Los golpistas bolivianos continúan con la represión ante la indiferencia de la comunidad internacional

0

El gobierno boliviano surgido del golpe de estado contra el presidente Evo Morales continúa su deriva autoritaria ante el silencio cómplice de la comunidad internacional. Tras el cierre de las cadenas de televisión Telesur y RT, policías y militares destrozaron distintos medios de comunicación comunitarios en los disturbios que tuvieron lugar en todo el país entre octubre y noviembre del año pasado.Desde entonces, el ejecutivo ha suspendido la emisión de hasta 53 cadenas de radio, en algunas de las cuales -según denunció el dirigente del movimiento campesino en declaraciones a La Razón-, incluso las fuerzas del orden llegaron a saquear las emisoras.Así, la autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Añez, a través del Ministerio de Comunicación, pretende de esta forma acabar con la libertad de expresión en un país que se acerca cada vez de manera más trágica a sistemas que ya parecían olvidados en el continente americano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here