Muestra de músculo en la CELAC: Reincorporación de Brasil, fin del bloqueo a Cuba y negociación en Venezuela

0

La VII cumbre de jefas y jefes de estado y de gobierno celebrada en Buenos Aires intensifica la integración política de los países latinoamericanos.

Destaca la vuelta de Brasil, que abandonó en 2020 bajo la presidencia de Jair Bolsonaro. La vuelta a la presidencia de Lula da Silva, impulsor junto a Chávez del ingreso de Venezuela en MERCOSUR (hasta su suspensión en 2019) o de la creación de la UNASUR simboliza la vuelta del impulso de integración latinoamericana que tuvo lugar en la ola de gobiernos progresistas de principios de siglo.

De la polémica por la participación de los presidentes de Venezuela, Cuba o Nicaragua, finalmente sólo Diaz-Canel asistió a la cumbre de Buenos Aires. Nicolás Maduro no acudió finalmente por temor a “emboscadas”, aún muestra del acoso y aislamiento que perdura.

La declaración, de más de 100 puntos subraya la importancia de la integración, el desarrollo y expresa preocupación por la pobreza y las desigualdades. Reconoce a América Latina como zona de paz y libre de armamento nuclear y llama a aumentar el trabajo medioambiental y se compromete en su lucha respecto a la seguridad alimentaria. En materia de cooperación internacional, hay un punto especial sobre China, en el que se propone la realización de la Cumbre del Foro CELAC – China en 2024 para fomentar la cooperación en materias de desarrollo y reducción de la pobreza.

Sobre Cuba, la declaración reza: “Reiteramos el llamado de la Asamblea General de las Naciones Unidas a poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, que además de ser contrario al derecho internacional, causa graves daños al bienestar del pueblo cubano”, y solicita la exclusión de Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo internacional.

Al respecto de la situación en Venezuela impulsan la negociación del gobierno y oposición desarrollada en los últimos meses: “Saludamos los acuerdos alcanzados el 26 de noviembre de 2022 en el marco del proceso de diálogo y negociación entre el Gobierno de Venezuela y la Plataforma Unitaria de Venezuela, fomentado por los gobiernos de México y Noruega

También hay un posicionamiento común inequívoco respecto a la situación de las Islas Malvinas: “Reiteramos el más firme respaldo regional a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía por las Islas Malvinas”  y llega a afirmar el objetivo de que “América Latina y el Caribe sea un territorio libre de colonialismo y colonias”.

La próxima cumbre se realizará en 2025, en San Vicente y las Granadinas, país que ahora asume la presidencia Pro Tempore, primera vez que es asumida por un país anglófono.

Autoría de la crónica: David Rodrigo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.