No habrá Paz para los Malvados, porque no se la merecen (Parte II)

0

Acabé la primera parte del artículo señalando la importancia que el año 2007 tiene en esta cronología, que busca entender qué decisiones políticas tomadas y/o eludidas sitúan a España como primer país europeo en consumo de prostitución, y para ello es necesario realizar juicios valorativos precisos porque, al parecer, igual que en el caso de la cerámica de Talavera, “no es cosa menor. Dicho de otra manera es cosa mayor.” Y tan mayor, porque las decisiones políticas que se toman o se eluden tomar impactan directamente en la vida de las personas, el hecho, por ejemplo, de que tengamos o no una Ley de Eutanasia hemos podido comprobar la angustia y el sufrimiento que provoca a diario, y que la Tercería Locativa siga despenalizada conduce a la enfermedad y al consumo de psicofármacos y drogas, a diario, a miles de mujeres en España (y recuerdo que ni siquiera ha habido interés por saber a cuántas), porque la única puerta que han encontrado abierta para poder conseguir ingresos ha sido la prostitución, pero lo que han encontrado al traspasar el umbral es que la puerta se cerraba y eran engullidas por un mundo paralelo con normas propias, donde debían asumir, como buenamente pudieran, que se sobrevivía aceptando que “ellos siempre quieren, ellos siempre pagan, ellos siempre pueden, ellos siempre mandan”, y “vosotras siempre vais a poder, vosotras siempre vais a consentir y vosotras siempre vais a aceptar”. Mientras que yo estoy escribiendo este artículo, y en el tiempo en que cada lectora/or emplee en leerlo, ¿cuántas mujeres estarán recordándose que necesitan consentir y cuántos… grandísimos individuos estarán comprando ese consentimiento? Y así durante todo el día, y un día tras otro día, mientras que una serie de decisiones políticas no acabe con esto, y mientras que la sociedad no exija que se tomen esas medidas.

Por eso voy a seguir desarrollando la cronología iniciada en el artículo anterior, y es crucial señalar la importancia que tiene que el gobierno presidido por Rodríguez Zapatero consiga aprobar, el 22 de marzo, la Ley Orgánica 3/2007 para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, que junto al Informe presentado 22 días después en el Congreso de los diputados a todos nuestros representantes políticos de entonces, tendrían que haber activado ya una serie de medidas encaminadas a preparar planes y estrategias de atención al colectivo de mujeres vulnerables socioeconómicamente, y en paralelo, el desarrollo de estrategias de comunicación  y planes educativos que explicaran que la prostitución es una forma de violencia de género y una práctica que atenta contra los derechos humanos, siguiendo el mandato fijado por la Ley para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, ahora ya podríamos contar con una Ley Abolicionista.

Al menos es mi opinión tras leer algunos de los párrafos que aparecen en la Exposición de Motivos:

  • El pleno reconocimiento de la Igualdad formal ante la Ley, aun habiendo comportado, sin duda, un paso decisivo, ha resultado ser insuficiente. Resulta necesario, en efecto, una acción combativa dirigida a combatir todas las manifestaciones aún subsistentes de discriminación directa o indirecta por razón de sexo, y a promover la igualdad real entre mujeres y hombres, con remoción de los obstáculos y estereotipos sociales que impiden alcanzarla.
  • La Ley nace con la vocación de erigirse en la Ley-código de la igualdad entre mujeres y hombres. La mayor novedad radica en la prevención de esas conductas discriminatorias y en la previsión de políticas activas para hacer efectivo el principio de igualdad.
  • La ordenación general de las políticas públicas, bajo la óptica del principio de igualdad y la perspectiva de género, se plasma en el establecimiento de criterios de actuación de todos los poderes públicos en los que se integra activamente, de un modo expreso y operativo, dicho principio (…).
  • Instrumentos básicos serán en este sentido, y en el ámbito de la Administración General del Estado, un Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, la creación de una Comisión Interministerial de Igualdad con responsabilidades de coordinación, los informes de impacto de género, cuya obligatoriedad se amplía desde las norma legales a los planes de especial relevancia económica y social, y los informes o evaluaciones periódicas sobre la efectividad del principio de Igualdad.

