VOX rescata al conocido ultra, Ángel Bordas, para dirigir su sindicato en Sevilla

0

1 de mayo de 2021. VOX ha convocado acto en Sevilla por el Día del Trabajador para presentar su nuevo sindicato pero el acto no ha salido bien. Una enorme pancarta sobre el puente de Triana no puede ocultar que los militantes y simpatizantes que han respondido a la llamada son pocos, muy pocos. Y eso que habían preparado la acción con una campaña importante en los días previos en los que acudieron incluso a algunos de los principales centros de trabajo de la ciudad. Pero nada. Un chasco.

En el acto aparece un hombre que, micrófono en mano, se dirige a la ridícula concentración desde una camioneta de una conocida promotora inmobiliaria. El hombre poco tiene que ver con un líder obrero aunque se presente como responsable del pseudosindicato Solidaridad. En realidad es abogado, y su apariencia y formas le delatan como un estereotípico pijo sevillano que perfectamente podría haber sido compañero de juergas de los protagonistas de la película «El Mundo es suyo». Pero las apariencias engañan. Porque el tipo no es un sobrado sevillano sino todo un dirigente histórico de la extrema derecha más radical de la capital andaluza. Ángel Bordas.

Y es que cualquiera que conozca un poco los movimientos ultra de la ciudad sabe que es difícil encontrar algún episodio protagonizado por la extrema derecha sevillana del odio en la que la sombra de Bordas no aparezca. Candidato electoral de Democracia Nacional primero y del Partido por la Libertad -que fuera presidido por el abogado del dueño de la librería Europa, Pedro Varela, condenado por difusión de ideas genocidas-, después, Bordas ha estado detrás de varias asociaciones significadas políticamente con la ultraderecha y brotes xenófobos como los movimientos contra la construcción de una mezquita en el barrio de Bermejales o el desalojo de familias rumanas en San Jerónimo.

Pero Bordas no sólo es conocido por su activismo en la calle, ya que desde su cuenta en redes (@CHAPYBORDAS) ha dado en numerosas ocasiones muestras de su catadura moral, definiendo a las feministas como «zorras machorras del aborto libre» o atacando a dirigentes de Izquierda Unida en Sevilla, a los que llegó a llamar «panda de comerabos [sic] comunista».

El éxito electoral de VOX atrajo a Bordas a la organización, que rápidamente vio su potencial como agitador y llegó a presentarlo como coordinador local en la ciudad. El idilio no duraría mucho, pues al ser descubierto su pasado por el periodista Ángel Munárriz en Infolibre, se le repudió públicamente. El propio Espinosa de los Monteros, ante el escándalo llegó incluso a negar la existencia del cargo de coordinador local, pese a que el partido había confirmado lo contrario, por escrito, apenas unos días antes.

Pero parece que todo aquello que lo invalidaba como cargo del partido en un momento en que se intentaba blanquear la radicalidad de sus miembros, ya no importa. Y Ángel Bordas ha sido rescatado para ser la cara visible de un falso sindicato de trabajadores, mas inspirado seguramente en la vieja estructura vertical de otros tiempos que en la lucha de clases.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.