mujeres nos siguen matando por ser mujeres y nadie parece ver la urgencia de ampliar la Ley Integral Contra La Violencia de Género por una Ley Integral Contra la Violencia Machista.
  • Guerra generacional. Como aún había que rizar el rizo más, el último argumento, el de la batalla generacional es el que más me ha sorprendido porque nos hemos hartado de decir que fueron las feministas jóvenes las que alertaron a las mayores de lo que estaba pasado. Ellas empezaron antes de 2017 a hablar sobre el tema y si algo debe enseñarnos esto es a reconocer la sordera de las mayores a las que les costó dar el paso, lo que provocó que muchas jóvenes sintieran la soledad que una feminista nunca debería sentir. Así pues, aprendamos de nuestros errores, por favor, porque la alianza que siempre hay que buscar y tejer es la alianza entre las feministas, puesto que solo las mujeres salvan a las mujeres. El vídeo que a mí me abrió los ojos y que ya he enlazado más de una vez es de 2017 https://www.youtube.com/watch?v=LQdcluY1D98. Lo publicó una cuenta en Twitter que creo que está abandonada, me temo que será de un grupo de jóvenes que se hartaron de gritar en el desierto. Si alguien las conoce, por favor, que les transmita que las necesitamos, que se lo agradecemos y que la batalla dentro del Feminismo ya la hemos ganado (que era la difícil).

Para terminar quiero responder a una pregunta recurrente que me hacen en twitter. Me preguntan que quién soy yo para decirle a alguien quién es. Estoy totalmente de acuerdo con esto. Nadie, absolutamente nadie, tiene derecho a decir a nadie quién es. Tampoco tiene derecho ni facultad para hacerlo una ley, a no ser que estemos pidiendo un modelo de Estado tan totalitario que albergue la posibilidad de asignar personalidades o identidades vitales a la ciudadanía.

Dejen de mentir a la población y atrévanse de una vez a hacer realidad la petición que ya es un grito en twitter: #ÁlexALaTele. Cuando nos dicen que exageramos con lo del fraude, me rio, porque ya tenemos casos de posibles fraudes y la ley ni se ha tramitado. (Vean los programas de Casisapiens que enlazo a continuación e infinitas gracias a Sara Lauper y Rey Romero desde aquí)

1er Programa https://www.youtube.com/watch?v=oSCNNiFksas

2º Programa. https://www.youtube.com/watch?v=fwxs1znje2Y&feature=emb_title

En definitiva, el transfeminismo no es Feminismo y además es la vuelta a la barbarie; porque aunque el Patriarcado se vista de brilli brilli, Patriarcado se queda.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.