Ni Acato Ni me Acomodo

0

No me extrañó saber que el día 28 de Marzo en un informativo de Telecinco hablasen de la prostitución como de otro trabajo afectado por el Covid19. Pensando en su fundador, la frase “La mala simiente no da buenos frutos”, adquiere todo su sentido.

Pero me indignó que en la entrevista telefónica que mantuvieron con un representante del Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo (CATS), este manifestara su incapacidad para ayudar a las mujeres en prostitución que contactaran con su asociación. Y me indigné porque CATS presume de ser una asociación declarada de Utilidad Pública desde 2011. La declaración de Utilidad Pública hace que a una asociación se le abran las puertas de las subvenciones públicas, y puede recibir dinero del Ayto. de la zona en que está registrada, de su comunidad, de otras comunidades y a nivel estatal, los proyectos que presente tienen prioridad.

Por ejemplo, CATS que es una asociación murciana, ha recibido desde 2010, subvenciones de la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad para programas de atención y ayuda sociales a las provenientes del Ministerio de Sanidad; desde la misma Secretaría dependiente del Ministerio de Sanidad, subvenciones para la desde la misma Secretaría subvenciones para proyectos de del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades; de la Dirección Gral. de Migraciones, subvenciones destinadas a de la Consejería de Familia e Igualdad y Oportunidades de Murcia subvención para la de la Consejería de Salud de Murcia subvenciones para (en la comunidad de Murcia gobierna el PP y, como puede comprobarse, intenta normalizar que la prostitución es un trabajo).

Los últimos datos económicos publicados por esta asociación en su página Web, en el apartado de Financiación, corresponden a 2018 y reflejan que recibió 306.081 € en subvenciones públicas (en su Ayto. y Comunidad gobierna el PP desde tiempos inmemoriales), y son estas:

  • Por Convenio con el Ayto de Murcia, 50.000€
  • Del Plan Nacional sobre Drogas para  Prevención de Riesgos Asociados al Consumo de Alcohol y Cocaína en trabajadoras de Clubes de Alterne, 10.480€
  • Delegación de Gobierno, subvención contra la Violencia de Género para el Programa de Atención Integral, 59.635€
  • Instituto de la Mujer, subvención para “Apoyo al movimiento asociativo y fundacional”, 23.619€
  • Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Murcia, subvención para Lucha contra la Pobreza, 50.000€
  • Convocatoria IRPF Región de Murcia, 73.047€
  • Convocatoria IRPF Comunidad Valenciana 23.350€
  • Consejería de Salud de Murcia, presupuestos participativos, subvención para Prevención de VIH y Otras ITS en Colectivos Vulnerables, 20.000€
  • Servicio Regional de Empleo y Formación SF de Murcia, 13.950€

En uno de los proyectos que presentaron para recibir subvención en 2019, explicaban que ayudan y atienden a mujeres en situación de prostitución (en CATS siempre las han denominado trabajadoras sexuales), en calles, carreteras, clubes, pisos y de forma autónoma en Murcia, Alicante, Albacete y Almería; que mantienen actividades en 9 áreas de trabajo, llevadas a cabo por profesionales, que garantizan que esa ayuda y esa atención es la correcta, por eso mantienen la concesión de Utilidad Pública y reciben todas estas subvenciones.

Recapitulando: desde 2010 esta asociación ha estado recibiendo subvenciones públicas del Ministerio de Sanidad para ayuda y atención de Víctimas de Trata y de Explotación Sexual; para mujeres y niñas víctimas de Trata con fines de Explotación Sexual y para sus hijas/os menores o con Discapacidad; para Asilo, Refugio e Integración de Inmigrantes; para la Formación de Madres Migrantes en Salud Infantil y Pautas de Crianza Positivas; para la Atención Integral a Víctimas de Violencia de Género, porque las mujeres en situación de prostitución la sufren, y en Delegación de Gobierno lo saben; del Plan Nacional sobre Drogas, porque las mujeres en situación de prostitución tienen problemas de adicción, porque como no están trabajando sino consintiendo Contactos Sexuales No Deseados, necesitan consumir drogas para poder aguantarlo; de la Consejería de Salud de Murcia para Prevención de VIH y otras ITS, porque los prostituidores pagan para conseguir que la mujer con la que mantienen el contacto sexual consienta que este se realice sin preservativo, poniendo en grave peligro la salud de la mujer prostituida e impidiendo su derecho a rechazar prácticas sexuales que comprometan su salud sexual y reproductiva.

