El Rey Midas

0

Según la mitología griega, Midas fue un rey de Frigia, hijo de Gordio, el tipo que invento el nudo gordiano, tan difícil de desatar que se tuvo que esperar a que llegase Fernando el Católico a pontificar que tanto valía cortarlo como desatarlo (Tanto Monta, Monta Tanto). Midas tenía la habilidad, o eso decía la prensa de la época, de convertir en oro todo lo que tocaba.

Sucede que parece que en el Parlamento Español hay quien tiene las mismas habilidades que Midas pero a la inversa. Convierte el oro en mierda, o sea que de las posibles victorias consigue derrotas o de los posibles avances, retrocesos.

Echenique se coronó el pasado 20 de mayo filtrando un acuerdo tripartito PSOE-Unidos Podemos-Bildu que junto al anuncio de un mayor flexibilización de la regla de gasto público (elaborada por Montoro y el PP, y vigente aún) pero sin cuantificarla, prometía la derogación total de la Reforma Laboral del PP de 2012 y además le ponía fecha. Se iba a derogar antes de que se acabasen las medidas extraordinarias puestas en marcha por el gobierno de cara a enfrentar la crisis sanitaria que vivimos en la actualidad.

La derogación de la Reforma Laboral, promesa electoral de ambas organizaciones que estaba olvidada y guardada bajo llave en algún cajón, se iba a caer del acuerdo en menos de 2 horas, batiendo a buen algún que otro récord mundial, y añadiendo otra pagina con la rubrica del PSOE en la Historia Mundial de la Infamia. El PSOE, en nombre del gobierno, había hablado.

Y es que, aunque Echenique hubiese ido corriendo a los medios para apuntarse un tanto que no era suyo, donde manda patrón no manda marinero, y una vez conseguida la colaboración de Bildu para prorrogar el estado de alarma, si te he visto no me acuerdo. Porque más allá del enésimo fiasco del Gobierno, alguno ha intentado apropiarse de la iniciativo política de otros, y eso es grave, más aún cuando tú mismo has abandonado esa reclamación (la derogación de la Reforma Laboral) para asegurar la gobernanza neoliberal con matices del actual gobierno «socialcomunista». Sapos que había que tragarse, que diría Pablo.

Para acabar de rematar el sainete. Unai Sordo, secretario general de CCOO, nos sale con lo de que como se va a derogar la Reforma Laboral sin hablar con él y con la patronal, y que bueno, tampoco hace falta tumbarla entera, con un poco vale y que eso ya estaba en el acuerdo de investidura. Y aunque uno valore positivamente tanto la iniciativa de Bildu, como las declaraciones de Pablo Iglesias de hace unos minutos, donde afirma que la Reforma Laboral se va a derogar completa y ahora, no se va la sensación de que todo esto es un cutrerío politiquero y una trama de pasillo de Congreso, previsible y mala, que va a rellenar un par de portadas y poco más.

Echenique suma, además, a este fiasco, otro peor si cabe. «Equivocarse» al votar contra el franquismo, a la hora de sacar a la luz o no, la hoja de servicios del torturador conocido como Billy el Niño. Te la ponen para empujarla y haces la de Abreu. Convertir el oro en mierda. Dimitir es un nombre ruso ¿no?

Mientras tanto, en la calle, orangutanes y otros homínidos ponen en peligro la salud colectiva saliendo a pasear sus cuerpos reclamando una solución final contra el actual gobierno, para que venga otro peor todavía más antiobrero y mas vendepatrias ante la UE y la OTAN, pero con ración extra de enseña nacional.

A eso habrá que plantarle cara, claro, pero uno se pregunta ¿con cuales armas? Parece que las de las fuerzas políticas y sindicales que apoyan y conforman al actual Gobierno están melladas y oxidadas, que las del Procesismo catalán (identificado hasta hace poco como un posible aliado) están de lado de la oligarquía catalana y española y que más allá de eso, no hay nada con lo que contar.

¿De dónde saldrá el martillo, verdugo de esta cadena? No lo sé, ¿alguien lo sabe?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.