Y sigue siendo mi opinión que ya podríamos contar con una Ley Abolicionista haber leído, en el TÍTULO I, “El principio de Igualdad y la tutela contra la Discriminación”, lo siguiente:

  • Artículo 3. “El principio de Igualdad de trato entre mujeres y hombres”: supone la ausencia de toda discriminación, directa o indirecta, por razón de sexo, (…) .
  • Artículo 6. Discriminación directa e indirecta.

    b) Se considera Discriminación Indirecta por razón de sexo la situación en que una disposición, criterio o práctica, aparentemente neutras, pone a personas de un sexo en desventaja particular con respecto a personas del otro, salvo que dicha disposición, criterio o práctica puedan justificarse objetivamente en atención a una finalidad legítima, y que los medios para alcanzar dicha finalidad sean necesarios y adecuados.

Esta Ley-código de la Igualdad Efectiva entre mujeres y hombres no habla explícitamente de prostitución, pero sí que insta a que la ordenación general de las políticas públicas se haga bajo la óptica del principio de Igualdad y la Perspectiva de Género, es más, el Artículo 6 con su apartado b es la constatación de que existe Discriminación Indirecta por razón de sexo, y aparece, casualmente, 22 días antes de la presentación del Informe sobre la situación de la prostitución en España en el Congreso. La Ley aparece en marzo, el Informe en abril, el año es 2007. 

¿De verdad entra dentro de la ordenación general de las políticas públicas, hechas bajo la óptica del principio de Igualdad y la Perspectiva de Género, por ejemplo, la concesión de subvenciones a asociaciones que defienden que la prostitución es trabajo sexual, y que atienden a mujeres en situación de prostitución centrando esa atención en su supuesta situación de trabajadoras sexuales? ¿O conceder la Utilidad Pública a asociaciones que reivindican la regulación de la prostitución, y sitúan esta reivindicación como el objetivo principal en su listado de los fines que persiguen? ¿O la cesión de espacios públicos para la organización de exposiciones que muestran la prostitución como un trabajo sexual? Pues yo creo que no y que hay que denunciarlo acogiéndonos a la Ley de Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres, en cuya exposición de motivos se denuncia que el reconocimiento de la Igualdad formal ante la Ley ha resultado ser insuficiente y por eso la Ley nace con el objetivo de erigirse en la Ley-código de la Igualdad entre mujeres y hombres. El gobierno de Rodríguez Zapatero nos dio la herramienta, en nuestras manos está reivindicarla y exigir su cumplimiento, porque pasados trece largos años, no ha habido voluntad política para hacerla cumplir.

Y ahora entro de lleno en el Informe presentado en el Congreso de los Diputados, aunque ya aporté una parte de su contenido inicial cuando empecé a compartir los primeros datos cronológicos, que considero imprescindibles (gracias Celia Amorós, porque, como siempre, tenías razón) para entender cómo ha sido posible, además, que una gran parte de la sociedad española haya sido permeable a la maniobra de la neolengua de sustituir prostitución por el neologismo “trabajo sexual”. Hay otros ejemplos de desvergüenza lingüística, Fátima Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social con el PP desde el año 2011 hasta el 2018, definió como “movilidad exterior” la salida de miles de jóvenes españoles al extranjero que se produjo porque, con independencia de su grado de formación académica, y con el beneplácito de un gobierno presidido por Rajoy pero dirigido por el neoliberalismo amoral de FAES, la oferta laboral que encontraban era más que explotación laboral, llegaba al incivismo depredador, aunque coloquialmente se llamó trabajo basura, terminología, por cierto, que no gusta al icono de no se sabe qué, Isabel Díaz Ayuso, que declaró: “Yo prefiero que un empleo que no haya empleo. (Rajoy plantó la semilla y floreció Isabel Ayuso). A mí, cuando empiezan a hablar de empleo basura me parece que es ofensivo para el que está deseando tener ese empleo basura que está dando oportunidades para corregir problemas que tenía”. Decir que alguien está deseando tener un empleo basura, o decir que hay libre elección en el ejercicio de la prostitución y que como genera ingresos es un trabajo, acaban de darme la pista de quién debería tenerla como icono, si es incapaz de reaccionar ante la sustitución interesada neoliberal de prostitución por “trabajo sexual”, porque es lo que veo en el Colectivo de Putas Libertarias, la CNT, la CUP, ERC, Más País, Adelante Andalucía, En Comú Podem y Ciudadanos. Podemos algún día, cuando consiga posicionarse, demostrará si está completamente comprometido con un cambio completo de modelo socioeconómico o se acomoda en éste, que es el planteamiento que en el fondo ofrecen todos los demás partidos y el colectivo mencionado. Actualmente IU sí está comprometido, a diferencia de la postura que mantuvo en 2007. El PSOE encendió una vela a Dios y otra al diablo, aprobando con nota en teoría y suspendiendo en la práctica.

