USTEA denuncia que la Junta de Andalucía favorece a la concertada

0

La Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de Andalucía (USTEA) ha denunciado que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, «en plena pandemia«, «suprime cientos de unidades«, «volviendo a planificar el curso 2020/21 sobre la base de una ratio ilegal«, y que el proceso de matriculación «ha estado dirigido, desde el inicio, a favorecer a los centros privados subvencionados con fondos públicos en detrimento de la escuela pública«.

Para USTEA la «sangrante supresión de aulas en centros públicos en beneficio de los centros privados» está «dejando morir de inanición a muchos centros, e incluso llevando a cabo supresiones de unidades donde las solicitudes por parte de las familias no lo hacían necesario«.

Para este sindicato, es un hecho «la supresión de plazas y aulas completas en muchos de ellos, a lo largo y ancho de toda la geografía andaluza» y «el efecto inmediato de esta supresión de unidades es la masificación de las aulas» y, «en la mayoría de los casos detectados, la supresión deja fuera del centro solicitado a un número considerable de alumnos, que podrían haber significado, de no anularse la unidad, una disminución de la ratio de cada una de las clases de ese mismo nivel«.

Para el histórico sindicato de profesores, «no es comprensible que, en las circunstancias generadas por el Covid-19, se siga con la política de masificación ilegal de las aulas, con lo que ello supone tanto desde el punto de vista sanitario como pedagógico y educativo«, siendo «una estrategia consciente de desmantelamiento progresivo de la enseñanza pública en beneficio de los centros privados que son subvencionados con fondos públicos«, lo que «evidencia la intención del Gobierno andaluz y su consejero de Educación, Javier Imbroda, de reducir el peso de la escuela pública para favorecer los intereses de la patronal de centros privados y alimentar el reservorio ideológico de la Iglesia Católica«.

Es importante resaltar que Javier Imbroda, consejero de Educación y Deportes en Andalucía, fue, además de un histórico y brillante entrenador de baloncesto, protagonista de múltiples escándalos durante su etapa como cargo de confianza del tristemente desaparecido Damián Caneda, dirigente del Partido Popular malagueño, en su etapa como concejal de Cultura, Turismo y Deportes. Las acusaciones de confundir los intereses públicos con los privados fueron recurrentes mientras el actual consejero de Educación fue director de Deportes y Eventos en el Ayuntamiento de Málaga (entre el 2011 y el 2015).

Por otro lado, Imbroda fue, también, presidente institucional y socio fundador de la red privada de Institutos de Formación Profesional MEDAC, líder andaluz en este sector, hasta que, al ser nombrado miembro del Gobierno andaluz, se vio obligado a deshacer su participación en dicha empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.