Uber y mi opinión desde fuera

2

En primer lugar, ante todo y pese a la labor que pueda estar desempeñando en la asociación a la que pertenezco, quiero que quede claro que mis opiniones, se hacen desde un punto de vista externo al sector del taxi, es decir, desde fuera.

Soy consciente de la complicación que supone abrir este melón, pero bueno como yo no soy taxista (como algunos me han recordado durante mucho tiempo) creo que puedo hablar de manera más suelta y sobretodo, puedo dar un enfoque que creo que es necesario, porque a lo mejor desde fuera, se pueden ver las cosas de otra manera.

Simplemente pienso que lo que haya compañeros trabajando con su taxi para Uber es, en primer lugar, una situación sobre la que el sector debe reflexionar y que no todo es tan fácil como puede parecer en un principio, porque partiendo de la misma base de que Uber es el enemigo (creo que todos o por lo menos la mayoría de los taxistas piensan así), hay matices.

– “Oh ya estamos con peros y matices, ya viene este a contarnos el rollo para intentar convencernos de lo que es malo puede que no lo sea tanto”

No ni mucho menos, pero el hecho de que toque actuar con inteligencia, no está reñido con que haya que ser conscientes de la situación real que tenemos.

Yo no sé lo que cada uno tiene que meter en su casa ni tampoco su necesidad, del mismo modo que tampoco sé como duerme cada uno por las noches con su conciencia. Porque si hay taxistas que por muy mal que estén las cosas, a día de hoy no se han ido y siguen tirando, los demás también pueden. Y me consta que son muchos.

Rendirse, es siempre lo más fácil.

De igual manera, tampoco puedo criticar al que se siente profundamente dolido y enfadado por que haya compañeros y sobretodo, compañeros cercanos que estén trabajando para Uber.

Si algo he aprendido con la experiencia es que, pese a lo que pueda parecer al principio, todas y todos, primero somos personas, todas y todos somos trabajadores y todos y todas en esta situación, creo que tenemos nuestras razones.

Porque probablemente, en algunos de los casos haya hasta alguna excusa para el que trabaja para Uber por necesidad o por obligación (nadie conoce alguna flota que trabaje para ellos ahora, claro) como de la misma forma que es legítimo el compañero o compañera taxista que pone el grito en el cielo porque después de dejarse la piel luchando por el taxi, se siente totalmente traicionado.

Pero si hay otra cosa que con estos años que también he aprendido, es que no hay que generalizar, a no ser de que sea para atacar a un enemigo común. Y más en el taxi, donde nos encontramos en un sector totalmente heterogéneo, donde cada unidad, cada licencia es un mundo.

Y para eso sería bueno como herramienta para luchar contra Uber, ahora que ya lo tenemos dentro, intentar comprender las causas, sobre todo saber qué es lo que podemos hacer ya no para que esto no suceda, porque ya está aquí y a partir de hoy nuestra lucha cambia. A partir de aquí nuestro esfuerzo se tiene que centrar en echarles de nuestra casa.

Bueno de la vuestra, ya me comprendéis, yo soy taxista.

Porque os lo han metido dentro.

Por eso me gustaría que muchos, yo incluido, en lugar de apresurarnos, hiciéramos una reflexión de cómo podemos parar esto, y sobre todo, me gustaría que pensáramos en que estamos haciendo mal.

Quisiera que empezáramos a pensar seriamente en que fallamos, ya no sólo para que muchos compañeros se hayan pasado a trabajar como el enemigo, que parece que ahora es lo mas importante, sino también porqué hay clientes que se van con ellos y no vuelven, que muy importante también y está muy relacionado uno con lo otro, según yo considero.

Y no es que esto último no lo hagamos, pero a lo mejor la estrategia no es muy efectiva, visto lo visto.

¿De verdad todos y todas los que habéis puesto el grito en el cielo porque haya compañeros trabajando para Uber os habéis implicado algo o lo suficiente con el sector para que esto no suceda?

Porque, por ejemplo, es muy fácil hablar en redes sociales o señalar, cuando en esas mismas redes llevamos años viendo y aguantando como le ríen las gracias a cierto propietario de vehículos VTC, sin que tampoco pase nada.

Ahora algunos se dan golpes de pecho porque han pillado compañeros trabajando para Uber mientras llevan mucho tiempo permitiendo que un cucaracho (el que lo es lo es) que se cree más listo que los taxistas, os dé lecciones.

Hay que joderse.

O porque del mismo modo, es muy sencillo volverse loco con todo este tema cuando de igual manera, hace semanas estuvo como invitado en el programa más escuchado del taxi el responsable de Uber para Europa del sur vendiendo su producto.

Ahora mirad vuestra radio. ¿A qué sigue esa emisora sintonizada?

……

Aparte de esto, también creo que mucha parte de la culpa la tiene la administración facilitando la entrada de Uber y de Cabify al sector.

– ¿Qué luego depende de cada uno trabajar o no trabajar para eso?

