¡¡Basta ya!!

0

Día tras día y a pesar de los anuncios de los políticos de medio pelo, nos echan de nuestras casas, sí señores, literalmente.

Día tras día familias vulnerables quedan tiradas en las calles, olvidadas por las administraciones. Día tras día utilizan a unos seres con uniforme pagados por unos seres sin uniforme, para expulsar a niños de sus hogares y ellos seguir siendo más ricos cada día.

Día tras día la tristeza nos asola viendo como una gran parte de esta sociedad individual mira hacia otro lado, mientras sus semejantes son tratados como ganado para llenar las arcas de los buitres de la economía.

Día tras día más orgulloso de esa parte rebelde de la sociedad, que con sus cuerpos de escudo y la palabra como arma plantan cara al sistema inhumano de los desahucios. 

BASTA ya de llenarse la boca con palabras vacías, con titulares de prensa que están a años luz de la realidad.

BASTA ya de ver familias con sus vidas destrozadas por un fondo buitre, banco o gran poseedor de pisos vacíos.

Personas sí, personas que mueren en un incendio de una nave donde malviven, lágrimas inocentes de niños que no comprenden. Almas rotas de padres y madres que ven como el futuro de sus hijos se derrumba ante los ojos impasibles de una sociedad aborregada.

Digamos «basta ya de la humillación y degradación de seres humanos para el enriquecimiento de entes sin escrúpulos».

Basta ya de perseguir, multar y juzgar aquellos y aquellas que luchan para que las personas tengan una vida digna. El activismo no es terrorismo, lo que sí lo es, es aplicar leyes injustas que destrozan vidas y futuros solo para enriquecer a unos pocos.

Cada desahucio es un drama, cada imagen de alguien buscando comida en un contenedor debería ser una puñalada en nuestras almas.

Basta ya de mirar para otro lado al drama que asola nuestras ciudades, actúen de verdad, para que al menos cada ser humano tenga cubierto el derecho básico a tener un techo donde vivir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.