Concentración contra la ‘Ley Montero’ frente al Ministerio de Igualdad

3

Alrededor de un centenar de mujeres de varios colectivos feministas de Madrid -según las convocantes-, acudieron hoy a una concentración promovida por Espacio Feminista Radical (EFR) frente al Ministerio de Igualdad, en Madrid, para denunciar las consecuencias de las leyes de identidad y para protestar por el ninguneo y el desprecio que efectúa desde hace meses el departamento liderado por Irene Montero hacia las feministas.

Según las convocantes denuncian: “La Ley Montero pretende blindar la autoidentificación registral del sexo, un ataque frontal a los derechos de las mujeres en España que afectará a multitud de ámbitos como las medidas positivas contenidas en la Ley de Igualdad o, la recogida de estadísticas veraces acerca de la violencia y la desigualdad estructural que sufrimos las mujeres. También vulnerará la seguridad y la privacidad de mujeres en vestuarios públicos, refugios para víctimas de violencia sexual y machista, módulos femeninos en prisiones y residencias de mayores. Por no mencionar la total destrucción del deporte femenino, convirtiéndolo en deporte mixto”.

Las manifestantes también denuncian que “la Ley LGTBI prohibirá de facto cualquier acompañamiento terapéutico a la disforia que no afirme y promueva la transición. Bajo la guisa de ‘despatologización’ y al prohibir cualquier crítica a la “identidad de género”, esta ley creará un clima de miedo e inseguridad entre los profesionales de la salud mental, que perderán la posibilidad de tratar a personas con disforia libremente, según su criterio profesional. Además, el borrador permite el uso de bloqueadores de pubertad en la niñez, sin especificar la edad. Los bloqueadores afectan de forma irreversible al crecimiento y a la densidad ósea. Y la casi totalidad de menores que toman bloqueadores pasarán luego a tomar hormonas cruzadas.» «El feminismo no quiere ser cómplice de este experimento médico con menores a gran escala”. Apuntan en un comunicado

3 Comentarios

  1. Ni 15, ni 27, ni 1, ni 200… Somos muchísimas las mujeres que nos sentimos atacadas y desprotegidas con esta ley. Que haya 27 en una manifestación te puede hacer creer que son pocas las mujeres que comparten esta idea, pero yo te puedo asegurar que eso no es así. Yo las apoyo, tengo la misma opinión y yo no estaba ahí. Parte del problema es la cancelación, la censura y las amenazas que las feministas sufrimos con este tema. Tema del que nadie quiere profundizar ni debatir, cosa que quedó clara con el nefasto «debate» en El Objetivo de la Sexta. Otra vez más el patriarcado usa el miedo para manipularnos y hacernos callar y la pena es que lo puede conseguir muy fácilmente. Aunque muchas intentamos resistir a esto, a personas públicas como Lucía Etxebarria les va la salud al enfrentarse cada día a amenazas y acoso a su persona y a su familia. Esto es imperdonable.
    Las feministas no sólo creemos que esta ley vulnera nuestros derechos sino que lo sabemos, ya sabemos las consecuencias de esto: Varios países del mundo han implementado este tipo de legislación y las consecuencias son nefastas y contrastables. De hecho algún país como UK ya está dando marcha atrás porque este tipo de leyes no son sostenibles.
    No es un capricho o una queja vacía de argumentos, el problema es que no se nos escucha. No se quieren escuchar los argumentos en contra de esta ley porque no interesa. ¿Alguien se interesa por leer el borrador siquiera? ¿Alguien se interesa en analizar los argumentos del feminismo? ¿Alguien se para a escuchar los argumentos de las personas trans que NO APOYAN LA LEY MONTERO? ¿A alguien le interesa la opinión del colectivo LGBTI que NO APOYA LA LEY MONTERO? Porque todas estas personas existen y están en el debate, pero no se las escucha.
    Una de las grandes manipulaciones con todo esto es sólo hablar de 2 bandos «las feministas radicales VS personas trans», cuando en realidad es: Movimiento Queer VS Feminismo, Personas Transfemeninas y Transmasculinas, Colectivo LGBTI que no apoya la ley Montero,… El debate es mucho más amplio y cuando evitas o descartas discursos simplemente porque no son de tu agrado, estás manipulando el debate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.