El Gobierno y las CCAA acuerdan hacer como si nada ante Omicron en la vuelta al cole

0

Después de que el 23 de enero el Gobierno y las Comunidades acordaran tomar la única medida tan efectista como poco efectiva, mascarillas al aire libre, pero que seguía descargando la responsabilidad de los contagios en cada uno de nosotros y podía dar la sensación de que algo se hacía (algo se hacía, claro, dar sensación de seguridad de cara al consumo navideño), el 4 de enero la Conferencia Sectorial de Educación, con pleno acuerdo, toma la determinación de no hacer nada en la vuelta al cole.

Una vez que una agresión al derecho a la educación como la educación presencial como son las modalidades de teledocencia total o semipresencial ha quedado descartada la decisión tomada ha sido la de promover las medidas de prevención y comunicación, señalando por el camino a los trabajadores de la enseñanza por habernos relajado en la aplicación de medidas.

En la vuelta a las aulas el alumnado, docentes y trabajadores de servicios auxiliares volverán a pasar frío para garantizar la ventilación, pero este año en aulas abarrotadas. El colapso del sistema público de salud y las dificultades que atraviesan los centros para seguir los protocolos marcados para el seguimiento de los positivos, lejos de estimular medidas de refuerzo en Educación o en la Sanidad Pública, lo que han llevado es, aquí sí, a una relajación de los protocolos, a que vaya a ser más difícil confinar un aula que encontrar las siete bolas de dragón.

Las únicas medidas a adoptar para combatir la extensión del virus, pero no solo eso, medidas que deberían adoptarse de manera permanente para mejorar nuestro maltrecho sistema educativo, son las que exigen de inversiones, reducción de ratios sin pérdida de atención presencial y, por tanto, el refuerzo de plantillas de todos los perfiles y la construcción de nuevos o adaptación de centros educativos a estas necesidades.

El problema es de prioridades y el sostenimiento de una educación pública que satisfaga las necesidades de nuestros hijos e hijas no está en la agenda, al fin y al cabo, cuanto mayor sea el deterioro de la Educación más crece el negocio privado de la educación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.