Esa voz de fondo…

0

Los documentales de naturaleza son, desde un punto de vista científico, testimonio de investigaciones sobre el terreno, que pretenden hacerse eco de unos hechos que acontecen en el medio natural y divulgarlos entre la población. A modo personal, a muchos nos lleva a esa hora después de la comida donde la modorra intenta venceros, con imágenes de cebras y gacelas Thomson a punto de ser devoradas por una leona en la 2. Sin embargo, algunos de estos documentales tenían de fondo una voz peculiar, una voz que muchas veces nos rescataba de esa llamada de Morfeo y nos hacía (y hace) permanecer atentos. Porque algunos de esos documentales, generalmente los más interesantes, estaban narrados de fondo (tras el doblaje, con menos volumen), por una voz peculiar que se nos ha quedado en el poso imaginativo. Esa voz es la de David Attenborough, que siempre Ha tenido alguna aportación interesante. En esta entrada veremos la última de ellas y quizás la más interesante, por su contenido y su brutal mensaje, veremos David Attenborough, a life in our planet.

Se trata de un documental danés, dirigido por Keith Scholey, Alastair Fothergill y Jonathan Hughes, creado en abril de 2020 y actualmente en la plataforma Netflix. En él nos invitan a un viaje por la trayectoria de Sir David, narrada por él mismo. Algo que a priori puede resultar anodino o innecesario, pero que desde el minuto cero, hace que tu visión no pueda despegarse de la pantalla.

No hay cortapisa para el protagonista y desde el principio, acompañado de imágenes de archivo, desde sus más antiguos documentales, hasta los más recientes, nos va introduciendo en la dinámica de la narrativa, que no es otra que la paulatina destrucción de la biodiversidad por parte del ser humano.

No poca gente se siente atacada por este tipo de narraciones y otros tantos lo desdeñan, queriendo unificarlo con esa corriente pseudopolítica verde que tanto daño hace (en realidad, no tanto) a los movimientos de izquierda, por disgregar la lucha… pero en este caso no se puede decir tal cosa, no olvidemos que estamos hablando de un Sir, que mucho se aleja de ser socialista, de hecho en 1998 se definía como «un liberal de izquierda estándar y aburrido» y si bien es una persona con dos dedos de frente que comentó a modo de broma el ascenso de Donald Trump, diciendo «¿Tenemos algún control o influencia sobre las elecciones estadounidenses? Por supuesto que no. Podríamos dispararle, es no es una mala idea.», realmente es un señor de 93 años, que por su privilegiado modo de vida ha visto el declive de nuestro medio natural, en una carrera que abarca desde la década de 1970 a la actualidad. Casi nada.

Porque 50 años dan para mucho. Especialmente si eres una persona observadora, como lo es el protagonista. Y lejos de buscar un lugar donde retirarse, pues a él el problema medioambiental, puede pensarse que ya le viene al pairo, se moja y nos pega un bofetón de realidad.

Lo mejor, sin duda, es la capacidad de hacernos viajar y sentir verdadera empatía con nuestro entorno, porque no olvidemos que pertenecemos a él, que no es un agregado y si desaparece, nosotros también.

Lo peor quizás es la dureza con la que se cuenta y las imágenes que acompañan, desgarradoras, pero necesarias para ver qué horrores estamos haciendo.

Este viejo de noventa (expresión que usaba mi madrina, aún con noventa años), lo deja bien claro en el documental, no se trata de salvar al ecosistema, se trata de salvarnos a nosotros mismos. La tierra no es la que necesite ser salvada, somos nosotros, que seguimos con ese pensamiento surgido en la era moderna de que la naturaleza es un contrario al que doblegar. Llevamos toda la vida, ajenos a esta realidad y sin embargo es algo que definitivamente puedo acabar con todos nosotros en un plazo mucho menor al que nos creemos, sin embargo, hay salida, se puede revertir. Os invito a ver a este señor, poniendo su grano de arena. Porque sin nuestro ecosistema, un mundo mejor es posible, pero sería un mundo sin nosotros, la unión es la única alternativa, si queremos verlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.