Después de examinar toda esta información, teniendo en cuenta la situación de extremada vulnerabilidad en que se encuentran las mujeres a las que se ha comprometido a ayudar esta asociación, porque recibe subvenciones expresamente para ayuda y atención, que son de elevada cuantía porque decía tener programas y profesionales capacitados para cumplir con este compromiso, y dadas las características de la situación de alarma y confinamiento en que estamos, nos encontramos con la entrevista a este representante de CATS y, ¿cómo puede tener la indecencia, la falta total de escrúpulos de asumir en un medio de comunicación que ni han hecho, ni van a hacer, gestión alguna para ayudar y atender en un primer momento a estas mujeres, algunas de las cuales tienen hijas/os, que saben que están en una situación de extrema necesidad económica, y muchas con problemas de salud y de dependencia con las drogas? ¿Y los profesionales? ¿Y la Utilidad Pública?

Antes de que se establecieran las medidas de confinamiento afirmaban estar en contacto con mujeres en prostitución, eso significa que conocen su situación y las tienen localizadas, ¿por qué entonces no se han puesto en contacto con los Servicios Sociales de cada una de las zonas en que se mueven, para asegurarse de que contactaban con ellas y comprobaban en qué situación se encontraban ellas y sus familias? Han recibido subvenciones de la Delegación de Gobierno para atender a mujeres víctimas de Violencia de Género, ¿por qué el representante de CATS no dijo públicamente que se ponían en contacto con las autoridades, para poner en su conocimiento la situación de alto riesgo en que podían estar algunas de estas mujeres? ¿Por qué tampoco se han puesto en contacto con asociaciones de mujeres de sus zonas para crear redes de apoyo social y socorrerlas, ante la sospecha de que los Servicios Sociales pudieran estar colapsados y la ayuda pública se retrasara?

Desde el Front Abolicionista-PV, una plataforma que agrupa asociaciones Abolicionistas, el día 25 de Marzo enviamos por correo electrónico un Manifiesto a los Municipios valencianos, tanto a los integrados en la Red de Municipios Libres de Trata y Explotación Sexual como a los que aún no lo están, lo difundimos por nuestras redes y lo enviamos a los medios de comunicación. En este comunicado alertábamos a los Municipios sobre la situación de vulnerabilidad en que se encontraban las mujeres en situación de prostitución; ofrecíamos un listado de medidas de emergencia para su atención integral, puesto que algunos Aytos se habían puesto en contacto con nuestras asociaciones para que les orientáramos; pedíamos que se tomaran medidas contra los proxenetas y/o prostituidores que trataran de extorsionarlas aprovechándose de su situación de extrema necesidad, y pedíamos que no se criminalizara y revictimizara a las mujeres que se vieran obligadas y presionadas para seguir en prostitución.

El día 28 es cuando Telecinco decide contactar con CATS, y a través de su representante podemos comprobar su completa incapacidad como Comité de Apoyo para cualquier mujer que necesite ayuda y su total ineficacia como asociación de Utilidad Pública. Porque a esto se añade que el día 2 de Abril, en la Cadena Ser, entrevistan a la Ministra de Igualdad Irene Montero, que explica algunos contenidos del último Real Decreto Ley y dice explícitamente: “En el último Real Decreto no solo hablamos de Violencia de Género, sino que también hablamos de las tramas de explotación sexual (…). Medidas como el servicio de acogida están disponibles para las víctimas de Trata y Explotación Sexual. Pueden confiar en las fuerzas y cuerpos de seguridad y en las organizaciones que trabajan con ellas.”

Han recibido subvenciones de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Murcia para la “Lucha contra la pobreza”, porque las mujeres en prostitución son un claro ejemplo de la feminización de la pobreza, de la Delegación de Gobierno para la atención a víctimas de la VG, porque existe esa violencia en la prostitución, y después de escuchar las declaraciones de la ministra, ¿por qué no intentan contactar con todos los medios de comunicación posibles para intentar hacer llegar a estas mujeres y a sus familias una información vital para ellas: que hay ayudas a las que pueden acogerse, que el proxeneta no las va a ayudar pero los recursos sociales sí, que se ha pensado en ellas para que no queden en la marginalidad y puedan acceder a los recursos a los que siempre han tenido derecho? ¿Por qué no han movido cielo y tierra hasta conseguir que la opinión pública sepa cuántas mujeres y en qué situación de emergencia están, para presionar a los poderes públicos y asegurarse de que entran en las redes de ayuda social?

