Santo Chumino Rebelde multado por denuncia de abogados cristianos

0

Un juzgado de Málaga ha condenado a una mujer a una pena de nueve meses de multa con una cuota diaria de 10 euros (unos 2700 euros) y a pagar las costas del procedimiento judicial, en concepto de delito contra los sentimientos religiosos, por haber participado en el acto llamado Gran Procesión del Chumino Rebelde, una de las actividades realizadas en la manifestación del día Internacional de la Mujer Trabajadora en la capital malagueña en el 2013.

La denuncia fue presentada por una agrupación de abogados católicos, Asociación de Abogados Cristianos, y el proceso ha logrado alargarse durante 7 años superando diversas contrariedades, como por ejemplo conseguir el aplazamiento para la vista acordada para marzo de este año, en la que el agente policial que realizó el informe no pudo asistir, pese a que la defensa solicitó que la vista oral se celebrase en la fecha establecida. Otro inconveniente fue la dificultad de reconocer a las participantes, pues la querella no identificaba. La causa se archivó pero fue reabierta meses después, al reconocer la Policía a la acusada por unos carteles y por su actividad en redes sociales.

La asociación de abogados reclamaba juicio por un delito de provocación a la discriminación, odio y violencia por motivos referentes a la religión y por otro contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos, y solicitaba 12 meses de prisión y multa. La Fiscalía, adherida también a la causa, acusaba por un delito contra los sentimientos religiosos y pedía una multa de 3.000 euros.

Finalmente la participante ha sido absuelta del delito de provocación a la discriminación, al odio y la violencia y además puede reclamar, dado que la resolución que no es firme y contra ella cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

La manifestación, celebrada en el 8 de marzo del 2013, se situaba en el contexto de la protesta contra la propuesta de reforma de Ley del Aborto de Ruiz Gallardón, entonces ministro de Justicia. Gallardón pretendía reformar la Ley del Aborto y planteaba un retorno a posiciones previas a la ley de 1985, en las que el aborto dejaba de ser un derecho para convertirse en un delito si se realizaba fuera de los dos supuestos de la norma: «Menoscabo importante y duradero» para la salud física o psíquica de la mujer, y violación.

El acto del Santo Chumino Rebelde de 2013 en Málaga fue celebrada un año más tarde en Sevilla, en la procesión del Coño Insumiso de mayo de 2014. La asociación legal cristiana presentó entonces una querella conjunta por ambas procesiones. En el caso de Sevilla, las tres acusadas fueron absueltas.» El juez concluyó que la procesión tenía una finalidad concreta: el «intenso debate social» de aquellas fechas sobre la reforma de la regulación del aborto. Y no, como aseguraba la acusación, «ofender los sentimientos religiosos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.