– Cierto, pero si se corta de raíz el problema a día de hoy no hubiera existido.

Y eso se consigue incluso con nuestros votos. Ese derecho que también, nos hace responsables de colocar en el gobierno a uno u otro que pretenda jodernos más o menos como sector.

Para terminar, y quiero que quede claro una vez más que en este caso Uber, la empresa, el puto buitre carroñero que lleva años robando a los taxistas es el enemigo por encima de todo.

Sí, Uber esos contra la que llevamos meses actuando judicialmente, con investigaciones en Fiscalía (de las de verdad, no las de fotos y ya veremos) gracias al apoyo de casi trescientos socios de 70.000 taxistas que hay en el sector.

Del mismo modo que desde Taxi Project y gracias al compromiso de nuestras socias y socios, hemos denunciando a Bolt y a Cabify, con los recursos que tenemos, trabajando más de lo que muchas veces nos es posible y sacando de donde no hay para seguir con la lucha, mientras por otra parte, nos han estado cayendo hostias por todos los lados y siempre de la misma parte del sector por únicamente hacer nuestro trabajo y lo que creemos que es lo mejor para el taxi.

Por cierto, ¿todos los que ponéis el grito en el cielo hacéis lo mismo o pensáis ayudarnos en Taxi Project de la manera que sea?

Os esperamos en la lucha compañeras y compañeros.

Por eso, deberíamos recapacitar sobre nuestra responsabilidad y sobre lo que podemos hacer o lo que no hemos hecho . Yo mismo he sufrido a veces al sector y en parte me lo conozco, como cuando se generaliza con los Eurotaxis, tratándolos como si también fueran el enemigo, sin ningún criterio.

¿A qué también os suena?

Otra crisis que puede ser una oportunidad si somos inteligentes y sabemos obtener soluciones, y para eso hay que ser razonables y tener claro nuestros objetivos.

Esta opinión es lógicamente, para el que la quiera entender. Por suerte, como no soy taxista (como he dicho antes, bien que se han empeñado los mismo de siempre en recordármelo como si me importara una mierda lo que piensen)  no tengo que darle cuentas a nadie. Si se quiere entender bien y sino pues yo que sé…

No podemos estar por un lado llenándonos la boca con la defensa de las trabajadoras y los trabajadores y luego no tomarnos la molestia de comprender a los demás, señalando con el dedo sin saber las causas. Pero del mismo modo, si hay compañeros que pasándolo mal siguen aguantado sin irse con Uber, todos y todas podéis. Todo lo demás son excusas. No voy a exigir responsabilidades a unos y a mí mismo y a otros no por mucho que quiera comprender sus razones. Ya somos todos mayorcitos y deberíamos saber que grande es el peso de nuestra conciencia.

Y ya os digo yo que el que no tiene esa conciencia por esto tampoco va a cambiar de opinión sobre trabajar con Uber. Eso no crece de un día para otro. Al que no le importe una mierda ni su futuro ni el futuro de los demás, tampoco le va a importar mucho trabajar para uno o para otro y esos son los que de verdad sobran en este sector, porque lo condenan.

Del mismo modo, seguramente haya compañeras y compañeros a los que podamos aportar soluciones o que vuelvan arrepentidos. Como ya ha sucedido, por cierto, y bien que me alegro.

Yo no soy nadie ni para juzgar ni para perdonar ni para condenar a otro compañero.

Mi único objetivo es acabar con Uber, con Cabify y con cualquier empresa que intente someternos a mí, al taxista o a cualquier trabajador. Como demuestro día a día, con mis aciertos y mis errores pero sobre todo con algo con lo que no cabe duda, con mi trabajo.

Cualquier empresa también como Bolt y Free Now, que también parece que se nos olvida a veces por el agujero que han entrado los buitres. Aunque la primera por suerte, haya salido corriendo.

Espero que esto haga reflexionar y que nos tranquilicemos un poco con el tema . Una guerra ahora entre vosotros, únicamente beneficia a Uber, lo que no quita que seamos firmes y que vayamos sin piedad con ellos, pero asumiendo nuestros errores y aportando soluciones y coherencia.

Lo que sí que espero es que esto sirva para echarlos de verdad, mejorar y que muchos se impliquen más con el sector.

En cualquiera de los casos, yo sé cual es mi sitio y mi labor, en cuanto a vuestro sector, vosotras y vosotros decidís, esto es simplemente una opinión desde fuera y por eso me duele ver toda esta locura que se está montando que sólo beneficia a los mismos de siempre, los que la han provocado.

2 Comentarios

  1. En este sector competimos entre nosotros echando horas y no todo el mundo puede echar 15h al día.La manera de evitar que compañeros entren a Uber es regulando el sector y repartiendo el trabajo mejor. si cuando sales a currar hay trabajo nadie de mete en Uber, si no nos regulamos nosotros este sector no merece sobrevivir.

  2. Carlos ojalá el sector del taxi deje el módulo y pagué por estimación directa en IVA… Ahí está el grueso de la tributación, el resto cortinas de humo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.