La izquierda sueca amenaza con romper el Gobierno por incumplir el pacto de investidura

0

El Gobierno de centro-izquierda de Suecia, sustentado por un pacto entre partidos para aislar a la derecha, se encuentra al borde de la ruptura. El Partido de Izquierda, socio parlamentario habitual del Partido Socialdemócrata y que hasta ahora apoyaba al Gobierno, ha anunciado que se sumará a una moción de censura que se desarrollará el lunes en el parlamento sueco y que tiene bastantes opciones de prosperar, pues el Ejecutivo de Stefan Löfven se encuentra en minoría.

Las desavenencias entre los miembros del pacto en Suecia se inicia cuando la semana pasada el Gobierno propone liberalizar los precios de los alquileres en las viviendas de nueva construcción, cuestión que era uno de los puntos candentes en el acuerdo firmado en el 2019 por los partidos del pacto, principalmente socialdemócratas y verdes, para apoyar la investidura de Löfven.

La respuesta del Partido de Izquierda fue anunciar que no dudaría en romper su apoyo al Ejecutivo si continuaba en sus intenciones y que daba un plazo de 48 horas para retirar la propuesta e iniciar una nueva negociación que incluyera a plataformas ciudadanas relacionadas con los alquileres de viviendas. Löfven se mantuvo en sus trece y pasado el plazo se anunciaba por parte del Partido de Izquierda que retiraba su confianza en el Gobierno y manifestaba su intención de presentar una moción de censura, pese a que no suman los 35 diputados necesarios para poder impulsarla.

Es previsible que cualquier moción de censura prospere pues la situación de la cámara sueca es más que frágil. Una comisión parlamentaria determinó esta semana que el Gobierno «había fallado» en la gestión de la pandemia. Los puntos que el informe de la comisión señala se centran en la falta de decisión sobre una estrategia clara en colaboración con las autoridades, valora como insuficientes las medidas para detener la propagación del virus en residencias de ancianos y añade que la realización de pruebas diagnósticas se hizo tarde. Esta comisión concluye que los errores del Gobierno deben calificarse como «graves».

La administración sueca fue objeto de duras críticas durante la primera ola de la pandemia por no haber determinado suficientes acciones para detenerla, aunque sí endureció las medidas en la segunda ola. Por su parte, Löfven ha declarado que “lanzar a Suecia a una crisis en esta difícil situación es irresponsable”, y parece indicar que antes de proponer elecciones anticipadas preferirá la negociación de un nuevo gabinete que gobernaría hasta 2022, cuando está fechado el siguiente proceso electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.