Donald Trump modera el tono tras el ataque de Irán a sus bases para evitar una escalada bélica.

0

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha comparecido hoy en rueda de prensa desde la Casa Blanca después del ataque perpetrado contra bases americanas en territorio iraquí por parte de Irán, como respuesta al asesinato del general Qasem Soleimani. Tras asegurar que no ha habido víctimas iraquíes ni estadounidenses, el presidente ha moderado mucho el tono para evitar una escalada bélica que algunos analistas ya habían anunciado que podría ser catastrófica para la región e incluso el planeta.

 Trump ha asegurado que “todos debemos trabajar juntos hacia un acuerdo con Irán que haga del mundo un lugar más seguro y pacífico” limitando sus amenazas a posibles sanciones económicas, algo muy alejado del tono belicoso esgrimido por el presidente hasta hace sólo unas horas. El presidente dijo también celebrar que Irán “está de retirada” y que “los estadounidenses deberían sentirse extremadamente agradecidos y felices” ya que “ningún estadounidense resultó herido”.

Así, entre amenazas menores a las que cabía esperarse y en un discurso mucho más conciliador al que nos tiene acostumbrados, Donald Trump parece haber comprendido las amenazas reales que había tras la escalada bélica en una región que se ha convertido en tablero geoestratégico de las grandes potencias y cuyas naciones ya no obedecen y callan ante el mandato de los Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here