Costa: «Repugnante y mezquino». La UE en entredicho tras negar un acuerdo solidario para el coronavirus.

0

Carlos Magariño

Antonio Costa, primer ministro portugués, calificaba de «repugnante» y de «mezquino» el discurso del ministro de Economía holandés sobre España, en una rueda de prensa ofrecida tras la reunión del Consejo Europeo de ayer.
Durante la reunión celebrada de manera virtual mediante videoconferencia, los presidentes del Eurogrupo afrontaban las posibles vías económicas para paliar la crisis económica que ha originado el estallido pandémico. Entre esas medidas se valoraban la creación de eurobonos (títulos de deuda europeos) o la realización de un nuevo «plan Marshall». Países más desarrollados económicamente, como Alemania, acudían a esta cita virtual con predisposición negativa hacia estas medidas y propinen como alternativa flexibilizar el límite para el déficit, esto es, cargar de manera individualizada cada país con los gastos que se deriven de esta pandemia. 
En el lado opuesto, países como España, Italia o Portugal reclamaban soluciones más solidarias y apoyadas en bloque, con la finalidad de no dejar desamparado a ningún miembro de la Unión Europea. La reunión se alargó durante seis horas y los responsables de los gobiernos europeos no fueron capaces de llegar a ningún acuerdo. Representantes de Alemania y Países Bajos se plantaron y se negaron a posibilitar esas medidas extraordinarias.
En rueda de prensa posterior pudieron conocerse públicamente algunos de los extremos sostenidos durante esa conferencia, gracias a las declaraciones del mandatario portugués, Costa, quien no dudó en tildar de repugnante y mezquino el discurso de los representantes holandeses, quienes llegaron a afirmar que «España o Italia admiten a personas demasiado viejas en sus centros sanitarios», que en sus países no serían admitidos, dado que en ellos la cultura es diferente respecto a las personas de la tercera edad.
Costa advirtió, con palabras que nos parecen bastante sensatas, que «si algún país de la UE cree que resuelve el problema del coronavirus dejándolo a otros, está muy engañado, porque el virus no conoce fronteras». Los representantes han aplazado la salida a esta situación de bloqueo a una próxima reunión.
Queda por tanto muy en entredicho la función y el sentido de la Unión Europea. Si los máximos responsables de los estados miembros son incapaces de llegar a un acuerdo ante una crisis que amenaza con segar la vida de miles de sus propios ciudadanos europeos, ¿para qué existe entonces la UE?
Recuerda esta situación a aquella no tan lejana sobre los sistemas de pensiones en los que se llegaba a afirmar que la longevidad de los ciudadanos era un inconveniente para la sostenibilidad de los sistemas públicos de garantías sociales. Se revela de nuevo que la UE, aunque ha variado su denominación, no se aleja mucho de las intenciones que señalaba su anterior nombre, Comunidad Económica, y demuestra que su principal interés está en la posibilidad de favorecer el movimiento y acumulación de capitales, por encima de la vida de sus propios ciudadanos europeos. Esperemos que en breve sea posible un entendimiento que sea más favorecedor a la solidaridad y la humanidad. Nos tememos que el inexorable avance del virus será el juez que haga inclinar la balanza hacia el acuerdo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.