El grabado de Goya, “El sueño de la razón produce monstruos”, es un aviso, porque rebajar nuestro estado de alerta nos convierte en presa para los depredadores incívicos que nos rodean; ante el auge de los planteamientos neoliberales, los que se empeñan en mantener en hibernación su racionalidad y su pensamiento crítico consiguen que los monstruos se alimenten y se hagan más fuertes.

Y no puedo pensar otra cosa después de comprobar la respuesta que, partidos que dicen ser de izquierdas y/o republicanos, dieron tras conocer el contenido del Informe presentado en el Congreso en 2007 y que había sido precedido por la aprobación de la Ley para la Igualdad Efectiva entre Mujeres y Hombres. De aquellos polvos estos lodos.

El Informe se elaboró tras escuchar 85 comparecencias y el material que algunas de las/os comparecientes aportaron, y la diversidad que presentaban estas/os comparecientes reflejaba la transversalidad que necesita el estudio de la institución de la prostitución. Voy a reproducir el listado de comparecencias que pidió IU-ICV, aunque la antepenúltima la solicitaron conjuntamente ERC y IU-ICV, y las dos últimas ERC, como muestra de diversidad:

  • Cristina Garaizábal, psicóloga terapeuta, en representación de HETAIRA, colectivo en defensa de los derechos de las trabajadoras del sexo en Madrid.
  • Mónica Martín, trabajadora sexual, en representación de COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales), Madrid.
  • Estefanía Acién González, socióloga, APDHA (Asociación pro derechos humanos Andalucía).
  • Nancy Losada, trabajadora sexual, en representación de la ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE TRANSEXUALES.
  • Carla Corso, activista italiana, fundadora del COMITÉ POR LOS DERECHOS DE LAS PROSTITUTAS
  • Pablo López, psicólogo, en representación de TRIÁNGULO (Fundación por la igualdad social de gays y lesbianas), Madrid.
  • Licia Brussa, coordinadora de la FUNDACIÓN TAMPEP.
  • Nacho Pardo en representación de CATS (Comité de Apoyo a las Trabajadoras Sexuales), Murcia.
  • Iván Zaro Rosado, sociólogo, autor del libro “La difícil vida fácil”, donde aborda la prostitución masculina.
  • Gail Pheterson, psicóloga social, representante de la postura pro derechos.
  • ASOCIACIÓN CATTELEIA, en representación de mujeres que eligen trabajar en clubs de alterne.
  • Ruth Mestre i Mestre, jurista y profesora titular del Departamento de Filosofía del Derecho, Universidad de Valencia.
  • EL LLOC DE LA DONA-OBLATAS, Barcelona.
  • Dolores Juliano, antropóloga, representante de LICIT (Línia d’ Investigació i Coordinació amb Immigrants Treballadores Sexuals), Barcelona.
  • Mercé Meroño Salvador, en representación de ÁMBIT DONA.
  • Mercé Civit, en representación de la SECRETARÍA  DE LA MUJER DE COMISIONES OBRERAS DE CATALUNYA.

Otro dato que considero importante señalar es que el Informe también se elaboró teniendo en cuenta la aportación de 15 profesionales del Área de la Salud, que es una participación que, desgraciadamente y en ocasiones de forma interesada, no se suele buscar cuando se trata la realidad del fenómeno de la prostitución.