Pero no se percibe esto por parte de CATS, ni por parte de otras asociaciones regulacionistas declaradas de Utilidad Pública hace años por el PP, y por tanto contando también con subvenciones públicas para atención y ayuda a mujeres en situación de prostitución con las que están en contacto. Pero esta “Utilidad Pública” no está sacando a estas mujeres de la vulnerabilidad, no las orienta al acceso a los recursos a los que tienen derecho, no los reclaman para ellas; por eso incluso están de acuerdo con el hecho de que desde algunas Universidades se esté formando a trabajadoras/es sociales en la aceptación de que la prostitución es un trabajo, y por tanto no es una prioridad para Servicios Sociales buscar y ofertarles recursos para formación y orientación laboral, porque son trabajadoras y lo que necesitan son derechos, de esta manera se consigue hurtar una parte de la dotación económica que debería llegar a Servicios Sociales y así, las cifras que figuran en los Presupuestos Generales del Estado gustan a Europa, a la CEOE, a los del dinero B, a los fanáticos seguidores de ese gran… individuo que es Trump, etc. Porque, ¿cómo puede decir una mujer que está en situación de vulnerabilidad socioeconómica, siendo propietaria de un recurso que siempre le generará el sustento? Lo que necesita son derechos y no acceso a recursos sociales, porque de serie las mujeres ya tienen recursos propios con los que garantizarse el sustento. Seguramente pensando en esto se reabrieron los burdeles cerrados durante la II República, porque en España un gobierno republicano había conseguido abolir la prostitución. Esa fue una medida de Utilidad Pública. Pero, ¿lo es declarar de Utilidad Pública a asociaciones regulacionistas, algo a lo que parece no poder resistirse el PP cada vez que gobierna? A mí me parece Utilidad Pepera, porque responde a su propósito de adelgazar al máximo los recursos públicos del Estado, y desincentivar la demanda de las personas más vulnerables. Por eso es puro teatro que VOX diga que pretende investigar las subvenciones que reciben organizaciones regulacionistas, porque las recibieron cuando el Abolicionismo no tenía la fuerza que tiene ahora y el PP no consideraba necesario desplegar fuera del partido a los/as fanáticos/as, una de cuyas misiones es confundir a la opinión pública llamando feminismo a los argumentos fenomenistas del regulacionismo.

Por eso los calificativos de hipocresía en estado puro y de comportamiento infame se quedan cortos cuando se ponen en relación los datos que aporté en el artículo “Cronología de una infamia”, con los datos de hoy y con las aportaciones que el grupo parlamentario del PP, cuyo portavoz era el “insigne” Eduardo Zaplana, quiso añadir en el informe elaborado en 2007, informe elaborado a petición de los grupos del Congreso de los Diputados que consideraban urgente conocer la situación de la prostitución en España, y estas son algunas de esas aportaciones: “Es necesario transmitir a la sociedad que la prostitución es una forma de esclavitud que vulnera los Derechos Humanos y los derechos más elementales, supone un atentado a la dignidad de la mujer, y es contraria al principio de igualdad, un claro ejemplo de violencia contra las mujeres, una explotación por razón de género y de vulnerabilidad económica.” “En España se dan las condiciones para establecer medidas que disuadan la demanda, que disuadan la compra de la prostitución, medidas que conducirán a la reducción de la oferta, y la disminución de las redes de Trata y Tráfico de mujeres, que buscarán otros lugares geográficos más permisivos para instalarse.”

Después de leer esta argumentación que señala a la prostitución como una actividad claramente lesiva para las mujeres que se ven obligadas a estar en ella, ¿cómo podemos valorar el hecho de que la tutela del PP sobre las asociaciones regulacionistas haya propiciado que, las mujeres más vulnerables, interioricen que la prostitución es un trabajo, y que se empoderan cada vez que un individuo paga para asegurarse el consentimiento sin ningún tipo de límites para sus apetencias sexuales? Esta peculiar relación simbiótica con el regulacionismo, ¿por qué les interesaba? Yo creo que lo que les interesaba era que las asociaciones que no buscan cambiar el sistema de depredación individualista neoliberal, muy interesado en fomentar y mantener la feminización de la pobreza, fueran precisamente las que contaran con medios para acercarse a las mujeres en situación de prostitución y transmitirles un único mensaje: ellas no eran víctimas del sistema, no sufrían violencia machista ni de género, ni explotación ni violencia sexual, porque ellas eran las propietarias de su cuerpo, y ese era su poder y su fuerza, porque sin necesidad de formación académica, ni laboral, incluso sin necesidad de dominar el idioma, de él podía salir su sustento; ellas no necesitaban que les ofrecieran acceso a recursos de formación ni de orientación laboral, porque, ¿qué recurso podía ser mejor que sacar partido de la propiedad del cuerpo? Ellas eran trabajadoras y lo que necesitaban eran derechos. La prostitución ha existido desde siempre y lo que hay que hacer es reivindicarla; esto es lo que te ofrece el sistema, acéptalo y acomódate en él; lo que hacéis, mujeres libres, es un trabajo; sois trabajadoras y sin necesidad de recurrir a nada más, vuestro cuerpo os empodera; no tenéis que denunciar ni hacer público el maltrato de proxenetas y prostituyentes porque todos los trabajos tienen sus pegas; tenemos recursos para atender vuestras necesidades sanitarias, que también forman parte de las pegas que tienen todos los trabajos, y no necesitamos que fuera de aquí se conozcan.

