Xiomara Castro promete socialismo y democracia en su toma posesión como Presidenta de Honduras

0

Este jueves juró su cargo, como primera mujer presidenta de Honduras, Xiomara Castro, en una multitudinaria y popular ceremonia en el estadio nacional de Tegucigalapa.

A la ceremonia asistieron delegaciones internacionales tan dispares como la vicepresidenta de EEUU Kamala Harris o el rey español Felipe VI, junto a Evo Morales, Lula da Silva o los vicepresidentes de Cuba, Venezuela y Bolivia.

Su esposo, el expresidente Manuel Zelaya, depuesto por un golpe de estado en 2009, le impuso la banda presidencial, como símbolo del retorno a la normalidad democrática del país.

Discurso de investidura

En su discurso, Castro, hizo referencia a la complicada situación económica del país:

“El Estado de Honduras ha sido hundido estos últimos doce años y lo recibo en bancarrota, el país debe saber qué hicieron con el dinero y donde están los millones de dólares que sacaron en préstamos. […]

La catástrofe económica que recibo no tiene parangón en la historia del país y esto se refleja en un aumento del 700% de la deuda y de la pobreza, que se elevó a 74% […]

Somos el país más pobre de América Latina. Eso explica las caravanas de migrantes que huyen hacia el norte buscando una forma de subsistir sin importar el riesgo para sus vidas”

También recalcó la promesa de acabar con la violencia estructural, como forma terrorismo de estado, con la complicidad de organizaciones criminales:

“No más escuadrones de la muerte, no más silencio ante los feminicidios, no más sicariato, no más narcotráfico ni crimen organizado”

Su compromiso con las mujeres tiene un hito histórico en la promesa electoral de despenalizar el aborto. Primer posicionamiento rotundo al respecto de un candidato presidencial, que le ha supuesto el enfrentamiento frontal con las poderosas iglesias evangelista y católica del país.

Por último, dio señales del esperado retorno de Honduras al bloque latinoamericano de izquierdas, que a principios de siglo se denominó como «socialismo del siglo XXI».

La Presidenta exhortó a afrontar los muchos obstáculos que enfrentarán al proponerse, dijo, una refundación para construir junto al pueblo “un Estado socialista y democrático»; una refundación que se levantará «sobre valores soberanos».

Sin duda, las maniobras no se han hecho esperar, y ya antes de la toma de posesión, Xiomara Castro vivió su primera crisis. Al no reconocer un grupo de diputados las designaciones a la presidencia parlamentaria y otros cargos legislativos, y promover ellos unos nombramientos y toma de posesión paralela de los mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.