Bidafarma reconoce el despido improcedente de un sindicalista

0

Tras  una  dura  pugna  de  casi  dos  años,  finalmente,  la  distribuidora  farmacéutica BIDAFARMA ha  reconocido  la  improcedencia  del  despido  disciplinario   que  el sindicalista  Alberto  Gómez  González  había  sufrido en Jerez,  mientras  se  encontraba  en  situación  de incapacidad  temporal  como  consecuencia  de  una  estenosis  del  canal  lumbar  agravada  por lesiones  degenerativas  a  nivel  L4-L5  y  L5-S1. 
Tras  continuas  protestas  de  los  trabajadores  no  sólo  en  la  ciudad  de  Jerez  sino también  en  Huelva,  Sevilla  o  Jaén,  finalmente,  la  empresa  ha  terminado  ha  reconociendo la  improcedencia  del  despido  disciplinario  y  una  indemnización  de  40.000  euros, superior  a  la  que  le  correspondería  dada  su  antigüedad  en  la  empresa. 
El  afectado  ha  señalado  que  “deben  tener  mucho  miedo  a  mi  acción  sindical  dado que,  si  desde  el  primer  momento  me  hubiesen  readmitido,  se  habrían  ahorrado  los  40.000 euros.  Desde  noviembre  tengo  reconocida  una  incapacidad  permanente  total  para  mi profesión  habitual  y,  aunque  existe  la  posibilidad  de  cirugía,  hay  nulas  posibilidades  de que  pueda  volver  a  realizar  un  trabajo  que  exige  sobrecarga  del  raquis.  De  lo  que  no  hay duda  es  de  que  es  muy  cómodo  disparar  con  pólvora  ajena  y  que,  cuando  Ignacio Lagier  Fernández-Freire ,   el  responsable  de  personal  de   BIDAFARMA  que  firmó  la injuriosa   carta   de   despido,   redactó   el   documento,   sabía   que   los   euros   de   la indemnización  por  la  injusticia  que  estaba  cometiendo  no  iban  a  salir  de  su  bolsillo, sino  de  la  empresa”. 
Los  18  sindicatos  y  colectivos  que  se  sumaron  a  la  campaña  de  denuncia  de  este despido  injusto  (entre  los  que  figuraban  las  secciones  sindicales  de   CC.OO.  y  UGT  en BIDAFARMA,  así  como  el  PCE  y  los  sindicatos  CGT  ,  CNT,  CTA,  Sindicato  Ferroviario  y USTEA),  celebran  ahora  que,  finalmente,  se  haya  reconocido  la  improcedencia  del  mismo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.