Las Crisis cíclicas del capitalismo y la guerra

0

Los conflictos reverdecen, el antagonismo y sus formas violentas afloran cuando la lucha de clases está en alza. La actual crisis capitalista del mundo, tanto en el centro del sistema, como en su periferia (subdesarrollada y dependiente), es esencialmente una crisis de producción de valor y de plusvalía, que Marx vislumbró hace 150 años en el borrador de los Grundrisse.

Caracterizar las fases que el desarrollo de la guerra encierra con un determinado momento histórico y económico conlleva la capacidad actual de señalar una estrategia exitosa de clase.

Se trata de analizar el proceso histórico estructural del desarrollo capitalista global y dependiente en cada ciclo histórico, para entender el patrón de producción y reproducción, intercambio y consumo del capital internacional, fundado en la división internacional del trabajo y en la dinámica empresarial de las fuerzas del mercado, por ello es ineludible profundizar los enfoques  de la dinámica del capitalismo como las ondas de Kondratieff, el momento Minski por caso, teniendo en cuenta lo que advierte Marx: ““…las categorías más abstractas, a pesar de su validez ―precisamente debida a su naturaleza abstracta― para todas las épocas, son no obstante, en lo que hay de determinado en esta abstracción, el producto de condiciones históricas y poseen plena validez sólo para estas condiciones y dentro de sus límites”

Las ondas de Kondratieff

Nikolay Kondratieff economista de la era soviética que desarrolló nuevos enfoques para las estadísticas económicas, observó que los productos agrícolas y los precios del cobre experimentaban ciclos económicos que alternaban períodos de altas y bajas tasas de crecimiento de largo plazo, formuló que eran resultado de innovaciones tecnológicas y períodos de evolución. En su libro “The World Economy and its Conjunctures during and after the War” (1922) marcó el inicio del estudio sobre los ciclos largos y su relación con la guerra.

Las guerras y revoluciones nacen en el campo de las relaciones económicas durante un período de alta tensión en la expansión de las fuerzas económicas y dan a la dinámica económica, el impulso en la fase ascendente en la creación grandes ciclos largos que duran de 40 a 60 años, que experimentan las economías capitalistas.

 Destacó que “las guerras se originan en la aceleración del ritmo y en el aumento de la tensión de la vida económica, en la intensificación de la lucha económica por los mercados y las materias primas…. los shocks sociales [Revoluciones] ocurren más fácilmente bajo la presión de nuevas fuerzas económicas”.

Introdujo por primera vez el concepto de teoría de onda larga en su libro de 1925 “The Major Economic Cycles. Sugirió que las economías capitalistas experimentan ciclos de auge a largo plazo seguidos de un ciclo de depresión; los ciclos que Schumpeter denominó “ondas de Kondratieff”.

Durante la expansión, los ascensos son prolongados y más fuertes, las crisis son suaves y las recesiones cortas; pero durante la depresión los ascensos son débiles y cortos, las crisis muy fuertes y las recesiones prolongadas hasta alcanzar el grado de depresiones económicas generales. Desde el siglo XVIII, los economistas han identificado cinco ondas de Kondratieff

El primer ciclo se produjo entre 1780 y 1830 y fue impulsado por la invención de la máquina de vapor y el crecimiento de la fabricación textil.

El segundo ciclo duró de 1830 a 1880 y fue desencadenado por la génesis de la industria siderúrgica, coincidiendo con la invención del convertidor Bessemer. El aumento del transporte ferroviario apoyó el transporte masivo tanto de personas como de carga, lo que condujo a un rápido crecimiento económico.

El tercer ciclo duró de 1880 a 1930. Se destaca por ser la primera ola desencadenada por la aplicación práctica del conocimiento científico. Ocurrió durante el auge de la energía eléctrica. También fue el período durante el cual las innovaciones en la industria química permitieron la producción masiva de mercancías.

