Proporción de mujeres en las instituciones cubanas

0

Siendo consciente de la demanda histórica de las mujeres por ocupar puestos de dirección y responsabilidad en la sociedad, presento un cálculo del número y proporción de las mujeres cubanas que se encuentran en la dirección central del estado y el Partido. El cálculo pretende responder a la siguiente pregunta: ¿Es el socialismo la herramienta que precisan las mujeres para alcanzar sus metas sociales e históricas, o requieren de alguna otra? Veamos:

El estado cubano tiene diversos órganos de poder, pero partiremos de la división fundamental: Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Jefatura. Se analizará su administración central. Además del estado, como es propio de un régimen socialista, observaremos al partido rector de la sociedad, el Partido Comunista cubano.

Para aquellos no conocedores del orden de la sociedad socialista, la hegemonía o monopolio del Partido proletario es el fundamento imprescindible para el desarrollo socialista de la sociedad, pues garantiza que la clase obrera tenga la dirección del país. La Constitución cubana consagra la condición rectora del Partido Comunista en su Artículo 5.

  • Ejecutivo:

El ejecutivo está formado por el Consejo de Ministros, que está integrado por el Primer Ministro, los Viceprimeros ministros, los Ministros y el Secretario.

En cuanto a los Viceprimeros ministros se encuentra una mujer entre seis (1/6)

En cuanto a los ministros se hallan siete mujeres entre veintisés (7/26).

El Primer ministro y Secretario son varones.

En el ejecutivo las mujeres se encuentran en minoría (8/34).

  • Legislativo:

El poder legislativo se conforma por la Asamblea Nacional, su órgano colegiado que la representa entre uno y otro período de sesiones: el Consejo de Estado; y el órgano auxiliar que fiscaliza la actuación del Estado: la Contraloría.

En la Asamblea Nacional se hallan 322 mujeres entre 605 diputados (322/605).

En el Consejo de Estado se encuentran nueve mujeres entre dieciocho cargos (9/18).

En la Contraloría se encuentran entre sus distintas jerarquías a veintisiete mujeres entre treinta y nueve cargos. (27/39).

La Contralora General, el máximo cargo del órgano, lo ocupa una mujer: Gladys María Berejano.

En el legislativo las mujeres se encuentran a la par o superan a los varones (358/622).

  • Judicial:

El poder judicial se compone por dos órganos: El Tribunal Supremo Popular y la Fiscalía General.

En el Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo encontramos a cuatro mujeres entre doce puestos (4/12).

En la Fiscalía General encontramos a dos mujeres entre cinco cargos (2/5).

El máximo cargo de responsabilidad en la Fiscalía General, el fiscal general, es una mujer: Yamila Peña Ojeda. El resto de cargos son Vicefiscales generales.

En el poder judicial las mujeres se encuentran en minoría leve (6/17)

  • Jefatura del estado:

La jefatura del estado está compuesta por el Presidente y el Vicepresidente de la República, ambos varones (0/2).

  • Partido Comunista de Cuba:

El Comité Central del Partido reúne a los dirigentes de la organización, es el órgano que rige al Partido.

En el Comité Central del Partido Comunista de Cuba encontramos a 53 mujeres entre 116 directivos (53/116).

Las mujeres se encuentran a la par con los varones.

  • Conclusiones:

Las mujeres alcanzan la mitad o cerca de la mitad, tanto por arriba como por abajo, en los puestos directivos de tres de cinco órganos del país: Legislativo, Judicial y Partido Comunista.

En cuanto al ejecutivo las mujeres se encuentran en minoría aunque su número sigue siendo considerable 8/34.

En la Jefatura del estado no se encuentra ninguna mujer.

Para emitir un juicio justo habríamos de comparar el peso de las mujeres en las instituciones de la sociedad cubana con sus semejantes, con el resto de países latinoaméricanos.

Hemos de tener en cuenta que Cuba es un país en vías de desarrollo.

Sin embargo, el peso de las mujeres en los órganos de poder de Cuba es parecido (e incluso superior en algunos casos) a los países occidentales del primer mundo.

Para lograr esta posición Cuba no se alineado con ninguna otra doctrina que no sea el socialismo. No ha hecho uso de políticas paritarias o de cuotas, el socialismo considera que la igualdad entre varones y mujeres se logra dotando a ambos sexos de igualdad de oportunidades desde el inicio. Para ello es necesario una transformación radical de las condiciones materiales de la sociedad en pro de las clases populares, hecho que en el capitalismo no puede producirse.

Fuentes:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.