¿Qué fueron los Pactos de la Moncloa?

0

En estos últimos días suena el runrun de unos «Nuevos Pactos de la Moncloa» ante la crisis sanitaria, humanitaria, social y económico provocada por la pandemia del coronavirus. No obstante, tras 40 años de aquellos pactos, muchísimas personas desconocen su contenido o en qué consistieron.

Los Pactos de la Moncloa se firmaron el 25 de octubre de 1977 y fueron dos: el Acuerdo sobre el programa de saneamiento y reforma de la economía y el Acuerdo sobre el programa de actuación jurídica y política. Es importante señalar que, en aquella época, a pesar de haberse realizado ya las primeras elecciones desde 1936, no existía una Constitución, que sería aprobada al año siguiente, y la legislación vigente era aún la del franquismo. Por tanto, las organizaciones firmantes, entendían que eran necesarios para entrar en un proceso constituyente que culminara con la aprobación de la Constitución de 1978.

Los firmantes de los Pactos fueron el presidente del Gobierno de la época, Adolfo Suárez; Lopoldo Calvo-Sotelo (UCD). Felipe González (PSOE), Santiago Carrillo (PCE), Enrique Tierno Galván (PSP), Josep Maria Triginer (PSC), Joan Reventós (CSC), Juan Ajuriaguerra (PNV) y Miquel Roca (CiU). Contaron también con el apoyo de CC.OO., UGT y la patronal y la oposición frontal de CNT. Manuel Fraga (AP) sólo firmó la parte económica de los acuerdos, negándose a firmar la parte política que ampliaba las libertad formales de la ciudadanía.

En estos acuerdos se prohibió la censura previa por parte del gobierno, dejando a los jueces dicha potestad; se permitió el acceso de la oposición a los secretos oficiales; se aprobaron los derechos de asociación política, libertad de expresión y de reunión; se catalogó la tortura como un delito; se despenalizó el adulterio y el «amancebamiento» y se disolvió el Movimiento Nacional (partido político único del Régimen Franquista).

A nivel socio-económico, se aprobó el despido libre, el derecho a la libertad sindical, se devaluó la peseta y se reformó el sistema tributario y el Banco de España. Asimismo, se despenalizó la venta de anticonceptivos.

Con el paso de los años, muchos sectores de la izquierda (algunos incluso de los que los firmaron, como el PCE), han terminado siendo muy críticos con estos Pactos, por considerarlos una rendición, no sólo política sino también económica, que hundió la capacidad adquisitiva de los trabajadores, con un Estatuto de los Trabajadores que anuló las ventajas y derechos que habían conquistado durante décadas de lucha contra la dictadura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.