Los Ministerios en el Banquillo de Los Acusados

0

A las mujeres nos falla el Ministerio de Interior, el de Justicia y todos. Porque ninguno es impermeable al machismo.

La actualidad nos deja un amargo sabor de boca a diario. Esta semana, de nuevo, abundan las malas noticias en esta España nuestra. Más paro, precariedad, más pobreza, corrupción, crisis sanitaria y económica, tensiones políticas, caza de brujas a feministas, confinamiento, feminicidio, ruina, enfermedad, muerte… En marzo comenzamos a vivir a la sombra de un virus que ha cambiado todas aquellas vidas con las que no acabó. En la oscuridad de los peores momentos, cuando se improvisaban hospitales y tanatorios, podíamos ver la luz al final del túnel. Ahora, una vez superado el primer tramo, las encuestas nos descubren que la luz que brilla al final del túnel es la espada láser de Darth Vader: Una extrema derecha que nace del odio, se alimenta de crisis como esta, crece, y nunca muere.

No es fácil mantener el ánimo en estos tiempos. Menos aún si eres una persona que sufre en primera persona los problemas sociales, pero basta con ser empática. Por eso me aferro a las buenas noticias, cuando las hay, como a un clavo ardiendo. Y aunque sean pocas, las amontono y poco a poco voy construyendo con ellas mi trinchera.

Esta semana, hubo una noticia que deshizo ese nudo que se me pone en la boca del estómago con cada telediario: La Audiencia Nacional ha condenado al Ministerio del Interior por desproteger a una víctima de violencia machista. Y yo, celebro esta noticia. Es una alegría relativa, porque detrás de esta condena hay un feminicidio que se podría haber evitado. Porque existe una única condena, pero cientos de mujeres asesinadas a las que el Estado no protegió. Porque la condena señala a la Guardia Civil, pero la desprotección se da en todas las fuerzas de seguridad, en los juzgados cada día…

Desde 2006, más de dos centenares de mujeres han sido asesinadas después de haber denunciado a su agresor.

Datos recopilados de la estadística oficial que realiza la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género

En España, se contabilizan las víctimas mortales de violencia de género con denuncia desde 2006. Más de dos centenares de mujeres han sido asesinadas desde entonces después de haber denunciado a su agresor. Una de cada diez, incluso tenía alguna medida de protección estatal, que no sirvió para nada. El Estado tiene datos suficientes como para haber corregido el grave problema de su negligente protección. Tiene datos y recursos para, al menos, haber empezado a trabajar en ello. De poco sirve la existencia de un 016, si no hay unas garantías de protección para aquella que dé el valiente paso de llamar.

A las mujeres nos falla el Ministerio de Interior, el de Justicia y todos. Porque ninguno es impermeable al machismo. Actualmente el Ministerio de Igualdad está más preocupado por crear un mundo diverso que por atajar la violencia que sufrimos más de la mitad de la población, por ser mujeres. El primer paso para solucionar un problema es reconocer que existe. Así que celebremos que la Audiencia Nacional le dé un tirón de orejas a alguno de ellos. Con la esperanza de que despierte la voluntad política para acabar con esta sangrienta lacra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.