Que dice el relator de la ONU

0

El relator de la ONU sobre pobreza y derechos humanos, Philip Alston, ha visitado España durante diez días. Ha recorrido seis comunidades autónomas para conocer y denunciar los vergonzosos niveles de pobreza y desigualdad de nuestro país. El hombre se ha marchado escandalizado, no sin antes hacer una serie de declaraciones por las que debería caérsenos la cara de vergüenza. A la ciudadanía y a la clase política que ha gobernado en España, en las comunidades autónomas, en las corporaciones locales y en Fernando Poo. Dice el relator de la ONU que el sistema de protección social español está roto.

dice-el-relator-de-la-onu

Dice el relator de la ONU que España se encuentra entre las peores situaciones de pobreza de la UE. Que «está fallando» a los más vulnerables y «no se toma en serio» los derechos sociales. Dice que las políticas favorecen a los ricos. Que hay dos Españas: la de la prosperidad y la de quienes viven al borde de sus posibilidades.

Tendría que haber titulado la entrada Crónica del relator pasmado. Y es que pasmado se ha quedado Philip Alston al ver las condiciones en las que viven los temporeros de la fresa en Huelva. Que ha sido Huelva como podría haber sido Almería, o cualquier asentamiento chabolista de la periferia de Madrid. Sin embargo habrá quien diga que a qué tanto pasmo. Que tampoco hacía falta que viniese alguien de la ONU a escribir un informe. Que todo esto ya lo sabíamos. Mira tú qué consuelo.

Cuando la Junta de Andalucía, cogobernada por PSOE con IU, puso en marcha la ocurrencia de programa contra la exclusión social nos enviaron a servicios sociales una serie de instrucciones y directrices. Entre ellas, el uso del indicador AROPE para algunas convocatorias y selecciones de empleo. Yo no lo conocía, así que lo estudié para saber aplicarlo.

Me quedé pasmada yo también, aunque no por los mismos motivos que el relator de la ONU. Lo primero que me vino a la cabeza fue ¿Cómo vamos a usar esto? ¡Todo el mundo va a dar pobreza severa! ¡No nos sirve para ordenar las solicitudes! Hasta ese preciso instante no me había dado cuenta de lo pobres, lo realmente pobres que somos en Andalucía. Hasta ese preciso instante, jamás se me había pasado por la cabeza que una señal de pobreza fuese no poder permitirte una semana de vacaciones, quizá porque mis propios padres no se lo pudieron permitir durante mucho tiempo.

Dice Martín Caparrós en su libro, su maravilloso y sobrecogedor libro El hambre, que la pobreza es la imposibilidad de imaginarse distinto. Y digo yo que para eso está la política, para imaginar un futuro mejor para todas las personas ¿no?

Qué ingenuidad la mía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here