Gobierno chino reacio a rescatar al gigante Evergrande ante su posible caída

0

El conocido diario económico y referente del mundo de las finanzas The Wall Street Journal ha anunciado que el Gobierno de China está advirtiendo a sus autoridades locales para que se preparen ante la posible caída del coloso inmobiliario Evergrande. La compañía Evergrande es una promotora de viviendas del sector privado chino y la segunda más importante del gremio. Su situación actual sugiere que se encuentra muy endeudada, pues acaba de incumplir el plazo de pago de unos 84 millones de dólares en intereses de deuda.

Medios occidentales reflejan en estos días el que sería el enésimo anuncio del hundimiento económico de China y ven en esta noticia del conocido medio financiero la señal de una posible explosión de la burbuja inmobiliaria de este país, incluso los principales medios económicos españoles se preguntan ya cómo influiría en el IBEX esa caída en lo que se han apresurado a denominar el «Lehman chino». La preocupación se fundamenta en que importantes firmas dedicadas a los fondos de bonos como Black Rock, HSBC o UBS poseen en sus carteras títulos de Evergrande, aunque sólo en un porcentaje pequeño de sus activos. Otros países como Alemania pueden observar con mayor preocupación este evento pues tienen un volumen mucho mayor de comercio con el Sudeste asiático.

Sin embargo, las señales parecen indicar que desde Pekín se observa sin tanta alarma esta situación. De hecho, la compañía ha devenido en esta situación a partir de que el Gobierno de China endureciera las medidas para que las empresas del sector inmobiliario pudieran financiarse, con el fin de evitar la escalada de precios a la que se dirigía el sector. Entre esas medidas, por ejemplo, para acceder a diferentes instrumentos financieros primero debían reducir su deuda.

Hui Ka Yan, propietario de Evergrande, se encontraba en 2020 entre los tres hombres más ricos de China. Apenas un año después, la empresa parece estar al borde de la quiebra. Las deudas de la empresa llegan a cantidades económicas y es más que probable que Ka Yan no jugara muy bien sus cartas en este tiempo. Las explicaciones pueden encontrarse en que la empresa fue puntera en el sector inmobiliario (en 2018 fue reconocida como la más valiosa en el sector inmobiliario) pero en estos últimos años se ha expandido demasiado y ha invertido en sectores equivocados. Posee, entre otros negocios, el 60% del equipo Guangzhou Football Club. Otra de las aventuras económicas fue la participación en la industria del vehículo eléctrico, con escaso éxito.

En este sentido, expertos como Andrey Mihayloff observan desde Pravda que es la política económica de Hui la que ha provocado el rechazo del Gobierno, pues esa línea no encajaría en las nuevas políticas del país. Es decir, la compañía ha decaído precisamente por la pérdida de protección política.

Hui logró edificar una considerable empresa con la aceptación de los reguladores chino debido a que el país necesitaba tanto vivienda como crecimiento económico. La aparición de la pandemia y la actual situación de tensión con Estados Unidos llevaron a las autoridades chinas a emprender en sectores como la ciencia y el desarrollo tecnológico, más que en el endeudamiento.

La política del Gobierno Chino ha decidido tomar otro rumbo y ha decidido inclinarse por un carácter más social en el que las mayores fortunas aporten parte de su riqueza para sostener el país y equilibrar así el bienestar, estrategia con la que han logrado salir de la crisis provocada por la pandemia. No en vano las mayores empresas son fuertemente castigadas por las autoridades cuando comenten ilegalidades, de manera que es el poder político quien maneja al poder económico y no al revés, como ocurre por ejemplo en España.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.