El cuarto ciclo se produjo entre 1930 y 1970, impulsado por el crecimiento de la industria petroquímica. El crecimiento de la industria petroquímica también apoyó el crecimiento del mercado automotriz. El ciclo terminó cuando la OPEP aumentó el precio del petróleo crudo en la década de 1970, lo que provocó una recesión

El quinto ciclo comenzó en la década de 1970 y fue desencadenado por la llegada de la computarización, gracias a la microelectrónica y los avances digitales. La sociedad industrial comenzó la transición hacia una sociedad de la información, que convirtió al mundo en una aldea global. El sector de tecnologías de la información se convirtió en el principal motor del crecimiento económico.

El sexto ciclo actual viene dado por el desarrollo de un nuevo paradigma tecnológico a raíz de los avances en bioingeniería, inteligencia artificial (IA) y técnicas de fabricación a nanoescala, estaríamos en la fase ascendente bélica de la onda de Kondratieff.

 El término «paradigma tecnológico» proviene de una teoría que afirma que la forma en que una sociedad se organiza se basa en ciertas tecnologías clave. Son los que han impulsado las revoluciones industriales y corresponden a los cambios en los sistemas tecnológicos que afectan a los modos de producción de todos los sectores económicos y a la vida de los humanos.

Cada crisis (también llamada fase del descenso) es donde termina un ciclo capitalista y vuelve a empezar otro ciclo. En la crisis se manifiestan todas las contradicciones del sistema capitalista que, se van acumulando hasta que estallan en un instante determinado. Es el momento de explosión de las llamadas “burbujas”, que indefectiblemente tienden a formarse en la economía capitalista.

Las fluctuaciones a largo plazo son debidas a la concentración de un grupo de elementos similares o agrupados en función de alguna característica o variable (technologically clustering). Asociado al concepto de las curvas de ascenso y descenso de las ondas de Kondratieff, los trabajos de H. Minsky: “Can ‘It’ Happen Again?” (1982) y “Stabilizing an Unstable Economy” (1986) son referencia obligada para explicar cómo se originó la actual inestabilidad en el sistema capitalista, el término “momento Minsky” describeel inicio de un colapso del mercado provocado por la actividad especulativa durante un período alcista insostenible, se ejemplifica con la crisis financiera capitalista de 2008, en la que el sector inmobiliario tuvo una fuerte subida a raíz de la especulación del mercado hipotecario y que terminó por colapsar con la quiebra de distintos bancos.

Para Minsky el sistema atraviesa tres momentos en relación con los ingresos y las deudas: momento de cobertura, especulativo y la relación Ponzi en la cual las empresas incurren en un nivel de deuda imposible de afrontar con sus activos líquidos. Desde 2010 se han dado más de 150 quiebras bancarias en EEUU como resultado de la crisis financiera continuada desde mediados de la década de los 2000 donde el capitalismo financiero toma las riendas, se desconecta de la esfera de la producción y suplanta la base de la economía real, la generada por el capitalismo industrial con sus fuentes explotadoras de extracción de plusvalía.

La vertiente de la crisis estructural del capitalismo mundial actual se deriva de la incapacidad, de los mecanismos del sistema para generar el valor en general suficiente que restituya la producción de valor en el proceso de trabajo, valorice el capital invertido (en medios de producción, materias primas y en fuerza de trabajo o capital variable); cree plusvalía y restituya el aumento de la tasa de ganancia.

La militarización está vigente, ofrece una salida perversa a la crisis mediante el establecimiento de una economía de guerra como impulsa la UE a los 27 estados comunitarios. La guerra mediante el complejo industrial militar como salida de la crisis, estaría encaminada a contrarrestar la tendencia a la disminución del ritmo de acumulación y a favorecer los procesos de reestructuración y desregulación de la fuerza de trabajo, lo que podría suponer una corrección de la tasa promedio de crecimiento económico del sistema capitalista, esa es la finalidad última.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.