8 años de la masacre de Odessa

0

Un 2 de mayo pero de 2014 se perpetró la masacre de Odessa, en la que medio centenar de comunistas y antifascistas fallecieron bajo las llamas del incendio intencionado de la Casa de los Sindicatos de esta ciudad. Las víctimas, que se encontraban participando en una manifestación contra el fascismo, se vieron acorraladas por una masa de exaltados de extrema derecha, ultranacionalistas y nazis, y se refugiaron en el edificio. Testigos afirman que fue incendiado por los perseguidores y que además impidieron que pudiesen escapar del fuego.

Se estima que fueron 48 las personas que murieron bajo las llamas (cifra oficial) y otras tantas desparecidas, además de 200 personas heridas. La manifestación, surgida de una concentración del día anterior, de carácter antifascista, fue provocada por grupos neonazis que habían ido adquiriendo una creciente osadía, al sentirse impunes en el ambiente propiciado por las fuerzas conservadoras nacionalistas y la ayuda del exterior, que contaba con el beneplácito de la UE.

Las protestas en Ucrania se prolongaban desde el mes de noviembre del año anterior, 2013, tiempo en el que el gobierno recibía presiones de la Unión Europea para firmar un Acuerdo de Asociación. En febrero, bajo un clima de hostilidad generalizado y estimulado desde la propia UE (movimiento patrocinado por europeístas y conocido como Euromaidán), fue destituido el presidente Yanukóvich. La destitución no fue aceptada en zonas de Ucrania, que tras el supuesto acuerdo político observaron el evidente golpe de estado, y se produjeron protestas multitudinarias en los días siguientes.

En la producida ese fatídico 2 de mayo, tuvo lugar la matanza. El posterior gobierno de Kiev presentó una versión en la que los propios manifestantes fueron los que prendieron fuego al edificio, una vez que se encontraban dentro de la Casa de los Sindicatos. Esta hipótesis no explica que algunas de las víctimas tuviesen heridas de bala. Otras versiones apuntan a que hubo infiltrados dentro de los manifestantes que crearon la escalada de violencia que permitió que la matanza se produjera con impunidad, aunque pueden encontrarse videos por internet en los que se aprecia cómo se aviva desde afuera las llamas con lanzamiento de cócteles molotov.

El hecho, de extraordinaria gravedad, debería ser hoy recordado dada la seria actualidad que sufre Ucrania, aunque sigue siendo uno de los pasajes terribles de la historia reciente de este país que parece no tener importancia para los medios de masas.

Antes bien al contrario, durante estos años Europa ha mirado hacia otra parte en este asunto, así como sobre el auge del fascismo. El silencio de la UE coloca a sus responsables en un controvertido papel en cuanto a la escalada de violencia que finalmente ha devenido en la situación actual, que tan bien cuadra en los intereses comerciales y geopolíticos de Estados Unidos.

La Subsecretaria repartiendo pan a un agente ucraniano durante las revueltas del Euromaidán.

Hace apenas unos días, China exigía explicaciones a Estados Unidos por los laboratorios biológicos encontrados en Ucrania a raíz de la operación militar rusa, que fueron reconocidos por la subsecretaria Victoria Nuland. Dichos laboratorios fueron confirmados por la subsecretaria de Estado de EE.UU. ante una pregunta en el Senado.

Nuland, que fue embajadora del país norteamericano en Ucrania en aquel momento, es conocida por las imágenes en las que repartió comida durante las revueltas producidas en la plaza Maidán de Kiev, como forma de evidenciar su apoyo al golpe de Estado de la ultraderecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.