Uber y tener altura de miras

0

La que se ha liado con Uber y el taxi eh, jaja.

Bueno lo normal creo yo, o por lo menos lo que algunos intuíamos que iba a pasar más tarde o más temprano.

Al final, el taxi es un actor imprescindible en la movilidad en todas y cada una de nuestras ciudades y de igual manera, es un servicio público que incluso forma parte desde hace muchos años de la cultura popular.

De hecho, en mi opinión, hubiera sido bastante más inteligente a nivel de estrategia haberse intentado aliar con el taxi desde un principio que intentar acabar con él montándose un servicio paralelo para suplantarlo.

Pero el taxi es demasiado grande para Uber, por muchos fondos ilimitados y grandes inversiones que tengan detrás. Y parece que, después de años de ataques continuos, ahora se han dado cuenta.

Después de años de acoso y derribo y después de que la avaricia de las VTC haya roto el saco y la pandemia les haya dado la puntilla que llevaban tiempo buscando. Todo sea dicho.

El caso es que, ahora Uber, quiere trabajar con el taxi. Hace poco ya di mi opinión sobre esto, un poco más enfocada al taxista en particular, porque al principio parecía que todo dependía de una decisión personal. En principio, que yo supiera (luego la mierda siempre flota) los contactos eran a taxistas de manera individual.

Y llega la semana pasada y esto cambia.

Uber solicita reunirse con Élite Taxi Barcelona a lo que la asociación mayoritaria catalana, gran baluarte y un referente incluso a nivel mundial, acepta.

A partir de ahí, parece que saltan las alarmas en el sector. Unos ponen el grito en el cielo, otros son más escépticos e incluso hay compañeros que están a favor de que produzca este encuentro.

Para gustos los colores.

No me quiero centrar mucho en esto, porque creo que de mi columna se intuye mi posición pero hay algo que me resulta curioso, incluso me hace un poco de gracia que es cuando alguien que se considera con relativa importancia viene a dar su opinión cuando nadie la ha pedido ni el sector la necesita demostrando que no ha entendido nada de nada.

Para no extenderme mucho más, es muy fácil de entenderlo.

Lo importante no es el decir me siento o no me siento con Uber cuando eres una asociación que representas a un número importante de taxistas y por ende, eres imagen del sector. Lo importante es que tu respuesta tenga sentido.

Es una responsabilidad no sólo con las personas a las que representas, sino con todo el sector.

A lo mejor, en lugar de dar tu opinión cuando nadie te la ha pedido, te tendrías que preguntar que si Uber no se ha dirigido a ti es porque no eres realmente importante para ellos y no pintas nada. Y eso es preocupante.

Si Uber no te llama para sentarse con ellos, es que no eres una amenaza para sus propósitos.

Como también es preocupante que utilices ese argumento, el de dar tu opinión cuando nadie te la ha pedido para hacerte autobombo. Básicamente porque hay otras asociaciones a las que aparte de Élite Taxi Barcelona y a diferencia de ti y por su gran importancia en el sector, sí que Uber ha solicitado reunirse con ellos y se han llevado un no por respuesta.

Un no del que no nos hemos enterado nadie. Porque cuando estás a otra cosa y a lo tuyo para luchar por el sector, no es necesario agarrarse a clavos ardiendo para darte más importancia que la que tienes.

Por eso digo. Entiendo que para cualquier taxista a nivel particular un no sea un no categórico. Para una asociación, cualquier respuesta sin un trabajo detrás y un argumento sólido es una total irresponsabilidad.

A no ser de que el objetivo sea intoxicar más al sector. Claro.

Por eso algunos dan su opinión cuando no se les pregunta. Porque no hay nada detrás que respalde su posición.

Ojalá algún día yo, algún día pueda sentarme con mis enemigos (los de dentro del sector también) para exponerme sus planes o sus intenciones.

Ojalá algún día tenga ese poder.

De hecho, os confieso que es uno de mis objetivos, por los que me he apartado del sector y que cada día veo más cerca.

El taxi debe ser dueño de su futuro, no del que pretendan marcarle irresponsables que no ven más allá ni escuchan los gritos de la mayoría silenciosa, buitres empresariales o políticos marionetas del poder.

El taxi debe de tener altura de miras para mirarle a la cara a sus enemigos sin arrugarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.