En este único mensaje no sé cómo se abordó el asesinato que ocurrió en Junio del pasado año. Isabel, una joven rumana embarazada de 6 meses fue degollada en su casa. Estaba en situación de prostitución, y por las características del asesinato parecía un ajuste de cuentas o un escarmiento. ¿Esto también es una pega, como las que tiene cualquier trabajo? ¿Y la muerte de Lily?, que murió destrozada por las palizas y por estar atrapada en esta destructiva actividad deshumanizada.

Tampoco sé si en este mensaje único cabría la entrevista que Paco Tomás, director del programa que en Radio 5 da cabida al contenido LGTBI, realizó el año pasado a una jovencísima mujer transexual inmigrante, en la que explicó que era trabajadora sexual porque no le dejaban hacer otra cosa. Contó, temblándole la voz por las lágrimas, que empezó a buscar trabajo en lo que sabía hacer, era estilista y se le daba muy bien, concertaba entrevistas por teléfono para solicitar trabajo y cuando acudía y comprobaban que era una mujer transexual le decían que lo sentían pero que la vacante ya se había cubierto. Cuando pasaron los días buscó cualquier tipo de trabajo, y siempre había recibido el mismo rechazo. No quería estar en situación de prostitución pero solo podía recurrir a su cuerpo para subsistir, y la pena y la desolación que había en sus palabras, casi podían golpear a quien la escuchara.

Todo esto está ocurriendo en nuestro país, y antes de que llegue el momento en que nos incorporemos a lo que antes llamábamos normalidad, sería importante que aprovecháramos para clarificar conceptos, objetivos y las consecuencias que se derivan de ellos.

En la prostitución las mujeres se ven atrapadas en la doble opresión, la de clase y la de género, y el feminismo lleva más de tres siglos denunciándola y rechazándola, el mismo rechazo que muestra hacia el sistema que la sostiene y hacia la socialización que nos adoctrina para aceptarla.

Las mujeres en situación de vulnerabilidad socioeconómica necesitan recursos formativos, sanitarios y económicos, no que se las conduzca al ejercicio de una actividad que el neoliberalismo necesita y que a ellas las destroza. El fenomenismo regulacionista observa, acata y se acomoda en la deshumanización utilitarista que nos intentan vender; el feminismo la observa, la analiza, la denuncia, ofrece alternativas y exige cambios.

Cuando todo esto acabe y todos hayamos contemplado de cerca la vulnerabilidad que lleva consigo la existencia humana, y de la que este modelo neoliberal basado en el consumo quiere evitar que seamos conscientes, ¿qué actitud será más conveniente adoptar? ¿Acatamos y nos acomodamos en el sistema que nos ha traído hasta aquí? o ¿denunciamos, proponemos y exigimos cambios?. Yo voy a denunciar, exigir y aportar todo lo posible, para que este joven y novedoso gobierno de coalición pueda llevar a cabo todos los cambios que tanto necesitamos. El poder no está en el cuerpo ni en el individuo, está en el tejido social que entre todas/os seamos capaces de tejer para compensar nuestra vulnerabilidad. Y hay colectivos muy interesados en impedir que seamos conscientes de ello.

Artículo anterior¡Regularización ya!, piden colectivos de migrantes
Artículo siguienteEEUU se declara en situación de desastre
Purificación Liétor González. Licenciada en Psicología, siendo su área de formación y actividad profesional la Psicología Sanitaria. Nació en 1968 y eso le permitió conocer de primera mano la militancia política en clandestinidad en la figura de su padre y en su carnet del PCE. Es la nieta mayor de dos abuelas analfabetas cuyos maridos sí sabían leer y escribir, es más, su abuelo paterno llego a ser Secretario General del PSOE durante la República en su pueblecito de Jaén. Pasó de feminista anónima a activista feminista cuando conoció la primera sentencia de La Manada de Pamplona de la Audiencia de Navarra, y pasó de votante a militante de Podemos cuando en su Municipio se quedaron a un puñado de votos para tener un concejal mientras que VOX conseguía dos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.