Madrid acogió la presentación de la nueva estrategia de la OTAN: polarización global y más guerra

0

La capital española tuvo el dudoso honor de prestarse como escenario para una Cumbre de la OTAN que pasará al recuerdo por ser la que presentó el plan de la nueva estrategia de la Alianza, en el marco del conflicto de Ucrania. En realidad, la nueva estrategia no difiere esencialmente del modo de actuar habitual de los Estados Unidos con respecto a los países que no acatan la imposición de sus mandatos.

La novedad estriba en que se declara a Rusia como enemigo de la paz y la seguridad del bloque euroatlántico y además se añade como adversario a China, como parte inculpada en esa supuesta amenaza, de modo que se implica así al resto de países del mundo, en dos grandes bloques; la declaración es, además, de una clara voluntad de guerra, pues supone la insistencia en rearmar a Ucrania y también en comprometer a los países aliados en esa escalada bélica.

El concepto estratégico de «seguridad OTAN 360 grados» presentado en esta cumbre hace referencia a los diferentes tipos de amenazas (económicas, informáticas) en clave geopolítica. Es decir, se entiende que las amenazas que tienen su origen en un lugar concreto pueden afectar a todo un continente o -puesto que estamos en un mundo globalizado- acabar afectando a todo el planeta.

No es más que un eufemismo. Una manera suavizada de afirmar que el imperialismo americano se siente amenazado y que responderá de la forma en que mejor sabe hacer y aprovechando la -quizás- última superioridad que le queda, la militar, y de paso aumentar de modo notable la industria del armamento. Esto es, EEUU está dispuesta a atacar en cualquier parte del mundo.

«Los fondos ilimitados son esenciales para la guerra», dejó escrito Cicerón. Para asegurarse el éxito de sus empresas, EEUU exige la colaboración de sus socios impulsando los nuevos despliegues en el flanco oriental y reclamando el incremento del compromiso militar en Europa.

España, en calidad de país servidor de EEEUU, tendrá que aprobar en Consejo de Ministros el aumento de la presencia militar americana en la Base Naval de Rota, con la llegada de dos nuevos destructores. La noticia de la próxima llegada de los dos nuevos barcos de guerra ha sido recibida con alegría en empresas españolas como Navantia, la empresa pública española es encargada de realizar el mantenimiento de estos barcos, que supone dará un impulso a la economía local.

El resto de países europeos tendrá que hacer lo propio en sus respectivas cámaras, en lo que se refiere a las demás medidas adoptadas en este encuentro, entre ellas la decisión de invitar oficialmente a Suecia y Finlandia a formar parte del bloque militar, que necesitará el proceso de ratificación por todos los 30 aliados. La Alianza señaló que la adhesión de Helsinki y Estocolmo hará a ambos países nórdicos «más seguros, la OTAN será más fuerte y la zona euroatlántica estará más protegida».

Otra exigencia que deberán cumplir los socios de la Alianza es la de aumentar el gasto dedicado a armas. La cantidad mínima exigida para pertenecer al bloque será de al menos el 2% del producto interior bruto.

Para alcanzar ese requerimiento, España, tercer país del bloque que menos gasta en defensa en relación al tamaño de su economía, tendrá que ratificar también en el Congreso la duplicación del volumen de gasto para cumplir con el compromiso adquirido.

Precisamente en el aspecto económico se encuentra una de las claves de esta estrategia reimpulsada de la OTAN. La inflación en la zona europea aumentó hasta el 8.6% en junio de este año respecto al mismo mes del año anterior, según los estudios que maneja Eurostat. En este mes de junio España llegó a su mayor tasa de inflación con 10.2%, desde hace 37 años. El aumento del costo de vida en España en el último año es superior al que han sufrido otros países como Italia con 7.3%, Alemania con 7.6% o Portugal con 8.7%.

Las sanciones a Rusia están teniendo un efecto contraproducente para los bolsillos de los europeos. Sin embargo, la OTAN persevera. El Departamento de Comercio de EE. UU. ha incluido en la lista negra a cinco empresas chinas. Alan Estévez, subsecretario de Comercio de EEUU, declaró que la «medida envía un mensaje claro a las personas y empresas de todo el mundo de que, si quieren apoyar a Rusia, EEUU los detendrá».

China presentó reclamaciones ante Estados Unidos por esas sanciones impuestas a cinco empresas, según manifestó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Zhao Lijian, e instó a Estados Unidos a revocarlas de inmediato. Las cinco compañías supuestamente apoyaron, según EEUU, a la base industrial militar y de defensa de Rusia.

Tales sanciones no tienen fundamento en el derecho internacional, ni fueron otorgadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aseguró Zhao en una conferencia de prensa y agregó que China tomará todas las medidas necesarias para proteger los derechos legítimos de las empresas chinas.

De este modo, el conflicto de Ucrania tiene visos de permanecer estancado un largo tiempo, en lo que parece ser una larga carrera de desgaste entre los grandes bloques ruso y norteamericano. En esa carrera, los aliados atlánticos se muestran convencidos de seguir a su jerarca americano, si es necesario hasta el abismo del enfrentamiento mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.