El taxi de Madrid como herramienta política de la derecha

0

(Aviso a navegantes: poneos cómodos que va a ser un poco “extenso”). 

Ayer cuando vi la noticia, flipé os lo digo en serio. Y ya no es porque el taxista haya cambiado bastante de aquí a unos años en cuanto a conciencia de clase, sino que había que tener la jeta de hormigón armado para publicar semejante despropósito y más cómo está el patio en este momento.

A ver, a decir verdad tampoco flipé tanto, seamos serios. Era simplemente por darle un poco de dramatismo al asunto, pero vamos que con los medios de comunicación convencionales que tenemos, no me sorprenden estas gilipolleces. Las cosas como son.

Resulta que ese diario en el que el hijo de su director ha realizado una entrevista hace poco explicando que de pequeño no sabía si eran ricos o pobres (ni tampoco ha sabido lo que es no llegar a fin de mes) publica una noticia en la que aparece un hostelero y un taxista «adorando» a una foto de la presidenta de la CAM, Isabel Díaz Ayuso (si queréis lo buscáis, lógicamente no le voy a dar publicidad a ese panfleto) por darles prioridad en el protocolo de vacunación.

Lo primero que quiero decir al respecto es, ¿por qué no han puesto la foto del rímel?

Ya puestos a dar vergüenza ajena que menos.

Lo segundo que me gustaría explicar es que, creo que es tan grave y tan lamentable intentar chantajear de esta forma al sector, que yo diría que todavía no son conscientes de que al ponerlos como prioridad frente a otros ciudadanos para las vacunas y de colarles como sector en general, frente a personas en mayor riesgo según el protocolo, (taxistas que cumplan sus requisitos también, claro para eso están) cuando nadie (ni los mismos taxistas, lógicamente) lo ha pedido, lo que está consiguiendo Ayuso, es perjudicar tanto al honor como a la labor del taxi durante en toda esta pandemia.

Repito, cada uno cuando le toque según el protocolo, no como sector en general porque a la tarada se le haya ocurrido algo para tapar el atropello que pretenden hacer o para directamente, terminar de darle la puntilla al taxi.

(Aunque bueno, eso de que no sean conscientes de que están perjudicando el esfuerzo del taxista no lo tendría yo tan claro…)

Porque os recuerdo que en el primer estado de alarma, los taxistas de Madrid se jugaron el pellejo realizando miles de servicios gratuitos de personal sanitario de manera totalmente altruista, estando en un estado de alarma, rechazando el pago del combustible de estos servicios con dinero público por parte de la CAM, para que fueran destinados a material sanitario y sin un horizonte claro en cuanto a una posible vacunación (lo del escenario de miles de personas contagiadas o desgraciadamente, falleciendo también, lo que pasa que esa situación tampoco ha cambiado mucho a día de hoy).

Otra cortina de humo del Isabel Diaz Ayuso para tapar sus verdaderas intenciones y a la vez “enmierdar” una vez más la imagen de uno de los sectores que más está sufriendo esta crisis.

Bueno Isabel por si me lees, ningún taxista ha pedido vacunarse antes de lo que le toca. Bien lo sabes eh… Que ganas tienes de que desaparezcamos.

Y ahora viene la iluminada esta con sus ocurrencias junto con los mercenarios de la información a hacernos parecer unos egoístas cuando aquí, la única ayuda que se ha pedido desde el taxi, son medidas para paliar la dramática caída de los servicios que están afectando a miles de familias, algo que llevamos exigiendo desde hace muchos meses y recibiendo respuestas tales como la concesión de licitaciones de traslados sanitarios a Uber por el artículo 33 y por unas cantidades sospechosamente bastante abultadas, que por cierto desde Taxi Project, hemos denunciado.

Es más, es que la situación todavía es mucho peor de lo que puede parecer, porque para el que no lo sepa, este anuncio de la prioridad de la vacunación para los taxistas viene justo un día después de que la misma Comunidad de Madrid, en una reunión con todas las asociaciones del sector (la representativas claro, la otra no) junto con Uber, Cabify y junto con la patronal de las VTC, haya firmado su sentencia de muerte.

Tal cual.

Para que lo entendáis, desde la Comunidad de Madrid de Santa Ayuso, y desde la consejería presidida por Ángel Garrido, no sólo no han atendido las demandas del sector del taxi, sino que además llevan meses dándonos puñaladas por la espalda sin descanso, ya sea ajustando las leyes que regulan la actividad del taxi al modelo de Uber y de Cabify mientras los taxistas se desangran económicamente por falta de ayudas para beneficiar su entrada en el sector (lo que sería la muerte del taxi como servicio público) o ya sea articulando inventos jurídicos para legalizar miles de VTC que dentro de poco más de un año y por medio de la ejecución del decreto Ábalos, deberían de ser retiradas de la circulación después una moratoria, para compensar a los propietarios y así poder ajustarse (de algún modo) a la proporción que se perdió hace años por las chapuzas jurídicas del PSOE primero y del PP después y que fue ratificada en el 2018 por el Tribunal Supremo para hacer prevalecer al taxi como un servicio de interés general.