Como psicóloga sanitaria voy aportar un enfoque distinto del fenómeno de la prostitución. Normalmente la representación de la prostitución es una mujer que “ofrece servicios” y un hombre que paga por ellos. Pero es una representación totalmente interesada, porque en primer lugar debería aparecer el hombre que quiere satisfacer su deseo sexual y sabe que puede conseguirlo recurriendo, mayoritariamente, a una niña, adolescente o mujer, a la que ofrece recursos de los que carece. No he hablado de dinero porque, ¿cuántas niñas, adolescentes y mujeres han sido prostituidas por un hombre, a lo largo de la historia, por una hogaza de pan? ¿Y por soldados a cambio de sus raciones de alimentos o de medicamentos? ¿Cuántas por el casero como pago del alquiler por no quedarse en la calle? ¿Cuántas por el encargado para no perder su empleo? Esto es prostitución aunque el pago no sea monetario, pero no todo el mundo aplicaría ese término rápidamente y sí lo haría si el hombre ofreciera dinero, incluso algunos dirían que sin dinero es abuso sexual pero si hay dinero es trabajo sexual. La esencia es la misma, ¿por qué entonces, la inmensa mayoría de nuestra sociedad, rechazaría y condenaría la conducta del hombre que no ofrece dinero por un contacto sexual, no deseado pero consentido por necesidad, pero contempla con tolerancia la misma conducta si el hombre ofrece dinero?

Para mí la respuesta está en el adoctrinamiento que llevamos milenios interiorizando, que creó una coexistencia que gira entorno a la diferencia y se basa en el privilegio, y un ejemplo es el mantenimiento de la institución de la prostitución a través de los siglos, porque independientemente del modelo de sociedad del momento, los hombres siempre han buscado su normalización, hasta tal punto que el antropólogo Lévy-Strauss afirmaba que la sociedad humana se había consolidado gracias al intercambio de mujeres: la propiedad de lo valioso era masculina y entre lo más preciado estaban las mujeres por su capacidad de reproducción, así que en vez de guerrear los grupos humanos entablaron relaciones de intercambio de mujeres, lo que aseguraba el parentesco y la convivencia. Lévy-Strauss no describió el intercambio de mujeres como inducción a la prostitución y no es habitual que se mire así si no se aplica la perspectiva feminista, tampoco es habitual que se  explique que es de ahí de donde surge la institución del matrimonio, donde un hombre, dueño de una joven por ser su padre o tutor, la entrega a otro hombre que pasa a ser su dueño en calidad de esposo para garantizarse los cuidados, la descendencia y la transmisión del linaje, del oficio y/o los bienes, por supuesto con el “consentimiento “de la joven, que no tiene otra opción más que estar al servicio de quien ejerza su tutela en cada momento. ¿En cuántos libros de Historia hemos leído que por intereses geopolíticos y/o económicos tal rey concertaba el matrimonio de su hija con otro príncipe o rey? Tampoco se dice que tal rey indujo a la prostitución a su hija porque esta práctica se llamó matrimonio por razón de Estado. En ocasiones el matrimonio de Estado obligaba a casarse tanto a la hija de un rey como al hijo de otro rey, pero como la joven tenía que garantizar la continuidad de la clase privilegiada no quedaba más remedio que “consentir” contactos sexuales no deseados, y aprovecho para recordar que un contacto sexual no deseado siempre genera pensamientos, emociones y conductas tendentes a la evitación en el caso de la mujer que hay que bloquear, porque penetrar significa introducir o introducirse con fuerza  en el interior de algo, y cuando esto ocurre sin desearlo produce un impacto emocional que afecta a la salud integral de la mujer; pero si esto no se tenía en cuenta en el caso de la hija de un rey, aún menos cuando se trataba de una niña vendida en el burdel y prostituida por los campesinos y los soldados, aunque tampoco importaba cuando se trataba de las cortesanas prostituidas por el rey y los nobles, o en el caso de las mantenidas prostituidas por los burgueses.

El núcleo del sistema prostitucional siempre ha sido el mantenimiento del privilegio de la sexualidad masculina sobre la femenina que quedaba anulada, y esto produce daños físicos y emocionales en las mujeres, por eso las mujeres en situación de prostitución necesitan psicofármacos y drogas para poder soportar los contactos sexuales no deseados recurrentes, y por eso desde los primeros textos en que encontramos relatos de primitivos burdeles las mujeres aparecen relacionadas con bebidas alcohólicas, pero no porque su naturaleza viciosa y pecadora las condujera a todo tipo de excesos: estaban en prostitución porque habían perdido la protección del marido o porque no tenían un familiar masculino que pudiera acogerlas, por eso necesitaban beber, para soportar las condiciones de la vida que se veían obligadas a llevar, y por eso su salud se deterioraba pronto y envejecían prematuramente.

