Si no puedes vencer a tu enemigo, vístete como él

0


Si no puedes vencer a tu enemigo, vístete como él. Así empieza un artículo que recopila un listado de mujeres que se vieron obligadas a vestir como hombres para poder perseguir sus sueños.

El patriarcado, a través del poder, vulneró de forma habitual y continuada, derechos fundamentales de las mujeres. Además de discriminarlas socialmente, limitaba el fin de su existencia a tres alternativas: madre/esposa, monja o prostituta.

Si no seguías las normas impuestas a todas las nacidas mujeres, eras estigmatizada, castigada, humillada y metida en cintura. Para ello utilizaban la violencia, el adiestramiento y la indefensión aprendida.

He de apuntar, que muchas mujeres que ingresaron en un convento no lo hicieron por vocación religiosa, si no porque vivía más libre una monja que una esposa.

¿Por qué se presentaban como hombres?

Las mujeres que se atrevieron a saltarse esas normas patriarcales, encontraron la solución presentándose ante la sociedad como hombres.

Los motivos de cada una son diferentes: realizar su vocación profesional, poder vivir con el amor de su vida, cumplir un sueño, ir a la guerra, viajar, vivir aventuras o tener poder. Todas estas actividades estaban absolutamente prohibido para las mujeres.

Sin embargo, el perfil se repite constantemente: querían ser dueñas de sus vidas, tener libertad para opinar, estudiar y vivir. Mujeres rebeldes que nunca se conformaron con el destino que el patriarcado había ideado para ellas. En definitiva, no aceptaron los roles sociales y familiares impuestos a la población femenina.


Existen datos de mujeres que utilizaron esta estrategia, desde el Antiguo Egipto. Entre ellas, encontramos cirujanas, escritoras, doctoras, abogadas, incluso, corredoras de maratón.

¿Y en España?

En España, Concepción Arenal tuvo que disfrazarse de hombre para poder acudir a la universidad como oyente. Vestida con levita y sombrero de copa, su engaño fue descubierto por el rector. Este la desafió a superar una prueba. Arenal la superó de forma tan brillante que no se atrevieron a expulsarla de la universidad. Aún así, fue apartada, tutelada y no pudo matricularse ni obtener el título.

Elisa Sánchez, maestra, se convirtió en Mario Sánchez, personaje que inventó para poder casarse con Marcela. Lo consiguieron engañando a todo el mundo. Pero les duró poco. Tras la boda se empezó a sospechar que Mario era una mujer. Fueron perseguidas y se llegó a anular su boda.

Caterina Albert i Paradís, referente de la literatura modernista catalana, firmó sus escritos como Víctor Catalá. Consiguió los Jocs Florals de Olot con su obra La infanticida. Cuando se descubrió que el autor, en realidad era autora, fue censurada.

Revisionismo postmoderno y queer

Ahora el revisionismo histórico, pretende convertir a algunas de estas mujeres en personas trans, (como ya ha sucedido con la primera cirujana de la historia, Elena de Céspedes). Y lo hacen con la excusa de que fueron mujeres que rompieron las normas de género. Se atreven a hacerlo, sin analizar los contextos, y considerando sus vidas desde la óptica postmodernista y queer. Una ideología que reza que quien se rebela contra estos roles y estereotipos, se identifica con el sexo contrario. Con esta actitud, absolutamente antifeminista, pretenden falsear la genealogía femenina.

Lo más divertido, es que toman como fundamento ideológico, teorías de misóginos reconocidos como Galeno (siglo II), que entre sus muchas brillantes ideas sostenía que la mujer era un hombre vuelto al revés. Los ovarios eran testículos más pequeños, menos perfectos (Anderson, Zinsser, 2018).

También usan otras teorías científicas medievales que argumentaban la indigencia mental femenina como excusa para oprimir y esclavizar a las mujeres. Estas teorías están siendo rebatidas desde hace muchos años por filósofas, historiadoras y antropólogas feministas.

Su obsesión por demostrar que el sexo biológico no existe y el binarismo es de género, daña las bases fundamentales de la teoría feminista y tergiversa la historia de mujeres que quisieron vivir libres

(Este artículo ha sido posible gracias a las enseñanzas de mi amiga Iriati Santos).

Webgrafía: https://cooperativa.abacus.coop/es/comunidades/comunidad-cultural/conocimiento-compartido-cultural/mujeres-que-hicieron-historia-pasando-por-hombre/




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.