Muere Francisco Brines último representante de la Generación del 50

0

El hecho de que se le entregara en su propia casa de Elca el Premio Cervantes no hacía presagiar nada bueno para el poeta Francisco Brines. Su estado de salud empeoró el pasado 13 de mayo cuando fue ingresado e intervenido de una hernia en el hospital de Gandía (Valencia). Como en el título de su obra completa, “Ensayo de una despedida”, su obra poética no fue más que una elegía continua, un despedirse dejando un legado. Ha muerto el último integrante de la Generación del 50 y nos deja huérfanos a aquellos que queremos hacer de la poesía un viaje inmortal.

Ya en el año 2000 se retiraba a su casa rodeada de naranjos para morir, aunque aseguraba que no tenía prisa. Fue en 1995 cuando publicó “La Última Costa” y dio por cerrada su obra. Pero como suele pasarle a los poetas, la obra nunca acaba y siguió escribiendo poemas para una obra que será póstuma a la que él mismo adelantó su título: “Donde Muere la Muerte”. Prefería la vida antes que la literatura, conversar antes que dormir, contemplar la belleza del mundo antes que escribir sobre ella. Por eso sus versos tienen el tono crepuscular de alguien consciente de la fugacidad de lo bueno, lo bello y lo verdadero. Así, pocos poetas han escrito tan profundamente sobre la muerte como Francisco Brines.

El poeta era amante de la pintura, futbolero y de curiosidad inagotable. Era famoso entre sus colegas por su sentido del humor. Su poesía huía de la poesía social para adentrarse en la hondura de la metafísica y de la trascendencia vital del que se sabe vivo y por eso se acerca a la muerte de forma premeditada y madura. Licenciado en Derecho y estudiante de Historia y Filología, se ganó su plaza en la Generación del 50 junto con estrellas como Jaime Gil de Biedma, José Agustín Goytisolo, José Ángel Valente o Claudio Rodríguez. Hace unos días murió el anteúltimo representante de esa brillante generación, José Manuel Caballero Bonald, ya no queda nadie, pero el legado de los poetas se empieza a fraguar con su muerte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.