¿Por qué crees que no te habían contado esto?

0

Estamos a las puertas de un nuevo 8M, y como feminista integrante del Front Abolicionista-PV y como psicóloga sanitaria, reclamaré la Abolición de la mercantilización del cuerpo de las mujeres, por responsabilidad y coherencia con mi código deontológico como profesional del área de la Salud, con mi militancia en un partido de izquierdas y como conocedora de la Teoría política feminista.

El conocimiento es poder y desarrolla el pensamiento crítico, y este debería poder ayudarnos a rechazar la intoxicación y la manipulación de la información que a diario nos llega, y que, entre a otras/os, también afecta al Movimiento Feminista, con el único objetivo de perpetuar la subordinación, la discriminación y la injusticia social.

Un breve recorrido por la Hª del Pensamiento Filosófico y su posterior análisis espero que sirva para sacar a la luz muchas verdades incómodas:

  • En el s IV a.c. Aristóteles, considerado el padre de la Filosofía occidental, en su libro “La política”, escribe: “El macho es por naturaleza superior y la hembra inferior; uno gobierna y la otra es gobernada; este principio de necesidad se extiende a toda la humanidad”.
  • S. Agustín en el s IV d. c., doctor de la Iglesia católica, una de las máximas figuras del pensamiento cristiano escribió: “Dios somete lo femenino a lo masculino, lo más débil a lo más fuerte, lo más necesitado a lo menos indigente”, y “Cuando dos naturalezas se hallan en conflicto entre sí, es tarea difícil y peligrosa restablecer el orden. Se produce una falsa paz si el marido es vencido y domina la mujer; el orden justo se da cuando la mujer se somete al marido como su señor. Pero teniendo en cuenta que no se trata de dos naturalezas, puesto que la mujer fue hecha del varón”.
  • Concilio de Macon en el s VI, aquí se debatió la condición humana de la mujer porque había dudas, y en este Concilio se debía determinar si tenía alma, y por tanto, humanidad. Por un solo voto de diferencia se concluyó que las mujeres eran humanas, pero siguiendo el orden natural y por tanto dominadas siempre por los hombres como determinó Dios en el Génesis.
  • Rousseau, s XVIII, que en “El contrato social” reivindicaba la libertad e igualdad de los hombres bajo un Estado instituido por medio de un contrato social, escribió en otra obra, “El Emilio”: “Las mujeres están hechas especialmente para complacer al hombre, para hacer su vida agradable. Su espacio natural es el hogar, y deben dejarse guiar por el juicio de los demás (hombres) siguiendo su biología”.
  • Kant, s XVIII, uno de los filósofos más influyentes de la Europa moderna y de la Filosofía universal, mantenía que las mujeres carecían de la racionalidad necesaria para el deber moral: “La virtud de las mujeres es ser bellas, la de los hombres, ser nobles”. Y era tajante respecto de su aversión a compartir el proceso de cultura con el “bello sexo”, porque, “una mujer que tenga la cabeza llena de griego, o que sostenga discusiones profundas sobre mecánica, debería además tener barba, porque así expresarían más claramente la imagen de pensamiento sesudo por el que se esfuerzan”.
  • Schopenhauer, s XIX, considerado uno de los filósofos más influyentes de su siglo y referente del Romanticismo escribió: “El sexo femenino es naturaleza, y en propiedad hay que hablar de lo femenino, que es en sí una estrategia de la naturaleza para reproducirnos. Por eso sus características son: inconsciencia, inintelegibilidad, cortedad de miras, incapacidad de formar representaciones o conceptos, incapacidad de prever el futuro, e incapacidad de reflexionar sobre el pasado, es decir, un puro existir sin conciencia de sí misma”.
  • Proudhon, s XIX, filósofo político, revolucionario francés, y uno de los padres del anarquismo, defendió que “afirmar que una mujer es igual a un hombre significaría el fin de la institución del matrimonio, la muerte del amor y el fin de la raza humana. No hay otra alternativa para las mujeres que la de ser amas de casa o prostitutas”.

