Arde Madrid

0

Supongo que estaréis hasta las pelotas de escuchar hablar de Madrid, que si somos los más grandes, que si Ayuso, que si el Carapolla, que si su puta madre. Pues yo hoy he venido a hablar también de Madrid, que no de mi libro porque por suerte las editoriales aún tienen criterio.

A mí hay cosas del madridcentrismo en los medios que me sacan de quicio, por más que me considere más de Madrid que las Gallinejas, no entiendo porque es noticia cuando llueve, cuando no llueve, cuando el Madrid gana otra Copa de Europa, el Atleti vuelve a decepcionar en Liga, el Rayo a bajar a segunda y Florentino Pérez sigue siendo el Alcalde sin presentarse a las elecciones y sin importar quien gobierne.

Cosas de Madrid, como el Chotis, el Palacio Real y el Liberalismo radical rollo Tea Party pero a lo Cañí.

Vamos, que entiendo que los a los de fuera de aquí os resulte un poco coñazo estar todo el día escuchando hablar de Madrid (tenéis que probar las croquetas del Casa Labra, by the way), pero resulta que Madrid es la ciudad más poblada de España, el centro Político y, desde hace relativamente poco, el económico. La sede del Tribunal de Orden Público o cómo lo quieran llamar ahora. Lo que pasa aquí repercute en todo el territorio. Todo. Lo bueno y lo malo. Lo malo ahora es el Covid, lo bueno (que jodido esto) supongo que el espectáculo que están dando el gobierno autonómico por su ideología antiobrera y el central por lo mismo y su inacción. Pero ese no es el tema, el tema es que lo que pasa en Madrid, repercute en todo el territorio.

Y en Madrid lo que pasa es que unos hijos de la gran Thatcher, más pijos que Iñigo, Alberto y Pija Maestre juntos, se cargaron a la izquierda institucional organizada para que Iñigo, Alberto, Pija Maestre y otros tantos comemierdas de su calaña pudiesen vivir del cuento. Lo que pasa en Madrid es que no hay oposición alguna al liberalismo. Lo que pasa es que cuando tocaron pelo hace cuatro años aprobaron pelotazos urbanísticos del amor, olvidaron a los barrios obreros, incumplieron su programa y, entremedias, sacaron del círculo político a todo aquel que fuese un incordio levantando la voz ante sus chanchullos.

Jorge, Tania, Sira, Alvarito, el tontolculo de Anguitista, la otra que desapareció cuando igual podía ser concejala si no sé quién dimitía (no lo hizo evidentemente que pillar cuesta mucho), la otra que salió de ATTAC para pillar su sueldo querido y mínimo de 3000 al mes, Carlos Curilla Mato que nunca dimitió aunque se measen en su cara, la exiliada Ryanair a la que enchufaron y una vez liberada tuvo tiempo para sacarse la oposición, el Hermanísimo. Chusma antiobrera. Chusma promocionada. Chusma que se compró en el Partido y se compró en IU y que nos vendió a los demás. A los que hoy estamos confinados, a los que no tenemos un centro de salud en condiciones, a los que tenemos que pillar el Metro atestado para ir a currar, a los que nos dan de hostias en Vallecas (con mucha mano izquierda, eso sí), a los que estamos vendidos porque nadie nos representa.

Eso es Madrid, los que os espera a todos los demás. El laboratorio de pruebas. Madrid, ese sitio que está ardiendo y que ni a unos ni a otros (menos mal que hemos acabado con el bipartidismo) les importa una mierda. Madrid, el Madrid de los trabajadores, por supuesto, no el Madrid de Nuñez de Balboa, no el Madrid de pisito en Ópera.

Madrid no es un chaletazo en Galapagar, Madrid es un pisito de 60 metros impagable. Madrid no es el paraíso de las oportunidades para tu hermano, es el sitio en el que ves a tu hermano jodido porque no llega a fin de mes. Madrid no son ellos, los de siempre, por más que pongan una sonrisa cuando te la meten por el culo sin avisar, como hicieron Carmena y toda su banda (incluidos los golpistas de IU Madrid, el PCM y los que se decían críticos y ahora son oposición dentro del gobierno porque un buen sueldo siempre será un buen sueldo y la ideología no era para tanto a fin de cuentas).

Estaréis hasta los genitales, seguro. Qué coñazo de Madrid, pero ya sabéis: cuando las barbas de tu vecino veas cortar que ciento volando o como se diga, que yo no he tenido tiempo para sacar dos libros absurdos mientras mi proyecto político estratégico vendía todo el norte de la estación de Chamartín al BBVA de gratis y debo ser gilipollas o algo.

Os pasará, amigos, os pasará. El Capital hace muy bien su trabajo y mañana estos mismos pijos de mierda os venderán al Aguado que toque en vuestra comunidad como la panacea. Por más que sea complice, por más que os esté dejando abandonados como lo hace el gobierno central (el más progresista de la historia universal del mundo mundial y de Carabanchel alto) a los vecinos trabajadores de Madrid.

Ojalá toda la banda de fans gritando de nuevo el «no nos representan» pero eso sería hacerle el juego a VOX y, joder, como molaba cuando ardía Madrid. Aunque mientras lo único que ardiesen en nuestros barrios entonces fuesen las venas de la chavalada y a nadie le importase.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.