Decir que la prostitución no es un trabajo ni prestación de servicios, explicar el origen, cómo se mantiene y quién lo mantiene, no es putofobia ni estigmatiza a nadie, el Abolicionismo señala y rechaza la conducta abyecta de los prostituidores y señala los graves daños que produce en la salud de las mujeres prostituidas, porque si hay estigmatización es por parte de proxenetas y prostituidores en forma de desprecio hacia la integridad y el derecho a la salud de las mujeres que prostituyen. Pedir derechos para las mujeres en situación de prostitución es un oxímoron porque la prostitución necesita la anulación de los derechos de las mujeres prostituidas para existir. Las mujeres con derechos son las que están fuera de la prostitución, por eso los hombres pagan, para asegurarse que con un grupo de mujeres no tienen que respetarlos, por eso asumen con total naturalidad que el contacto sexual no sea elegido, ni deseado, ni controlado en ningún momento por la mujer prostituida, haber pagado y su corpulencia física posibilita que tengan el comportamiento asocial que quieran en el contexto prostitucional. Esa situación de anomia social es la que sostiene el negocio del ocio y el entretenimiento sexual. La Segunda República se comprometió a combatir esa situación de anomia social y consiguió que quedara abolida la prostitución, que las mujeres adquirieran el estatus de ciudadanas con plenos derechos, y pudieran formarse y participar en igualdad de condiciones en la sociedad en que vivían, pero la incivilidad de un poderoso grupo de seres vivos que no llegó a graduarse en humanidad, impidió con el uso de las armas que pudiera consolidarse el proceso iniciado que tenía como objetivo la construcción de un modelo social basado en la Igualdad y en la Justicia Social.

El Movimiento Abolicionista lo intenta ahora, y una de sus reivindicaciones se centra en exigir la dotación de recursos y de personal necesarios que posibiliten que el Ministerio de Asuntos Sociales, conjuntamente con otros ministerios porque necesita un enfoque transversal, genere y desarrolle planes y estrategias de atención integral para este colectivo de mujeres, llevadas a cabo contando con la colaboración del tejido asociativo, porque el Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades presentado por Carmen Calvo, a la hora de desarrollar las medidas que corresponden al eje de Violencia contra las mujeres necesita, para ser realmente efectivo, trabajar en red contando con el apoyo de áreas de Servicios sociales dotadas con los recursos adecuados, de los que han carecido desde hace demasiado tiempo.

Y es precisamente esta carencia en la generación y el desarrollo de planes y estrategias de atención integral desde las políticas públicas, que debían haberse dirigido al colectivo de mujeres en situación de desigualdad socioeconómica, una de las causas que habían conducido en 2007, al aumento espectacular de las redes de prostitución y trata con fines de explotación sexual. Y esto aparece reflejado en el Informe presentado en el Congreso de los Diputados.

En el Diagnóstico de la Situación, por ejemplo, se señalaba que la prostitución en nuestro país, desde el punto de vista de la demanda, se caracteriza porque mayoritariamente los compradores de prostitución son varones y la oferta es de mujeres extranjeras muchas de ellas en situación de inmigración ilegal, con graves problemas económicos, que realizan su actividad mayoritariamente en clubs de alterne.

También considero importante que aparezca lo siguiente: “Algunas personas que han comparecido ante la Ponencia han propuesto impulsar reformas legales que afectan al Código Penal (Tercería Locativa), porque, a pesar de la reforma del Código Penal de 2003 donde se recoge como delito el lucro obtenido a través del ejercicio de la prostitución de otra persona, representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han expuesto que existen enormes dificultades en la recogida de pruebas concluyentes a este respecto; también son necesarias reformas legales de la Ley de Extranjería, ampliando el tiempo de estancia de las mujeres extranjeras irregulares en situación de prostitución que denuncien a las mafias hasta que se resuelva el caso, o el desarrollo de la Ley de Asilo, entre otras”.