¿Qué tenemos delante?. Pues el origen y el mantenimiento de las estructuras de pensamiento que posibilitan el abuso de poder, la discriminación y las violencias de todo tipo sobre las mujeres: pederastia, violación, prostitución, mutilación genital, matrimonio forzado, matrimonio infantil, embarazo no deseado, agresión física, negación de derechos civiles, asesinato misógino… Todo deriva de establecer que la mujer no es en sí misma sino en función del hombre y sus necesidades, nada de lo enumerado se podría mantener sin partir de la alienación y subordinación que conllevan estas estructuras de pensamiento androcéntrico.

Estas ideas son la base sobre la que se diseñó la actividad de la prostitución y las que la alimentan. La prostitución nunca fue un trabajo porque ninguna actividad que las mujeres hicieran se consideraba así, eran los hombres los que trabajaban o vivían de su estatus de privilegio y eso garantizaban el sustento de las niñas/os y mujeres vinculadas a él, que a cambio tenían asignadas funciones relacionadas con la organización familiar, sin ningún tipo de remuneración ni posibilidad de autonomía. Pero siempre había mujeres y niñas que perdían o carecían de vínculo masculino y por tanto de sostén social, ya que se había diseñado bajo la premisa de la subordinación femenina a la figura masculina y en ausencia de esta, y en situación de desamparo, la subordinación pasaba de la vinculación a una figura masculina a la vinculación con muchas, y esa es la esencia de la prostitución. Este recurso también se usó como castigo para niñas y mujeres rebeldes porque podían ser repudiadas y quedar en desamparo; más adelante fue posible convertir el recurso de supervivencia de la prostitución en negocio, porque una estructura socioeconómica que impedía la autonomía y la independencia económica de las mujeres, siempre contaba con un buen número de ellas en situación de desamparo social, destinadas a satisfacer las apetencias sexuales masculinas de unos y a llenar los bolsillos de otros. A todo esto hay que añadir que la actividad de la prostitución siempre ha dañado gravemente la salud de las mujeres prostituidas: enfermedades de transmisión sexual, inmunológicas, lesiones anatómicas, fisiológicas, trastornos cognitivo-conductuales, adicción a drogas y psicofármacos, sin olvidar los índices de suicidio y de asesinatos misóginos.

Después de exponer todo esto solo se me ocurren tres razones por las que algunas/os quieran regular la prostitución:

  1. Desconocimiento e información errónea, que interesadamente han propiciado las élites con poder político, económico y religioso.
  2. El conformismo con el sistema de depredación prostitucional ante la permisividad interesada, la desidia o la inadecuación de las medidas tomadas por la clase política, y el desinterés y la indiferencia de la sociedad.
  3. La carencia absoluta de ética, que es sustituída por un comportamiento asocial y depredador.

Las dos primeras razones hay que solventarlas lo antes posible, y las/os representantes políticas/os que afirmen que buscan una sociedad igualitaria y justicia social necesitan conocer en profundidad la Teoría política feminista, para evitar caer en continuismos del sistema maquillados de modernidad, transgresión y subversión. Algo tan básico como que la única propiedad de la mujer en prostitución es su alienación y su sufrimiento desaparezca en el discurso regulacionista, y se presente como ocio y entretenimiento para el hombre y una opción de trabajo para la mujer, es el mismo argumento rancio y patriarcal que solo busca mantener el mismo comportamiento masculino nauseabundo de siempre, y el beneficio económico en los bolsillos de los de siempre. Y resulta indignante que esas mismas/os representantes políticas no hayan tomado medidas de todo tipo mucho antes, que hubieran evitado que España sea en la actualidad el primer país en consumo de prostitución en Europa y va parejo su consumo en pornografía.

La tercera razón hay que denunciarla con contundencia.

Por todo esto y como psicóloga sanitaria, feminista, militante en un partido de izquierdas y por responsabilidad con los dos hijos que he traído a este mundo, soy ACTIVISTA ABOLICIONISTA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.