4 de Diciembre

Cuarenta y dos años y la amnesia planificada son capaces casi de borrar, no ya una fecha, sino su significado histórico.