Una recurso presentado por la CNMC contra la proporción 1/30 en el que entre las asociaciones que pidieron al juez que no se pronunciara en ratificarla o no, acercando el taxi a una liberalización, se encuentra un abogado que acaba de pasarse a Uber.

Menudo culebrón eh… Pues si os cuento que parece que también, el otro abogado que en ese procedimiento defendía a Uber ahora va a entrar en la misma asociación de taxistas del que acaba de salir el otro…

Volviendo al tema en cuestión, y para resumir un poco, no sólo el gobierno del PP en Madrid lleva meses intentando meter vehículos VTC que a partir del 2022 serán ilegales sino que encima a esos vehículos ya se les ha «indemnizado» por medio de la moratoria y sobre todo que quede claro que no porque hubiera que hacerlo, sino como medida del gobierno central para cubrirse las espaldas de posibles pleitos. Recordad que en gran medida, todo este problema viene de una chapuza anterior del PSOE.

Una lucha, la de la aplicación del decreto Ábalos en la Comunidad de Madrid que ya es histórica y posiblemente la mayor reivindicación del sector, no sólo en la capital, sino en todo el estado español que llegó incluso a materializarse en una huelga de dieciséis días en enero del 2019, en la como hemos dicho, Ángel Garrido, actual consejero de transportes de la Comunidad de Madrid (mediante su transfuguismo hacia Ciudadanos), en ese momento era presidente de la Comunidad de Madrid con el PP por obra y gracia de unas cremas del Eroski que había en mi barrio.

https://twitter.com/CarlosTxProject/status/1316324019084369920

Y para rematar aparte de todo esto, el tránsfuga nos ha restregado en toda la cara y delante de nuestro enemigo que no va a meter la pre contratación a las VTC, una medida que se aplica desde hace tiempo en sitios como Barcelona, en donde supuso la salida de Uber de la ciudad condal en el 2018 y que del mismo modo, ha sido la exigencia mas importante en los últimos años por parte del taxi de la Comunidad de Madrid

https://twitter.com/CarlosTxProject/status/1082753428055642114

Ahora a todo esto, súmale que en el periódico en el que sale esta noticia tiene en su consejo (o tenía porque ahora está en Prisa, pero donde hubo fuego quedan brasas) uno de los mayores accionistas de Cabify. (¿Os acordáis de la fiesta de las élites sin mascarilla ni distancia social ni na? Pues eso, a buen entendedor).

Y todo esto aparte de que nosotros, desde Taxi Project vamos a presentar miles de reclamaciones patrimoniales por daños tanto a la Comunidad de Madrid, como a cualquier administración del estado español que nuestro equipo jurídico considere que haya incurrido por su gestión durante la pandemia, así como también estamos en medio de una investigación desde hace meses por supuestas conexiones de los gobiernos populares con estas empresas disruptivas. 

Por último, y como colofón, la asociación mayoritaria de la Comunidad de Madrid, Federación Profesional del Taxi de Madrid, y como acabamos de informar en el Común, va a reclamar más de 2000 millones de euros en daños al gobierno de Isabel Díaz Ayuso por el reglamento que como hemos explicado, está preparando para meternos vehículos VTC ilegales a partir del 2022 según la normativa vigente con nocturnidad y alevosía.

Así que este es panorama y mientras, el PSOE y Podemos viéndolas venir. Me da la sensación de que estos partidos, por lo menos en Madrid, sólo asoman la cabeza en campaña electoral a ver qué pueden pillar y poco más. Las puertas de los ascensores de la Asamblea de Madrid hacen más oposición cuando se les cierran automáticamente a los miembros del gobierno del PP o de Ciudadanos.

Por cierto, sí que tengo que reconocer que tanto IU como Más Madrid se han reunido con nuestra asociación y han propuesto una serie de medidas, pero como Errejón me tiene bloqueado por criticarle el argumentario neoliberal que llevaba en campaña en algunas cuestiones que afectaban al taxi, pues yo que sé, que se quede con la Operación Chamartín y eso.

Para acabar, hablando un poco en nombre de la asociación a la que pertenezco os digo que no queremos favores, ni los necesitamos, ni los hemos pedido . Sólo queremos lo que es justo como llevamos años exigiendo a la Comunidad, y lo que no vamos a permitir es que se nos utilice como herramienta política ni que se manche la intachable imagen de cientos de compañeras y compañeros que estuvieron jugándose la vida por vocación y por responsabilidad en una situación de crisis sanitaria.

Y creo que no digo nada que no sepáis si recuerdo que en Madrid, pese a la de años que llevamos con esto, hay una gran parte del sector que sigue siendo de derechas, e incluso alguna asociación que es más afín a este espectro político (de hecho como ya he dicho antes, su abogado y secretario técnico acaba pasarse a Uber,… sí el mismo que casi nos pone a los pies de los caballos ante el Supremo).

Bueno, cada uno con su conciencia y con sus representados. Y yo con la mía, que ya bastante tengo con casi haberme afiliado en Podemos. No me veo expropiando fachalecos…

El taxi es un servicio público de todas y todos los ciudadanos, no somos la arma arrojadiza de nadie y menos del que nos quiere bien muertos desde hace años.

Espero que haya quedado claro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.