Informe chino actualiza el listado de violaciones de los DD.HH. perpetradas en EEUU

0

Con la frase «No puedo respirar», últimas palabras del ciudadano norteamericano George Floyd, asfixiado por agentes policiales en Mineápolis el año pasado, comienza un informe realizado por autoridades de China en el que se enumeran las violaciones de los Derechos Humanos cometidas el pasado año en Estados Unidos. El informe, emitido en esta semana, es bastante extenso y destaca el racismo, la creciente desigualdad económica y la insuficiente gestión que ha sido incapaz de frenar la pandemia en este país. El documento responde a las acusaciones vertidas desde Washington que pretendían señalar a Beijing en similares términos, en el marco de la agresiva actitud con la que se ha iniciado el nuevo presidente Biden en sus relaciones exteriores con el resto de potencias mundiales, aunque el informe chino se basa en el material público disponible, al contrario que el documento estadounidense, que se fundamenta en el criterio de diplomáticos, periodistas y supuestos activistas de derechos humanos.

Precisamente en estos días tendrá lugar el juicio por el asesinato de Floyd, cuya muerte provocó una cadena de protestas antirracistas en el propio país y en todo el mundo, tal como se ha contado en este mismo medio. Coincide además con otra serie de protestas surgidas a raíz de la publicación de otro video en el que se ve la brutal agresión a una mujer asiática y también con una matanza sufrida en Atlanta en la que fueron tiroteadas y asesinadas varias personas, entre ellas seis mujeres de origen asiático, sucesos que han generado una serie de condenas de semejante calado bajo el lema «asian lives matter».

El reporte acusa a Estados Unidos de promover la discriminación racial sistemática contra las minorías étnicas: “Los afroamericanos tienen tres veces más probabilidades que los blancos de estar infectados con coronavirus, dos veces más probabilidades de morir por COVID-19 y tres veces más probabilidades de ser asesinados por la Policía. Uno de cada cuatro jóvenes asiático-americanos ha sido blanco de acoso racial”. Por estas protestas antirracistas, manifiesta asimismo el documento, han sido arrestados o agredidos diversos periodistas en el uso de su libertad de información.

Sobre los tiroteos masivos y armas, China apunta: «el comercio de armas y los incidentes con disparos alcanzaron un récord», puesto que los estadounidenses compraron 23 millones de armas el año pasado, un aumento del 64% en comparación con 2019. El número de personas que se iniciaron como compradores de armas en el pasado año superó los 8 millones. Más de 41.500 personas murieron en incidentes con disparos en Estados Unidos sólo el año pasado, un promedio de más de 110 por día, y hubo 592 tiroteos masivos en todo el país, un promedio de más de 1,6 por día.

En cuanto a la gestión de la pandemia, el informe señala que “Estados Unidos, que siempre se ha considerado una excepción y superior, vio su propia situación epidémica descontrolada»; «la epidemia se salió de control y se convirtió en una tragedia humana debido a la imprudente respuesta del Gobierno”.

Los analistas chinos también reservan unos comentarios para el lamentable espectáculo de las elecciones norteamericanas y el asalto al Capitolio: “En medio de la creciente polarización política, la política de odio se convirtió en una plaga nacional, y el Capitolio fue atacado en disturbios postelectorales”.

El informe no vacila en calificar con meridiana claridad la situación real en EEUU, que resume en el crecimiento de la desigualdad social, y que ha conducido a que los grupos más vulnerables se conviertan en las principales víctimas de la pandemia: “la brecha entre ricos y pobres se amplió, y las personas que se encuentran en la base de la sociedad viven en la miseria».

“El Gobierno de Estados Unidos, en lugar de analizar su propio historial terrible de derechos humanos, siguió haciendo comentarios irresponsables sobre la situación de los derechos humanos en otros países, exponiendo su doble moral e hipocresía sobre los derechos humanos” -concluye el informe. “Se espera que la parte estadounidense muestre humildad y compasión por el sufrimiento de su propia gente, abandone la hipocresía, la intimidación, el doble rasero, y trabaje con la comunidad internacional para construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.