Biden culmina su gira en Oriente Medio sin resultados tangibles

0

Joe Biden ha ejecutado estos días una gira en Oriente Medio, siendo ésta su primera visita en la región como mandatario estadounidense. El pasado miércoles llegó a Israel, y en el fin de semana se ha reunido con las autoridades de Arabia Saudí, participando en la cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo. Sus dos mayores aliados en la zona, dos “adalides”, entiéndase la ironía, del respeto al derecho internacional humanitario.

Esta visita surge como necesidad del máximo representante político del imperialismo norteamericano de afianzar las relaciones en la región, no permitiendo de este modo, tal como el mismo Biden ha declarado, “dejar un vacío que pueda llenar Rusia, China o Irán”. Relaciones que el anterior mandatario, Donald Trump, ya fueron puestas sobre papel con los llamados Acuerdos de Abraham, de normalización entre Israel y Emiratos árabes, Baréin y Marruecos, y que Biden pretende continuar y consolidar.

La visita comenzó con una reunión bilateral entre Biden y el primer ministro en funciones de Israel, Yair Lapid, en la que acordaron incrementar la cooperación tecnológica y militar.

Al día siguiente, Biden hizo una parada en Belén, para reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás. A pesar de asegurar que “Palestina se merece un estado propio”, Biden no hizo ninguna propuesta formal para reactivar el mal llamado proceso de paz. La cuestión palestina no ha sido, ni de lejos, una prioridad en la visita de Biden. La parada de Biden en Belén provocó que miles de palestinos y palestinas se lanzaran a las calles, en Cisjordania y en la Franja de Gaza, protestando de forma multitudinaria contra su presencia y su apoyo incondicional a Israel.

Ya el fin de semana, en su visita a Arabia Saudí, el mandatario estadounidense se ha comprometido a “contribuir a la seguridad alimentaria en Oriente Medio y el Norte de áfrica”, si bien el príncipe heredero Bin Salmán parece haber frenado un tanto las intenciones de Biden de que el reino saudita extraiga la cantidad de petróleo deseada el mandatario yanki.

El resultado tangible de esta visita está aún por ver; en cuanto a las promesas hechas a la Autoridad Palestina, de más de 315 millones de dólares en ayudas, esta cantidad no está aprobada aún por el Congreso de Estados Unidos. Y en cuanto a sus pretensiones con respecto al aumento de la producción de petróleo, Arabia Saudí no se ha comprometido a extraer una cantidad concreta para mitigar los precios, disparados por la guerra en Ucrania y las sanciones de Occidente a Rusia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.