Y concluyo el apartado de Diagnóstico de la Situación reflejando algunas de sus últimas conclusiones:

-”Más allá de posicionamientos diferentes es necesario poner el Estado de Derecho al servicio de la tutela de los derechos humanos de las personas víctimas de explotación sexual, para lo que se deberá crear un Sistema de Atención Social para las víctimas”.

-”Ha habido prácticamente unanimidad en la necesidad de desarrollar políticas de prevención para atajar las causas, incidiendo en todos los elementos del sistema prostitucional y que transmitan a la sociedad que la prostitución es una forma de violencia de género, y una práctica que atenta contra los derechos humanos”.

Después en el Informe se detalla qué aspectos se han analizado para realizar el Diagnóstico de la Situación, y considero que algunos son dignos de señalar:

1.- Aspectos Éticos y Jurídicos:

a) Relacionar la prostitución con la libertad sexual es olvidar la actividad humana que es la sexualidad, que requiere de una relación de igualdad y voluntariedad, una expresión de libertad compartida y en la que no puede caber la relación comercial que constituye en sí una situación de abuso de poder.

b) En una sociedad libre como la nuestra nada tenemos que objetar a la libertad sexual y mucho a la explotación sexual, que debemos combatir con todos los medios posibles.

c) Para entender bien el fenómeno de la prostitución se requiere de un análisis de género para poder entenderlo, pero, además, necesita de un gran esfuerzo en políticas de igualdad de género para poder combatirlo.

d) Un país como el nuestro, que desde la Constitución ha realizado un gran esfuerzo en pos de la igualdad entre mujeres y hombres, ¿puede regular la prostitución normalizando el comercio sexual y “mandando” un mensaje de tolerancia social hacia estas prácticas, atentatorias contra los derechos humanos?. Supondría entrar en contradicción con nuestro ordenamiento jurídico, tanto en el ámbito interno cuanto en la normativa internacional a la que nos hemos acogido.

e) Considerar la prostitución como un “trabajo” también entra en colisión con nuestra normativa en materia de derechos laborales, y tal como expuso Almudena Fontecha (Responsable de Igualdad del Sindicato UGT) “no caben derechos laborales cuando existe vulneración de los derechos fundamentales”.

2.- Aspectos económicos:

a) En la actual economía de la globalización, el empobrecimiento y desplazamiento de grandes conjuntos de personas marginadas, abandonadas con escasas formas de subsistencia, a excepción de sus propios cuerpos y su trabajo, ha generado una nueva pobreza. Las mujeres y niñas son, regularmente, las que más desventajas tienen de todos estos nuevos pobres.

b) El negocio de la prostitución está siendo una fuente de ingresos, es una forma escogida por algunos países para sobrevivir y desarrollarse. Los propios países en muchos casos son quienes promocionan que sus territorios se conviertan en destinos del turismo sexual a fin de revitalizar sus economías.

c) Las prostitutas son generalmente jóvenes, sin educación y mujeres. Es una actividad de baja cualificación que tiene pocos costes.

3.- Aspectos psicosociales:

a) La prostituta ha de tener la consideración de víctima, “son víctimas del sistema, víctimas de sus proxenetas y víctimas de sus clientes”.

b) Se ha puesto de manifiesto, por parte de varias/os comparecientes, la existencia de graves secuelas psicológicas, violencia, abuso, y, por tanto,debemos abordar su recuperación mediante un enfoque integral que abarque los aspectos psicológicos, laborales y legales, entre otros.

c) Es preciso analizar la demanda, y hacerlo desde la consideración de nuestro ordenamiento jurídico y los valores de nuestra convivencia respetuosos con los derechos humanos.

Después del Diagnóstico de la Situación y los aspectos analizados para elaborarlo, viene el apartado de Conclusiones Adoptadas por la Ponencia, que quedan plasmadas en 5 bloques, y algunas de ellas son las siguientes:

1.- Ámbito y Marco Jurídico Internacional:

a) Se debe contemplar la prostitución en el marco del Convenio de Naciones Unidas para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena, de 2 de diciembre de 1948, que considera la existencia de explotación sexual aunque exista consentimiento de la víctima; así como la Resolución aprobada por el Parlamento Europeo el día 2 de febrero de 2006, que insta a luchar contra la idea de que la prostitución es un trabajo.

