Comienza el juicio por la muerte de George Floyd a manos de la Policía de Minneapolis

0

Comienza, con gran expectación, el juicio por la muerte de George Floyd, ahogado bajo la rodilla del policía Derek Chauvin, quien impidió respirar durante 8 minutos y 46 segundos a Floyd. Finalmente falleció entre sofocados gritos de “¡No puedo respirar!”.

Las imágenes convirtieron EEUU en un auténtico hervidero, con enormes movilizaciones e iracundas protestas antirracistas, a raíz del asesinato de George Floyd el 25 de mayo de 2020. El movimiento, acuñado como Black Lives Matter (las vidas negras importan) tuvo una enorme repercusión internacional y puso en entredicho la calidad democrática del país norteamericano, así como la profesionalidad de la policía de distintos estados.

El juicio arranca hoy, 29 de marzo, en Minnesota, y el policía que presuntamente asesinó a George Floyd se enfrenta a varios cargos: asesinato en segundo y tercer grado y homicidio involuntario. Para condenarlo por asesinato en segundo grado, los fiscales deben demostrar que el ahora exagente, provocó la muerte de George Floyd, aunque fuera de manera involuntaria. Si el presunto asesino Chauvin no tiene antecedentes penales, puede enfrentarse a una pena de hasta 12,5 años de prisión. Si finalmente se le condena por homicidio involuntario, demostrando que el exagente actuó con negligencia, el agente se enfrentaría a 4 años de prisión.

La Fiscalía del condado de Hennepin apostará por la línea del homicidio, ya que el médico forense así calificó su muerte en el informe tras la autopsia. El informe detalla que sufrió un “fallo cardiopulmonar” por complicaciones debido a la actuación de la policía y la presión en el cuello. Se pretende vincular su muerte con el consumo de drogas y su mala salud coronaria y no tanto con el hecho de que un policía le presionase el cuello durante más de 8 minutos entre los gritos del asesinado.

Si el juicio circula por derroteros favorables al relato de la defensa del exagente Derek Chauvin podríamos volver a presenciar protestas similares a las que vivimos el pasado mes de mayo, con la diferencia de que es hoy la justicia de EEUU la que puede quedar en entredicho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.