El apocalipsis

0

Arrepentíos. El final de la cristiandad se avecina. Órdago a mayor; yo iría más allá y diría que el fin del mundo está a la vuelta de la esquina. Si sois incrédulos a mis palabras es porque sin duda alguna no habéis leído las advertencias de ciertos individuos expertos en las ciencias políticas que aporrean teclados cuan orangutanes histéricos.

La explicación a tales predicciones apocalípticas no es más ni menos que el pacto, acuerdo de gobierno, preacuerdo o como queramos denominarlo, entre el PSOE y PODEMOS, que como todo el mundo sabe oscilan entre el estalinismo más cruento y el maoísmo más fanático (algunas fuentes aseguran que se plantean incluso eliminar «algún» que otro puntillo de la reforma laboral). Si esta locura no es suficiente para sentir amenazada nuestra existencia, yo ya no sé.

El pasado martes día 12 se anunció para sorpresa de todos los mortales un pacto de gobierno entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y sobre el que el día anterior habían negociado con sus respectivos equipos de trabajo. A falta de saber si obtendrá el apoyo necesario o una oposición insuficiente para salir investido Pedro Sánchez, la histeria no ha se ha hecho esperar en los habitantes de la caverna, pronosticándonos una muerte horrible, dolorosa, insufrible…Será el final de la España tal y como la conocíamos. El caos, las plagas de langostas y los ríos teñidos de sangre serán paisajes que nos acompañarán muy pronto si hacemos caso de estas bellas personas. Que digo yo que también es mala suerte ahora que le estábamos cogiendo cariño a Blas de Lezo y teníamos banderas cada vez más grandes ondeando en la gloriosa capital del Reino.

Hay un individuo querido por todos nosotros, viejo conocido entre las columnas con olor a naftalina y caspa a doquier, que incluso tiene el descaro de explicar los resultados electorales y esta alianza de «centro izquierda» como consecuencia de la falta de inteligencia y fe en Dios, lo que nos podría llevar a un nuevo Auschwitz. Hasta tal punto lleva la paranoica interpretación de estos pseudoperiodistas.

El del olor a ácido úrico

Aún le queda un largo recorrido a Pedro Sánchez para ser investido. Negociaciones y persuasión a la izquierda independentista o a Ciudadanos para una abstención. Nada es seguro a día de hoy. En cualquier caso lo que sí sabemos con certeza sin temor a equivocarnos es que leeremos muchos más disparates en la caverna, entre piedras de sílex y pinturas rupestres. Yo me iría preparando para el Armagedón. Desde hace cinco días no me desprendo de mi biblia y comulgo cada día. Por si las moscas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.