2.- Prostitución,Tráfico y Trata:

a) El fenómeno de la prostitución y el tráfico y la Trata de mujeres están absolutamente relacionados. La mayoría de mujeres en situación de prostitución son o han sido víctimas de la “trata de personas” (se entenderá la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.

3.- Las Mujeres en Situación de Prostitución. Su Realidad y necesidades de atención:

a) Resulta necesario destinar más recursos a la atención a las víctimas. Se debe desplegar un Sistema Específico de Atención Social para la atención, protección y recuperación de las víctimas y establecer un protocolo de coordinación y actuación de los diferentes ámbitos jurídicos, sanitarios, sociales y policiales.

b) Las mujeres en situación de prostitución tienen especial dificultad para salir de esta situación, la totalidad de entidades dedicadas a la atención de mujeres en situación de prostitución demandan más recursos dedicados a la atención y recuperación de estas mujeres, y al desarrollo de programas de atención y de inserción laboral.

c) Las mujeres que han estado durante periodos de tiempo en situación de prostitución sufren importantes secuelas, tanto físicas como psicológicas. Su atención resulta muy complicada, su recuperación no es posible en un porcentaje significativo de los casos.

4.- Instrumentos Jurídicos y policiales:

a) Buena parte de las personas ponentes han propuesto impulsar reformas legales que afectan al Código Penal (Tercería Locativa), Ley de Extranjería, desarrollo de la Ley de Asilo…

b) Resulta especialmente dificultoso recoger pruebas contra las redes de tráfico y explotación de mujeres, se deben mejorar algunos mecanismos e instrumentos para mejorar la recolección de pruebas, tanto facilitando la declaración de las víctimas con mecanismos como la prueba anticipada, como mejorando los recursos para la investigación económica. 

5.- Información y Sensibilización:

a) Existe un gran desconocimiento por parte de la sociedad española de las condiciones de vulneración de derechos humanos que viven la mayoría de mujeres en situación de prostitución, debemos impulsar acciones para que la ciudadanía conozca su situación.

b) Es necesario trabajar haciendo un especial hincapié en la educación sexual y afectiva desde el punto de vista de las relaciones de igualdad entre mujeres y hombres.

c) Promover, desde el sistema educativo, la coeducación y sus valores para una sociedad de mujeres y hombres con igualdad de derechos y oportunidades.

Hasta aquí y durante 25 páginas, el Informe describe la situación que en 2007 presentaba la institución de la prostitución en España, las restantes 20 páginas recogen RECOMENDACIONES DIRIGIDAS AL GOBIERNO, clasificadas en Recomendaciones Generales, Medidas de Sensibilización, Medidas de Formación, Medidas de Atención Integral a Las Víctimas, Medidas Legislativas y Policiales y Medidas de Ámbito Internacional, además de una serie de Votos Particulares de los representantes de los grupos parlamentarios de la oposición, mostrando discrepancias (adelanto que ERC presenta 27 votos particulares de discrepancias) y las Justificaciones que las fundamentan. Y esto necesita una exposición y un análisis crítico muy detallado que requiere una tercera parte.

Porque como escribí al inicio del artículo, “no es cosa menor, dicho de otra manera, es cosa mayor”, recordar que las decisiones políticas que se toman o se eluden tomar impactan de lleno en la vida de las/os ciudadanas/os, y es importante que como ciudadanas/os no lo olvidemos.

Artículo anteriorEl Gobierno no descarta las nacionalizaciones de Nissan y Alcoa
Artículo siguienteAportes del Pensamiento de Lenin a la Teoría Marxista (Parte XIV)
Purificación Liétor González. Licenciada en Psicología, siendo su área de formación y actividad profesional la Psicología Sanitaria. Nació en 1968 y eso le permitió conocer de primera mano la militancia política en clandestinidad en la figura de su padre y en su carnet del PCE. Es la nieta mayor de dos abuelas analfabetas cuyos maridos sí sabían leer y escribir, es más, su abuelo paterno llego a ser Secretario General del PSOE durante la República en su pueblecito de Jaén. Pasó de feminista anónima a activista feminista cuando conoció la primera sentencia de La Manada de Pamplona de la Audiencia de Navarra, y pasó de votante a militante de Podemos cuando en su Municipio se quedaron a un puñado de votos para tener un concejal mientras que VOX conseguía dos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.